Salud 05 febrero 2021

Carlos Mellado culpa a la Guardia Nacional por vacunación de empleados de la CEE

El secretario designado del Departamento de Salud fue interpelado en la Cámara de Representantes

El secretario designado del Departamento de Salud, Carlos Mellado, responsabilizó totalmente a la Guardia Nacional de Puerto Rico por la vacunación, fuera de fase, de empleados de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) que fueron clasificados como “primeros respondedores” para adelantar su turno de inoculación contra el COVID-19.

“La persona con nombre y apellido, sería irresponsable de mi parte acusar a una sola persona específica. Fue en un lugar donde vacunaba la Guardia Nacional”, manifestó. El domingo, el ayudante general José Reyes había dicho que la División de Vacunación de Salud había autorizado la inoculación de 47 funcionarios de la CEE.

Las expresiones de Mellado sacan a la esfera pública las fricciones y choques que, durante semanas, se han dado entre el Departamento de Salud y la Guardia Nacional en torno al proceso de vacunación. El Nuevo Día solicitó una reacción a Reyes, pero al cierre de esta edición no se había recibido una respuesta.

Mellado reconoció, ante los representantes, que la vacunación de empleados de la CEE -revelada por este medio- y otras “confidencias” lo obligaron a emitir una orden, el pasado lunes, para establecer que solo los adultos mayores de 65 años o más correspondientes a la fase 1-b serán vacunados durante las próximas cuatro semanas, además de los empleados del sistema educativo y los residentes y empleados de centros de cuidado prolongado correspondientes a la fase 1-a.

“Sabíamos de varios lugares, confidencias, sabíamos de varias quejas... era una queja bastante grande y se hacia prudente que estableciéramos específicamente quién iba a vacunarse”, planteó Mellado.

Sin embargo, indicó que “en ocasiones sobran vacunas de las que se pensaban administrar. En ese momento, para evitar la pérdida, dicha dosis se les administra a personas fuera de las fases. Sin embargo, esta es la excepción, y no la norma”.

El funcionario añadió que, para “desalentar” que proveedores de la vacuna o personas que aún no se encuentran en la etapa de vacunación que se está implementado sean inoculados, firmó una orden administrativa advirtiendo de la imposición de multas de hasta $5,000 “a todo aquel proveedor que administre vacunas a personas que intente vacunarse fuera de la etapa que les toca”.

Al ser cuestionado sobre la base legal para la vigencia de dicha orden, sostuvo que la Ley Orgánica de Salud le otorga esa potestad al secretario, cuando tiene un fin de protección de la salud de la ciudadanía.

De otra parte, el secretario designado reveló que, de un total de 400 proveedores certificados por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) para administrar las vacunas contra el COVID-19 en Puerto Rico, solo 239 han tenido acceso a una cantidad de dosis desde que comenzaron a distribuirse en pasado 14 de diciembre de 2020.

Mellado sostuvo que, a pesar de que estén certificados para la administración de la vacuna, no todos recibirán dosis, hasta que aumente el flujo de llegada del fármaco a la isla, que, por el momento, se mantiene en 41,450 primeras dosis semanales.

“En este momento, lo que estamos haciendo es no aceptar más solicitudes (de proveedores para inocular)”, indicó.

De los que reciben, los proveedores deberían ver un flujo de entregas de primeras dosis cada tres semanas, según lo que dijo Mellado.

“No todos los centros van a tener vacunas una misma semana. Creamos grupo a, b y c, para que cada uno pueda tener, algunos 600, otros 300 y otros 100. La semana que viene le toca a otros grupos y así lo vamos rotando para que exista equidad”, apuntó. “Lo más probable es que si tiene (dosis) esta semana, no van a tener vacunas hasta dentro de dos semanas”.

En cuanto a la cantidad de dosis disponibles cada semana, el presidente de la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández cuestionó a Mellado sobre qué gestiones se realizan con los CDC o procesos que estén encaminados a aumentar la vacunas en la isla.

Embed

“Mínimo nos vamos a tardar fácilmente 114 o 115 semanas en atender la población de la isla. Estamos hablando de dos años”, expresó el representante popular, al colocar sobre una balanza que, en principio, el gobierno proyectaba que la inmunidad de rebaño se alcanzaría para finales del verano.

Mellado recordó que hay una promesa del presidente Joe Biden de aumentar la compra de vacunas y distribución a los estados y territorios, y que de eso dependerá el tiempo que tome alcanzar la meta de la inmunidad colectiva.

El funcionario adelantó, sin embargo, que, a partir del próximo jueves, habrá un aumento en el flujo de las vacunas en Puerto Rico.Explicó que, de las 11,000 que recibe la cadena de farmacias Walgreens semanalmente para la inoculación de empleados y residentes de los centros de cuidado prolongado, se le restarán unas 6,800 que serán destinadas a otras farmacias de cadenas como Walmart, Costco y Sam’s Club, que son parte de un acuerdo con el gobierno federal. Mellado indicó que Walgreens ya tiene almacenadas la cantidad de vacunas que necesita para culminar la inoculación de 46,000 personas en los centros de cuidado prolongado.

Adicional a esa operación, la cadena de farmacias recibiría de forma directa unas 10,700 vacunas adicionales, también a partir del próximo jueves, para vacunar adultos mayores de 65 años o más de la fase 1-b. Asimismo, indicó que, a nivel federal, se habla de un aumento de un 20% de dosis que serían destinadas a las farmacias locales, aunque no hay una cifra ni fecha certera.

Según la base de datos de los CDC, Puerto Rico ha recibido 605,425 dosis, de las cuales se han administrado 266,671. Del total administradas, 58,951 corresponde a segundas dosis, lo que se traduce en el número de personas en la isla que ya ha completado su proceso de vacunación contra el COVID-19. Mellado indicó que, en la isla, se ha logrado administrar unas 6,000 dosis adicionales, correspondientes a sextas dosis en los frascos de la vacuna de Pfizer, que oficialmente contiene cinco dosis.

Sobre la vacunación de Walgreens en los centros de cuidado prolongado de adultos mayores, indicó que se han vacunado 19,070 residentes que viven en este tipo de facilidades, de una proyección total de 46,000. “Se estima que se complete la vacunación de esta población en las próximas tres semanas”. Mediante acuerdo con el gobierno federal, la cadena de farmacias inició sus clínicas de vacunación en los centros el 4 de enero, pero quedó claro cuántos centros ha impactado.

En cuanto a las 176 égidas que habían quedado fuera del listado de Walgreens y que ahora son atendidas por la Guardia Nacional, el secretario indicó que en la primera semana de clínicas en dichas facilidades se impactaron cinco égidas.

Por otro lado, respecto a la vacunación de los empleados del Departamento de Educación, se han inoculado unos 16,589 entre docentes y no docentes, así como unos 5,266 del sistema de educativo privado. En ambos grupos, falta por vacunar 26,734 y 10,704 trabajadores, respectivamente.

Por otro lado, al 1 de febrero de 2020, se llegaron a vacunar 7,068 miembros del Comisionado de la Policía, faltando unos 4,000 al momento en que Salud ordenó poner en pausa la vacunación de trabajadores de primera línea, según datos entregados por el Departamento de Seguridad Pública.

Fuente: elnuevodia.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario