Seguridad18 julio 2019

Se llevan cerca de 50 armas y 4,000 balas de comandancia

Los delincuentes escribieron en la pared "Ricky renuncia plata o plomo"

GUAYAMA – Alrededor de 50 armas de fuego entre rifles de asalto y pistolas, así como 4,000 balas fueron hurtadas esta madrugada de la bóveda de la Oficina de Instructores de Tiro de la Comandancia de Área de Guayama y los delincuentes escribieron en la pared “Ricky renuncia plata o plomo”.

El escalamiento se supo temprano en la mañana, y poco después, agentes del FBI se hicieron cargo de la investigación.

Según fuentes del Cuartel General, los escaladores se llevaron 18 rifles de asalto calibre .223 marca Sig Sauer; 20 pistolas Glock calibre .40; 10 pistolas calibre 9m. marca Smith and Wesson y alrededor de 3,000 balas.

Fuentes señalaron que no se descarta complicidad interna. Para llegar a la bóveda, que ubica en la parte trasera de la Comandancia, es necesario abrir tres portones de rejas con candados y varias puertas.

Versiones extraoficiales apuntan que las cerraduras fueron forzadas, sin que el retén ni los agentes que laboraban en la Comandancia en la madrugada de hoy se dieran cuenta.

Mientras, el comisionado del Negociado de la Policía, Henry Escalera Rivera, informó que al momento, los agentes investigadores realizan un inventario de los materiales que estaban ubicados en el almacén.

"No descartamos ningún ángulo de esta investigación, que está comenzando. Nuestro compromiso es dar con el paradero del responsable. Además, se encontró en una pared del mismo almacén un mensaje amenazante contra el señor gobernador", dijo.

Por su parte, el secretario del Departamento de Seguridad Pública, Elmer L. Román, sostuvo que "hemos comunicado este incidente a las autoridades federales para que colaboren en el proceso de investigación. Continuaremos investigando hasta dar con el paradero de los responsables de este escalamiento que atenta contra la seguridad de los puertorriqueños".

El 26 de octubre de 2010, varios individuos escalaron la armería del polígono de tiro que tiene la Policía en Isla de Cabras, en Toa Baja, y se llevaron alrededor de 100 armas de fuego, la mitad de ellas rifles de asalto. Cinco años después, las autoridades federales acusaron a cuatro personas.

Fuente: elvocero.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario