Puerto Rico08 mayo 2019

Recelo cameral por las zonas libres de IVU

Varios representantes expresan reparos con la medida de la autoría de Miguel Romero

La propuesta de ley que busca establecer zonas libres de Impuesto de Ventas y Uso (IVU) en San Juan para impulsar el desarrollo económico de zonas despobladas —de la autoría del senador novoprogresista Miguel Romero— no cayó bien en la Cámara de Representantes.

A un día de que el Senado aprobara la medida por descargue, fueron varios los representantes de mayoría y de minoría que expresaron reparos con el proyecto, cuyo lenguaje no garantiza cuál será el mecanismo que sustituirá los recaudos de ese impuesto a nivel estatal ni municipal.

El presidente de la Comisión de Hacienda de la Cámara, Antonio “Tony” Soto, señaló que “a nivel contributivo se puede hacer ese tipo de diferencias entre regiones, pero dada la situación en que se encuentra Puerto Rico nosotros tenemos que ser sabios en las medidas que aprobemos y tomemos en consideración y ver si impactan el fisco”.

Sugiere otras alternativas

Opinó que existen otros mecanismos para impulsar el desarrollo económico del casco urbano de Río Piedras y de otras zonas deprimidas de la Isla. Señaló que una alternativa para ello es el proyecto de Zonas de Oportunidad que recientemente aprobó la Cámara.

“Si lo refieren a mi comisión lo evaluaremos de forma responsable, como hemos hecho con todas las demás medidas”, dijo Soto, sobre el proyecto de Romero, quien no descartó requerir las posiciones de las agencias económicas del gobierno sobre la medida o encomendar un estudio privado que calcule su impacto.

Precisamente ayer, el representante novoprogresista José A. Banchs Alemán expresó su intención de enmendar el proyecto de Romero para que las zonas sin IVU se extiendan a todo Puerto Rico. “La creación de zonas libres de IVU propicia la rentabilidad de la inversión privada y, a su vez, hace frente al reto que enfrentan los municipios para restablecer la competitividad de sus centros urbanos”, comentó.

Ante esto, Soto dijo que “lo que expresa de cierta manera el representante Banchs Alemán es que la situación que atraviesa Río Piedras no es necesariamente una situación aislada. La preocupación de recesión económica que pasa el Paseo De Diego no es algo aislado porque ocurre en otros municipios y en otros cascos urbanos”.

Según Soto, el acuerdo entre bonistas y la Corporación del Fondo de Interés Apremiante (Cofina) provoca que al menos $400 millones de los recaudos del IVU, del primer año, estén comprometidos para el pago de la deuda. Dijo que “estas son las cosas que tenemos que mirar” cuando se le preguntó si esa cantidad de dinero —que está comprometida— hace viable la aprobación de la medida de Romero.

En tanto, la vicepresidenta de la Cámara, Lourdes Ramos, manifestó que el proyecto puede ser inconstitucional. “Seleccionar una sola área de Río Piedras para la zona libre de IVU podría ser inconstitucional partiendo desde el punto de vista de que hay ventaja en otros sectores. Lo que se puede hacer en Río Piedras también se puede hacer en Tras Talleres en Santurce, que no es lo mismo. Entonces, también lo va a reclamar un sector marginado en Ponce, en Mayagüez o en Cabo Rojo”, sostuvo.

Otro que vio con recelo el proyecto fue el representante popular Javier Aponte Dalmau, quien señaló que la exención de impuestos siempre se establece para artículos específicos, no para todos.

“Si seguimos jugando a la politiquería y dando incentivos a la gente pues jamás podremos presentar un presupuesto balanceado como se le ha estado exigiendo al gobierno desde hace décadas”, manifestó.

Fuente: elvocero.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Deja tu comentario