Seguridad17 mayo 2019

Más poder a los policías para intervenir con conductores

La medida que el gobernador convirtió en ley fue radicada por la representante María Milagros Charbonier

El gobernador Ricardo Rosselló convirtió en ley un proyecto que permite a los policías hacer exámenes de sangre a los conductores que aparenten haber usado sustancias controladas, aun cuando la prueba de aliento arroje un resultado negativo.

El Proyecto de la Cámara 1381 fue radicado por la representante penepé María Milagros Charbonier.

El mismo enmienda la Ley de Vehículos para establecer que los agentes del orden público podrán hacer una prueba de sangre en estos casos. La medida no determina cómo se harán estas pruebas y establece que las agencias de orden público deberán adoptar un reglamento para establecer cómo se cumplirá con esta ley.

“Si luego de realizar la prueba de campo estandarizada de sobriedad, la prueba de aliento y cualquier otra, las mismas reflejasen que el conductor no está bajo los efectos de las bebidas embriagantes y aun así diera indicios de que está intoxicado, el agente del orden público podrá tener motivos fundados para estar en la creencia de que el conductor se encuentra bajo los efectos de droga o sustancias controladas”, dice la ley. “El agente someterá a la persona detenida o arrestada a un análisis químico de sangre”.

Agradecida la secretaria de Justicia

La secretaria de Justicia, Wanda Vázquez, dijo que los policías serán entrenados para identificar cualidades que puedan implicar el uso de sustancias como cannabis. Afirmó que la Ley de Tránsito ya prohíbe conducir bajo los efectos de estas sustancias, aun cuando sean recetadas.

Según agregó, en muchos casos las pruebas de aliento salen negativas, pero los policías se percatan del uso de otras sustancias.

“Con este proyecto, el policía, una vez haga la prueba de aliento y dé negativo a sustancias controladas, va a tener motivos fundados para hacer prueba de sangre para determinar si esta persona está conduciendo este vehículo bajo los efectos de sustancias controladas”, dijo Vázquez. “Agradecemos la iniciativa para que los fiscales tengan esa herramienta. Los fiscales especializados van a trabajar estos casos de conducir bajo sustancias controladas para que no haya impunidad”.

El subsecretario de la Gobernación, Erik Rolón, dijo que “es una pieza significativa que revive una letra muerta de que es delito conducir en las vías públicas bajo efecto de sustancias controladas. El proyecto, más allá de ser una herramienta, le da vida a una parte de la ley que estaba en desuso o muerta. Ahora vamos a contar con policías que van a estar debidamente adiestrados y dando esas pruebas para poder combatir un mal tan grave como (el que) enfrentamos en las vías públicas”.

La nueva ley establece además que, una vez vencida una licencia de conducir, los conductores tendrán tres años antes de tener que coger otra vez los exámenes de conducir para poder renovarla. Antes de firmada esta ley, los conductores tenían dos años con licencia vencida antes de tener que tomar nuevamente los exámenes.

Fuente: elvocero.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario