Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a americateve. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
20 de febrero de 2019

Sequía podría extenderse

Se anticipa que para junio podrían registrarse precipitaciones que subsanen la aridez que experimenta el 80% de la Isla

20 de febrero de 2019 - 09:10

El déficit de lluvia que arropa a un 80% de la Isla viene arrastrándose desde octubre del año pasado y se podría extender hasta mayo o junio, afirmaron dos expertas en meteorología consultadas por EL VOCERO.

Aunque los meses que comprenden de enero a marzo suelen ser los más áridos, el cuadro se complicó porque, según la hidróloga del Servicio Nacional de Meteorología (SNM), Odalys Martínez, “llegamos a la época seca, secos”.

“Una cosa es nuestra época seca, otra cosa es estar en sequía. Climatológicamente hablando, los meses de diciembre, enero, febrero y marzo son meses secos. Es usual ver una disminución en lluvia comparado con mayo, septiembre, octubre, que son meses húmedos. Así se comporta la lluvia en nuestra zona”, dijo Martínez.

El patrón meteorológico supondría que ya cuando se llega a esta época, las lluvias del año pasado subsanen el tiempo árido en esta zona caribeña, algo que no ocurrió.

“Estamos en nuestra época seca y estamos en sequía moderada. Septiembre y octubre de 2018 no fueron tan lluviosos como suelen ser, así que desde ese momento llevamos arrastrando un déficit de lluvia”, expuso la experta en cuerpos de agua.

“Para finales de abril a mayo nos movemos hacia nuestra época lluviosa y la época más propensa a la precipitación. De poco en poco se podría estar aliviando ese déficit. Técnicamente, siguiendo la climatología, nos queda por lo menos un mes más de época seca”, agregó.

El Monitor de Sequía de Estados Unidos informó que 20% del País se encuentra bajo “sequía moderada”.

Ciales, Morovis, Orocovis, Corozal, Coamo, Barranquitas, Naranjito, Comerío, Salinas, Cabo Rojo, Guánica, Lajas y Guayama son solo algunos de los 24 municipios bajo la clasificación de “sequía moderada”.

Los más afectados

Martínez explicó que lo que se está experimentando en la Isla responde a varios factores, entre ellos el que se haya mantenido la represa de Guajataca por debajo del nivel óptimo de agua para reparar fallas registradas luego del huracán María en 2017.

“Lo que está sucediendo en Guajataca, hay otro factor adicional, que es el hecho de que ellos están controlando los niveles. En el caso de ellos —como bien dijo el director de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (Elí Díaz Atienza)— les cogió la época seca con niveles por debajo de los que suelen estar en la época seca”, aludió.

En el marco de esta situación, Díaz anunció un plan de racionamiento que entraría en vigor este viernes para alternar el servicio de agua a los abonados de siete pueblos que se sirven de Guajataca.

Cambio climático juega su parte

Además de los factores indicados, el evento de sequía en la Isla se debe en gran parte al fenómeno atmosférico El Niño y al cambio climático provocado por el calentamiento global, sostuvo la meteoróloga Ada Monzón.

El Niño es un evento climático relacionado con el calentamiento del Pacífico oriental ecuatorial, cuyo patrón cíclico se manifiesta de cada dos a siete años.

“Si los modelos climatológicos están correctos, como el fenómeno de El Niño es uno relativamente débil, es probable que termine en el verano y regresemos a un patrón de lluvias normales o sobre lo normal a partir de junio”, explicó Monzón a EL VOCERO.

Mencionó, además, que en Puerto Rico los eventos notorios de aridez ocurren cada 10 años.

“En menos de cuatro años estamos en otro patrón (el anterior fue en 2015) de sequía, aunque no sea fuerte. Estos cambios extremos en el tiempo es lo que en realidad podemos atribuir al cambio climático”, dijo. “El planeta está cambiando y tenemos que adaptarnos a los cambios. Poco a poco nos estamos dando cuenta que esa es nuestra nueva realidad”, agregó.

Destacó que otro factor que contribuye a la sequía actual es la sedimentación en los cuerpos de agua provocada por María.

“Además, la deforestación y otras situaciones adicionales que han exacerbado el manejo de los recursos de agua en Puerto Rico. Y eso compromete nuestro uso del agua cuando hay tiempos de sequía”, apuntó Monzón.

El evento actual no se compara con la sequía severa de 2015. En aquel momento, expertos coincidieron en que esta fue una de las peores registradas en la Isla en el último siglo.

Durante ese episodio —que se extendió por varios meses— se tuvo que implementar un plan de racionamiento de agua extremo. Específicamente, en el área metropolitana el servicio se vio interrumpido durante dos de cada tres días.

Según datos publicados en la página digital del EcoExploratorio, la sequía más severa que ha ocurrido en la Isla fue entre 1964-1967. En esa época, el embalse de Carraízo no alcanzó a llenarse a capacidad por más de un año, al tiempo que la precipitación había bajado aproximadamente en un 30% del promedio anual.

FUENTE: elvocero.com

20 de febrero de 2019 - 09:10

Deja tu comentario

¿Querés estar informada/o las 24hs?

Suscribite a nuestro Newsletter