Seguridad20 junio 2019

Rótulos nuevos para fin de año

El huracán María destruyó el 95% de las señales direccionales yde precaución que existíanen toda la Isla

A tres meses hoy de cumplirse los dos años del paso del terrible huracán María, la Autoridad de Carreteras y Transportación (ACT) no ha reemplazado los miles de rótulos direccionales y de precaución que desaparecieron con los fuertes vientos. La expectativa de la corporación es comenzar a restablecerlos a finales de este año.

La directora ejecutiva de la ACT, Rosana M. Aguilar, explicó que espera por la asignación de fondos federales para restaurarlos. El proceso, dijo, incluirá crear un inventario de los rótulos —documento que, según dijo, todavía no existe — y reponerlos para que cumplan con los últimos códigos aprobados en 2009.

“Al día de hoy se contrataron 21 consultores y tenemos un listado de 88 proyectos definidos en más de mil carreteras para atender esos proyectos”, afirmó. “Separamos $40 millones, tenemos los proyectos identificados y al final del verano vamos a tener eso listo y esas subastas empezarían en agosto y las construcciones debemos verlas para el último trimestre del año”.

De acuerdo con la funcionaria, el huracán se llevó el 95% de la rotulación en las carreteras del País, que serán arregladas ahora con fondos de la Administración Federal de Autopistas (FHA, por sus siglas en inglés). Carreteras solicitó $836 millones para reparar todo lo que afectó el huracán, incluyendo deslizamientos, rotulación y puentes afectados. Reparar la rotulación completa en la Isla costaría unos $100 millones. La agencia ha recibido al momento $272 millones que fueron destinados para abrir caminos y restaurar puentes colapsados. De estos dineros, separaron $40 millones para rotulación.

“Aun no tenemos la totalidad de fondos para los daños relacionados a la rotulación, pero pudimos separar una cantidad para atender esto. Contratamos 21 consultores de diseño para estudio, análisis e ir preparando los documentos de subasta, planos, especificaciones y estimados para prepararnos para —una vez lleguen los fondos—, comenzar estos proyectos”, explicó.

“Esto no es tan sencillo”

Aguilar explicó que muchos de los rótulos que no se afectaron tanto con el huracán o que pudieron ser localizados, fueron restaurados y ubicados. Puntualizó, sin embargo, que ahora pretenden tener rótulos que cumplan con los códigos de 2009 y que soporten vientos fuertes. Además, esperan poder colocarles una especie de identificación para comenzar el inventario de rótulos.

La directora explicó que luego del huracán modificaron los contratos de proyectos, como las reparaciones de la PR 52 y la ruta 66, para incluir el reemplazo de la rotulación perdida.

“Esto no es tan sencillo. Hay que dejar claro que un rótulo no vas y lo compras y ya. Requiere diseño, el tamaño del rótulo, el tamaño de las letras, el poste donde lo vas a colocar”, explicó cuando se le preguntó sobre el tiempo que ha tomado el proceso. “Cuando llegó esta administración, no había un inventario de rótulos. Luego del paso del huracán, si no hay inventario no sabemos dónde estaban los rótulos. Sabemos que eran miles. El que se afectó no es el mismo que se vuelve a instalar porque esos no están atemperados a los códigos de 2009 y ahora hay que actualizarlos”.

Sugieren establecer prioridades

Benjamín Colucci Ríos, profesor de ingeniería de carreteras y diseño geométrico de la Universidad de Puerto Rico en Mayagüez, dijo que la autoridad debe concentrarse en restablecer los rótulos más cruciales para la seguridad en las carreteras como los de velocidad, pare, no entre y los que identifican curvas cerradas.

“Que atiendan con prioridad los pare, no entre, velocidad y curvas cerradas donde hay historial de alta velocidad. El gobierno puede mandar a pedir una orden porque ya han hecho los recorridos y tienen un estimado. Si sobran algunos, los puede guardar, pero puedes resolver eso primero, a corto plazo, con parte de los fondos”, dijo Colucci Ríos, experto en seguridad vial y director del Centro de Transferencia y Tecnología en Transportación.

Explicó que el diseño de estos rótulos sí requiere una inversión porque hay que tomar en consideración aspectos como los nuevos códigos y hasta los requisitos de una población envejeciente que ahora requiere rótulos más grandes.

“Tienes que establecer prioridad y la prioridad es salvar vidas. Hay lugares que son más fáciles de atender y que tienen un valor añadido grande”, expresó.

Los rótulos más importantes, dijo, podrían colocarse al menos por fases para evitar los accidentes en las carreteras. Enfatizó que la falta de un rótulo de pare podría provocar accidentes.

“Los rótulos reglamentarios... sí volaron en cantos con María; el que viene no sabe dónde tiene que detenerse. El de velocidad es crítico, porque si vas a una velocidad más alta, se hará más difícil detenerse. Por eso es crítico que la rotulación reglamentaria tenga una alta prioridad”, afirmó.

Fuente: elvocero.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario