25 octubre 2021

Quieren darle un nuevo uso al Museo de la Transportación en Guaynabo

Así lo expresó el alcalde Ángel Pérez

El Museo de la Transportación —como parte de su metamorfosis de atracción turística a elefante blanco— dejará de ser museo para convertirse en un espacio comercial.

El alcalde de Guaynabo, Ángel Pérez, señaló que la estructura continuará de pie, pero su interior no volverá a ser museo. Informó que otras galerías emblemáticas de la administración de Héctor O’Neill tampoco han generado el dinero suficiente como para sostenerse solas.

“Museo, no. Eso no regresa a ser museo. Los números lo que nos dicen es que ese museo tampoco era autosustentable. Nosotros estamos buscando el mejor uso de fondos públicos. En este momento, hasta que no arreglemos lo que fuimos afectados y saquemos las oficinas que están allí —que son temporeras— pues una vez ellos salgan buscaremos la mejor utilidad de esas facilidades y buscaremos algo comercial mediante una Alianza Público Privada”, explicó Pérez a EL VOCERO.

La estructura sufrió daños tras el paso del huracán María, en 2017, pero se convirtió en un ‘head start’ municipal poco después. Sin embargo, ahora alberga a la Oficina de Finanzas del ayuntamiento, ya que el ciclón obligó el cierre de uno de los anexos de la casa alcaldía.

El Museo de la Transportación fue inaugurado en 2015 por O’Neill, luego de una construcción que costo $11,110,139. Entre sus atractivos se encontraban simuladores de avión y autos, así como modelos a escala de los barcos La Pinta, La Niña y La Santa María.

La página oficial del municipio lo describe una “enorme galería de 30,000 pies cuadrados y de arquitectura moderna” que “guarda la documentacion historica sobre el transporte”.

Desde su llegada a la silla municipal, Pérez ha señalado que tanto el Museo de la Transportación, el Museo del Deporte y el Museo de la Música, operan en déficit.

Aunque cada uno fue construido con fines turísticos mediante préstamos con la banca privada y el ya liquidado Banco Gubernamental de Fomento (BGF), representan un gasto para Guaynabo.

El Museo del Deporte, inaugurado en 2004, es el único de los tres que permanece abierto. El Museo de la Música estaba bajo construcción.

“El del Deporte está. Tenemos exhibición de Roberto Clemente. El de la Música, tenemos unas negociaciones con compañías para la utilidad de ese espacio”, adelantó Pérez, quien espera hacer el anuncio a esos fines en los próximos meses.

La construcción del Museo del Deporte costó $15 millones.

En el caso del Museo de la Música, originalmente se suponía que abriera en 2017, tras una inversión de $17 millones. Sin embargo, problemas posteriores con el contratista retrasaron la apertura y el presupuesto requerido, según detalló.

Deja tu comentario