Salud 05 febrero 2021

Encaminan una mayor apertura

Reaccionan a los cambios en la nueva orden ejecutiva contra el Covid-19

El gobernador Pedro Pierluisi firmó una nueva orden ejecutiva para manejar los contagios de Covid-19 que reduce el toque de queda, aumenta el tiempo de operación a los restaurantes, permite la celebración de algunos eventos deportivos y encamina la reapertura de las escuelas y las visitas a las cárceles y centros de cuidado prolongado.

La nueva orden ejecutiva entra en vigor el lunes y estará vigente por cuatro semanas. Aunque mantiene las escuelas cerradas y la educación a distancia, la orden establece los primeros pasos para la reapertura.

Establece que las escuelas públicas y privadas podrán abrir de forma “parcial y gradual” siempre que estén inscritas en el sistema de rastreo de contactos del Departamento de Salud y cuenten con un protocolo aprobado por Salud y Educación.

El gobernador defendió ayer en conferencia de prensa esta determinación y aseguró que siguió las recomendaciones del Concilio de Asesores de Salud y de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés). Enfatizó que las escuelas deben tener listos los planteles antes de retomar la educación presencial.

“El protocolo del Departamento de Salud va a establecer cuándo, si acaso, no se puede abrir un plantel. Yo lo digo en lenguaje sencillo: si el plantel no está preparado, no abre. Y si no tiene enfermera, no abre. Si no cumple con el protocolo de Salud, tampoco puede abrir. Y no es cuestión de que vas a abrir todos los planteles de un día para otro. Eso está descartado. Pero tenemos que abrir parcialmente el sistema educativo”, expresó el gobernador.

Reacciona el sector educativo

La secretaria de Educación, Elba Aponte, declaró que examinarán las disposiciones de la nueva orden ejecutiva y harán “aquellos ajustes que sean necesarios para mantener la seguridad y evitar los contagios”. Expresó que siguen en pie los trabajos con miras a una apertura “gradual y segura de las 172 escuelas que son potencialmente aptas para abrir”.

“Estamos ajustando y revisando los protocolos, llevando a cabo orientaciones y dando énfasis a las mejoras en la planta física de cada una de las escuelas”, agregó.

Por su parte, Mercedes Martínez, presidenta de la Federación de Maestros de Puerto Rico (FPR), indicó que “no hay forma de que se haga una reapertura” cuando la positividad del virus sigue en 9%.

“Es un insulto que se haya dicho que es una tragedia que se haya perdido un año cuando los maestros y maestras no han parado de trabajar. Lo que están cerrados son los edificios, pero la educación se ha seguido ofreciendo”, aseguró Martínez. “Nosotros rechazamos esas expresiones. Entendemos que son expresiones irresponsables de parte del gobierno de Puerto Rico que está jugando con la vida de los seres humanos”, añadió.

Mientras que Wanda Ayala, presidenta de la junta de directores de la Asociación de Educación Privada, recordó que los colegios todavía no han recibido el reembolso por los gastos incurridos para prepararse para la reapertura. Estos fondos de la Ley Cares están detenidos en el Departamento de Educación —al igual que otros fondos federales— en espera de que se asigne un síndico.

“Hay un montón de escuelas pequeñas que han hecho inversiones gigantes y están esperando esos reembolsos para poder ser operacionales”, expresó. “Como hemos estado trabajando en las escuelas desde mayo, no tenemos el conflicto de poner las escuelas al día porque se han mantenido”, agregó.

El detalle de los cambios

La orden firmada por el gobernador mantiene cerradas las barras, cafetines y discotecas. Los restaurantes podrán operar entre 5:00 a.m. y 11:00 p.m., y al 30% de su capacidad en los salones cerrados. El servicio de entrega para llevar —‘delivery’— continuará ahora hasta la media noche.

Se mantiene la prohibición de eventos multitudinarios y las playas siguen abiertas. Las piscinas en complejos podrán usarse al 50% de su capacidad y la ley mantiene el uso de mascarilla y la recomendación de guardar los seis pies de distancia y el lavado de manos.

El gobernador Pierluisi estipuló que las visitas a los centros de cuidado prolongado y a las cárceles podrán retomarse una vez concluya el proceso de vacunación de los residentes y empleados en estos lugares. En ambos casos, las visitas han estado prohibidas desde marzo de 2020.

Juanita Aponte Morales, presidenta de la Asociación de Hogares de Cuido Prolongado, resaltó que están celebrando la posibilidad de que las familias puedan entrar nuevamente a los centros.

“Esto ha sido la mejor noticia en mucho tiempo, junto con el anuncio de que empezarían a vacunarnos. Esto ha sido una sorpresa porque ya vemos la luz al final del camino y esto nos hace volver a la normalidad”, afirmó. “Aunque sea un proceso paulatino, necesitamos que los familiares vean, porque se nos han deteriorado por la falta que les hace. Pierden interés en la comida, en hacer actividades, ya no quieren que los pongamos bonitos porque no tienen a quién ver. Esto es una luz, una esperanza para el bienestar y la salud de los adultos mayores”, detalló.

La designada secretaria de Educación, Elba Aponte Santos, está ajustando los protocolos para retomar las clases presenciales. >Brandon Cruz González/EL VOCERO

En cuanto a las visitas en las cárceles —para la mayor parte de los 7,140 confinados, distribuidos en las 31 instituciones correccionales— la designada secretaria de Corrección, Ana Escobar Pabón, expresó que trabajarán un plan junto a la División de Epidemiología del Departamento de Salud (DS) y con Physician Correctional —que administra los servicios de salud de la agencia— para proteger tanto a los visitantes como a los empleados y confinados.

“Así que estamos bien esperanzados en que nosotros podamos nuevamente en algún momento dado reabrir. Aunar estos lazos familiares, porque necesitan una comunicación más física, no solamente a través de un teléfono, sino también verse. Necesitan saber cómo están y eso lo entendemos”, señaló Escobar Pabón.

Advertencias y recomendaciones

Expertos en salud pública han expresado la preocupación de que el gobierno continúe abriendo sectores económicos y se encamine a retomar la educación presencial en momentos en que no se ha vacunado la mayoría de la población, y se estudia la posibilidad de que exista una variante más contagiosa del Covid-19.

El epidemiólogo Luis Xavier Mayol, encargado del sistema de rastreo en Ciales —uno de los primeros que se estableció a nivel municipal— afirmó que es preocupante que haya planes de retomar la educación presencial.

“Es prematuro decir que podemos abrir las escuelas en marzo. Más cuando en este mes solo vamos a vacunar a los mayores de 65 años... que es lo correcto, pero el sector de la educación se va a ver afectado. No podemos pensar en abrir las escuelas. Cuando los niños lleguen de las escuelas pueden ser un vehículo transmisor a las personas que los cuidan, personas con enfermedades crónicas”, alertó. “El principio de la salud pública es la prevención y sabiendo que esta cepa pudiera ser la principal y que es más contagiosa, debemos prestar más atención a eso”, añadió.

Salubristas y educadores del Puerto Rico Public Health Trust (Prpht) enviaron ayer un extenso comunicado de prensa con las recomendaciones para que la reapertura de las escuelas garanticen la seguridad.

“Lo que queremos es enfatizar que se haga de forma segura y ordenada utilizando los datos y la ciencia para evitar la propagación del virus en las escuelas y en las comunidades”, expresó el Dr. José F. Rodríguez Orengo, director ejecutivo del Prpht. Presentaron un listado de 31 recomendaciones que incluyen la realización de un protocolo detallado para reabrir las escuelas y considerar los niveles de positividad en los municipios antes de decidir cuáles reabrirán.

Por otro lado, el Centro Unido de Detallistas (CUD) entiende que “la nueva orden no trae cambios significativos, aumenta la mayoría del comercio a 50% (de capacidad), pero deja a los más afectados, como los restaurantes, en 30%. Vemos un interés en abrir las escuelas, pero también tenemos que tener interés en mover la economía”.

*Las periodistas Yaritza Rivera Clemente, Laura González e Ileanexis Vera Rosado colaboraron con esta historia.

Fuente: elvocero.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario