Ricky Martin 10 junio 2020

Ricky Martin dice que tiene miedo vivir en EEUU: "Soy un hombre latino, homosexual, casado con un hombre árabe"

El mundo entero se ha sumado a la ola de protestas que se han llevado a cabo en diferentes países, pero sobre todo en Estados Unidos desde la muerte de George Floyd. Tras el vídeo en el que se veía perfectamente como un policía asfixiaba a este hombre, tras una detención, en el suelo, muchas han sido las personas que han salido a la calle a protestar.

A partir del 25 de mayo, ese contenido se propagó por las redes sociales dando la vuelta al mundo entero y propiciando todo tipo de manifestación en contra de la discriminación racial.

Famosos del mundo entero han colgado estos días en sus redes sociales una imagen de color negro para sumarse a esta causa y demostrar que están en contra de cualquier discriminación racial.

image.png

A pesar de que estemos viviendo en el siglo veintiuno, parece ser que hay muchas personas que todavía no entienden que todos somos iguales.

Ricky Martin ha concedido una entrevista al periodista Enrique Santos en lasopa.com y en ese espacio ha hecho unas declaraciones que nos han dejado con la boca abierta. Parece ser que el cantante siente miedo por lo que pueda pasar con su vida y nos deja titulares que son escalofriantes: “Soy un hombre latino, homosexual, casado con un hombre árabe, viviendo en los Estados Unidos. Soy una amenaza para esta gente por donde lo veas”.

Un testimonio que nos ha dejado paralizados porque refleja muy bien la realidad que están viviendo muchísimas personas en Estados Unidos y en muchas otras partes del mundo.

No todo termina ahí, el cantante confesaba que: “Yo no crecí pensando que Estados Unidos era así, pero siempre ha estado así. Ahora tenemos cámaras y lo vemos. Ahora los ciudadanos grabamos las injusticias”.

Si hay algo que tiene claro Ricky Martin es que esto no es algo nuevo, sino una discriminación que lleva existiendo muchos años, pero que ahora ha visto la luz.

Como bien sabemos, el artista convive con sus hijos y lo único que tiene claro es que les educa con amor. Durante estos días les ha mantenido alejados de la televisión para que no vieran las imágenes tan dramáticas de todo lo que está saliendo por los medios de comunicación: “Yo les enseño a mis hijos el amor.

Estos últimos veinte días hemos tratad de ver lo menos posible la televisión, ha sido una gran terapia alejar a los niños de la pantalla. Ellos no ven televisión, pero escuchan lo que está pasando”.

Deja tu comentario