Puerto Rico 13 agosto 2018

Preocupada la Federación

Morales Laboy dijo que faltan sobre 1,000 plazas de maestros por nombrar.

El vicepresidente de la Federación de Maestros de Puerto Rico (FMPR), Edwin Morales Laboy, describió el inicio del nuevo año escolar en el Departamento de Educación (DE) como “el peor” en décadas dado a las condiciones en las que se encuentran algunos planteles escolares, la falta de personal docente y los problemas que han ocurrido con la matrícula de los estudiantes.

“Creemos que este es el peor inicio de curso en décadas donde al sol de hoy, en agosto, muchas escuelas no tienen idea de las organizaciones escolares que fueron impuestas de nivel central”, expresó Morales Laboy en una rueda de prensa.

El líder magisterial recordó que faltan sobre 1,000 plazas de maestros por nombrar, innumerables reparaciones por hacer en las escuelas que han sido señaladas como receptoras y que aún hay estudiantes que desconocen el plantel a donde serán trasladados y otros no cuentan con el servicio de transportación escolar.

Comentó, además, que hay maestros que fueron declarados excedentes a pesar de que eran necesarios en la escuela que estaban asignados y que a otros se les han violado sus derechos de antigüedad.

“Desgraciadamente, mañana (hoy) lunes, nuestros estudiantes y educadores encontrarán un sistema educativo desorganizado, lleno de desasosiego y en caos, por causa de la incapacidad administrativa de la secretaria del DE, Julia Keleher”, expresó. “El Departamento de Educación no está listo, nosotros podemos confirmar eso por lo que hemos visto en las escuelas”, abundó.

Morales Laboy recordó que el miércoles habrá un paro magisterial y se realizará una marcha desde la Plaza Colón hacia La Fortaleza a partir de las 10:00 de la mañana.

En tanto, Johanna Díaz, madre de dos estudiantes de la escuela Julia de Burgos en Canóvanas, mencionó que los padres de esta escuela en lista de cierre han tenido problemas con la matrícula de sus hijos.

“La escuela receptora (Juana Rodríguez Mundo) no nos está recibiendo. En mi caso, que son dos nenes, he sentido el discrimen y las represarías por haber defendido la educación de mis niños. No me los aceptaron y siendo de Canóvanas, me los tuve que llevar a Carolina (a la escuela Prisco Fuentes)”, sostuvo.

Mientras, Jinnette Morales, madre de un niño de educación especial, alegó que muchos de estos estudiantes no van a poder contar con la transportación hoy porque no tienen las rutas listas.

En reacción a los reclamos de la FMPR, Keleher dijo a EL VOCERO que sabe dónde están las necesidades y las vacantes en cada plantel escolar. “Yo me levanto con la preocupación y la urgencia de que yo no puedo dejar pasar otro día y dejarme llevar por la resistencia de que el sistema no quiere cambiar. Te ponen un sinnúmero de obstáculos y al final los niños son los que salen perjudicados”, expresó.

Fuente: elvocero.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario