Salud 31 agosto 2021

Demandan al gobernador y al secretario de Salud por certificación de vacunación

Los demandantes alegan que se les viola el derecho a su integridad física, a la toma de decisiones médicas y a su privacidad. A su vez, sostienen que se viola su libertad económica y derechos propietarios.

Una empresa de helados y la propietaria de una hospedería en Mayagüez, entre otros, demandaron en el Tribunal Federal al gobernador Pedro Pierluisi y al secretario de Salud, Carlos Mellado, alegando que sufren daños tras el requerimiento de la certificación de la vacuna contra el covid-19 en la empresa privada.

En cuanto a Irizarry, el recurso legal indica que en abril pasado dio positivo al coronavirus, por lo que entiende que tiene la inmunidad natural.

Irizarry afirma que las órdenes ejecutivas del gobierno le privan de su derecho a ganarse la vida, ya que su empleador le requiere la tarjeta de vacunación contra el covid-19 o la realización de la prueba de detección del virus semanalmente.

Indica que no se le ha permitido entrar a restaurantes de comida rápida por no tener la certificación de vacunación y que incluso tuvo que solicitar reembolso por la compra de boletos para el espectáculo de Jorge Pabón “El Molusco” por no estar vacunada.

Por su parte, Matos expone que nunca se ha infectado con el virus, que no fuma, no consume drogas, que casi nunca se enferma y que su familia ha sido reconocida como una longeva. Señala que su fenecida tía Ramona Trinidad Iglesias, fue reconocida en 2004 por el Libro Guinness de récords mundiales como la persona más longeva hasta ese momento.

Plantea que su patrono le requiere la prueba de covid-19 semanalmente, lo que le impacta económicamente.

Sin contacto con turistas

Vega por su lado plantea que no tiene contacto con los turistas que alquilan su propiedad porque reservan a través de internet. “Vega objeta tener que verificar el estatus de vacunación de los huéspedes que nunca conoce en persona. Requerirles a sus huéspedes que presenten evidencia de vacunación o una prueba es una precondición sin base racional para quedarse en su Airbnb”, reza el recurso legal radicado por los abogados José Dávila Acevedo, Ilya Shapiro y Arturo Bauermeister.

Entretanto, los representantes de la heladería argumentan que la alternativa de reducir el aforo al 50% de la capacidad para operar limita el volumen de ventas. Destacan que al comparar las ventas del 16 al 18 de agosto con las del periodo del 23 al 26 de agosto, estas se han reducido en 23% en el local de Dorado y 6% en la tienda de Guaynabo.

EL VOCERO solicitó una reacción a La Fortaleza y al Departamento de Salud, pero al cierre de la edición no se obtuvo respuesta.

Fuente: elvocero.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario