Puerto Rico 27 septiembre 2018

Sin evaluar más de 2,000 "rape kits"

Trasciende que el potencial material genético de agresores sexuales se encuentra en bóvedas del NCF

El Negociado de Ciencias Forenses (NCF) mantiene en sus bóvedas más de 2,000 “rape kits” con material genético de posibles agresores sexuales que desde 2006 hasta 2018 no han podido ser procesados.

La información trascendió ayer durante una vista pública de la Comisión de Seguridad del Senado sobre la resolución del Senado 417, que busca investigar el cúmulo de pruebas de “rape kits” sin analizar en Forenses. Los únicos legisladores asistentes fueron Henry Neumann —quien preside la comisión— y la senadora del Partido Nuevo Progresista (PNP), Zoé Laboy.

La función de los “rape kit” es conservar la evidencia de ADN que pudo haber sido obtenida en la escena donde ocurrió la agresión sexual, pero también puede ser colectada del cuerpo, la ropa u otros artículos de la víctima o del ofensor sexual.

“Le estamos pidiendo al negociado que nos dé una recomendación de cómo ellos piensan trabajar estos más de 2,000 casos que están allí en las bóvedas”, detalló Laboy. Esta explicó que el ataponamiento de esta evidencia impide que el material sea sometido al Sistema de Indice Combinado de ADN (Codis, por sus siglas en inglés).

El Codis es un programa informático que contiene bancos de datos locales y de Estados Unidos de perfiles de ADN de agresores sexuales y de personas que han cometido otros delitos.

Los casos que siguen pendiente para evaluación, según Laboy, se dividen en los que tienen querella y los que no tienen querella. Sin embargo, el personal del NCF que acudió a la vista no precisó un número exacto de los “rape kits” sin evaluar, pero sí atribuyeron su ataponamiento a la falta de recursos científicos en el negociado.

“Los que no tienen querellas los ponen hacia un lado para darle prioridad a los que sí tienen querella porque ahí los casos están pendiente, pero de todas formas como bien dicen los representantes de Ciencias Forenses hay más demanda de la cantidad de científicos que pueden llevar a cabo los exámenes”, comentó Laboy.

Sobre la falta de personal en el negociado, el presidente de la Unión Local del ICF, Carlos Vélez Miranda, estimó en entrevista con EL VOCERO que solamente hay 14 empleados asignados en el área de ADN, de los cuales siete empleados son transitorios.

Estadísticas

Según datos estadísticos del NCF, desde agosto de 2006 hasta el 20 de septiembre de 2018, se han completado aproximadamente 1,132 querellas de agresión sexual.

En su ponencia, la administradora del Banco de Datos de ADN —entidad adscrita al NCF— Mariel Candelario se refirió a la acumulación de “rape kits” sin procesar como “backlog”. “Para nosotros un ‘backlog’ es (aquello) que no analicé, pero quizás ya el agente o el fiscal resolvió el caso. Así que yo lo estoy contando como un ‘backlog’, pero en realidad ese caso ya se resolvió y no es un ‘backlog’ real”, indicó la funcionarias a preguntas de la prensa.

De otro lado, la procuradora auxiliar de la Oficina de la Procuradora de las Mujeres (OPM), Madeline Bermúdez, destacó que en medio del proceso en que se transfiere este “kit”, las agencias no tienen comunicación con la víctima sobre el estatus del proceso científico.

Señaló, además, que hace falta personal médico en los hospitales privados y en los Centros de Diagnóstico y Tratamiento (CDT) que sepan manejar los casos de violación. Comentó que incluso, al momento de hacer la prueba, hay médicos que le dicen a la víctima “abra las piernas” en lugar de “separe las piernas”.

Ante la falta de detalles de parte de Forenses, Neumann le concedió diez días para que sometan un plan de cómo atenderán estos casos. Solicitó, además, una vista ocular para entre dos semanas visitar las bóvedas de Forenses. También pidió que se cite a los hospitales privados y a los municipios con CDT para una próxima vista.

“Esto es algo con lo que estamos bien impresionados y desfavorablemente como hemos escuchado hoy (ayer), porque es otro problema adicional que tiene el Ciencias Forenses, ya no en el movimiento de los cadáveres, sino en el manejo de los casos de violación”, expresó.

Notas Relacionadas

Deja tu comentario