Puerto Rico 19 diciembre 2018

Reclaman espacio para requisito de trabajo

Son 160,000 los beneficiarios del PAN que deberán trabajar o hacer voluntariado

Los choques entre la administración de Ricardo Rosselló y la Junta Federal de Control Fiscal continuaron ayer luego de que el organismo creado con la ley federal Promesa cursara una carta al Departamento de la Familia pidiéndole que implemente el requisito de trabajo a los beneficiarios del Programa de Asistencia Nutricional (PAN), acción para la cual el gobierno pidió “espacio”.

El primer ejecutivo comentó ayer en conferencia de prensa que la iniciativa forma parte de sus propuestas y que la implementación de la misma requerirá de un tiempo. “Lo establecimos desde la campaña (política)... una transición de golpe hacia el trabajo. Habíamos hablado con la junta para implementarlo y era uno de los componentes en los que estábamos de acuerdo para poder transicionar la gente de la economía informal a la formal”, expresó.

Al mismo tiempo, la secretaria de la Familia, Glorimar Andújar —a quien la junta dirigió la carta—, señaló a EL VOCERO que su implementación no iniciará hasta 2020.

“La diferencia es que la junta quiere implementarla inmediatamente cuando lo que nosotros queremos es que se dé un espacio para la implementación”, dijo Rosselló. Además, explicó que su pedido de espacio responde a que se debe cumplir con un proceso de transición.

“Esto se ha hecho en muchas jurisdicciones y las mejores prácticas de otras jurisdicciones ponen un tiempo de transición para que se pueda implementar este mecanismo. La consideración de que esto fuera por alguna razón política es absurda porque yo propuse esto precisamente en la campaña y antes de ser gobernador”, sostuvo.

Comentó que no le parece prudente implementar este cambio de manera acelerada, tal cual solicitó la directora ejecutiva de la junta fiscal, Natalie Jaresko. “Nosotros vamos a ejecutar consistente con las mejores prácticas a nivel mundial y se va a cumplir con establecer el trabajo por ‘welfare’, pero de nada vale implementar una medida que puede ser positiva y que colapse por la pobre implementación”, manifestó el gobernador.

“Queremos ser sensibles con esto”

El periodo de transición que solicitó Rosselló a la junta es de un año. Luego daría paso a su implementación en 2020, según dijo en rueda de prensa. Según datos de Familia, 160,000 beneficiarios, de entre 18 años y 59 años se verán obligados a buscar empleo o realizar labor voluntaria mediante esta iniciativa.

“Si no se cumple con ese compromiso de manera escalonada se empieza a reducir el acceso a los beneficios de asistencia nutricional. Queremos ser sensibles con esto... el requisito es conseguir trabajo, pero si no se puede conseguir trabajo hay otras ventanas para voluntariado y trabajar con organizaciones sin fines de lucro”, concluyó Rosselló.

La posición de Jaresko, esbozada en la carta, es que el gobierno lo implemente tan rápido como sea posible y en cumplimiento con el plan fiscal certificado. “Posponer la implementación total del requisito de trabajo impactará negativamente el crecimiento económico y hará menos para reducir la pobreza, pues la nueva política será menos efectiva en incrementar los incentivos para entrar al mercado laboral formal”, expresó.

El plan fiscal certificado requiere que esta transición comience en el año fiscal 2020 —empezando en julio de 2019— y que el requisito de trabajo/voluntariado/educación comience una vez el beneficiario haya recibido el beneficio del PAN por más de tres meses.

Fuente: elvocero.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario