Puerto Rico 30 julio 2021

Se agudiza la crisis de abastecimiento en los puertos de la Isla

Cerca de 5,000 contenedores se mantienen varados en los puertos

La crisis que genera el conflicto obrero patronal entre la empresa Luis Ayala Colón, operador del Muelle de San Juan y la Unión de Trabajadores de los muelles —International Longshoremen’s Association (ILA Local 1740)— se agudiza con cerca de 5,000 vagones varados en los puertos y la posibilidad de que el conflicto se extienda al terminal norte que recibe la mercancía de Estados Unidos.

Transcurrida más de una semana, no se contempla una negociación que culmine el conflicto, esfumándose la esperanza que generó el retiro de los cargos radicados por el patrono ante la Junta Nacional de Relaciones del Trabajo (JNRT).

Según declaraciones emitidas por el Departamento del Trabajo, confían en que el próximo martes las partes logren ponerse de acuerdo y den fin a la controversia.

Marrero explicó que el patrono se rehúsa a resolver el tranque y a acoger la resolución de la JNRT, y se mantiene firme en asignar funciones a personal que no le corresponde.

Aludió al origen del conflicto, que se desató cuando el patrono implementó un nuevo sistema tecnológico para entrar datos, pero se niega a contratar el personal necesario para realizar esas funciones.

“El lunes recibimos la noticia del retiro de los cargos por parte del patrono. Esto lo que denota es que la junta entendía que no tenía méritos el reclamo y en vez de desestimarlo le dieron la oportunidad al patrono de retirarlo. Se entiende que no hay caso, pero insisten en continuar con su posición en contra de los trabajadores”, afirmó Marrero.

“Hasta el momento hemos tratado la acción concertada de la manera más minúscula posible, solo en la parte de carga internacional que atraca en el terminal sur. Si se nos identifica que la carga que viene es de primera necesidad la estamos cargando y descargando. Pero sin son cosas no fundamentales entonces no se trabajan”, detalló sobre la estrategia sindical.

Reaccionan empresas importadoras

Gloria Velázquez, gerente general de operaciones de la empresa Oceanic, afirmó que han perdido sobre 1,000 vagones que no han podido desembarcar y que provienen de China, Indonesia, Filipinas, Europa, Suramérica y Centroamérica.

Indicó que los contenedores traen alimentos, productos de ferreterías, productos farmacéuticos y también las camisetas que va a vender Me Salvé para la caminata de Raymond Arrieta y la caminata del Alzheimer.

Aunque la ejecutiva no pudo dar una cifra de a cuánto ascienden las pérdidas que les ocasiona que los barcos no puedan bajar la carga para ser distribuida, aseguró que son millones de dólares.

“Algunos barcos paran y otros lo siguen de largo porque conocen la situación. Las pérdidas son millonarias y no sabemos cuándo esos barcos vayan a regresar. No tenemos respuestas para nuestros clientes”, agregó con tono de frustración y preocupación.

Un empleado de Puerto Rico Importing and Stevedoring, empresa agente de Evergreen Line en Puerto Rico, quien pidió que no se le identificara, sostuvo que el conflicto en los puertos afecta tanto los ingresos de la empresa como al consumidor.

“De la carga que llegó el sábado, bajamos 143 vagones de 614. La carga que provenía de Panamá, regresó a ese puerto y al de República Dominicana porque aquí no se puede bajar. En esos vagones hay muebles, efectos escolares, abanicos, escobas, plásticos, materiales de construcción, juguetes, azúcar, madera, papel y productos farmacéuticos... hay de todo”, detalló.

Sostuvo, además, que la situación genera pérdida de ingreso a la empresa de distribución, lo que seguirá ocurriendo mientras no se resuelva el conflicto con la unión.

“No puedo decirte cuánto dinero se está perdiendo a diario, pero si no llega la carga, la empresa no cobra. Son muchas las empresa y navieras afectadas”, aseguró.

Expresó preocupación por el efecto que el conflicto pudiera tener en la población en general.

“Me preocupa mucho la economía de Puerto Rico. Tenemos la tormenta perfecta, para que se afecte el comercio en general. Ya había escasez en las góndolas con la falta de productos a nivel mundial y el alza en los costos de los fletes. No hay mercancía en las tiendas y también se afecta la exportación. Los productos tampoco están saliendo”, apuntó.

El VOCERO solicitó la reacción de Hernán F. Ayala, vicepresidente ejecutivo de Luis A. Ayala Colón Sucrs., Inc., pero se informó que no emitiría declaraciones.

Fuente: elvocero.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario