Puerto Rico 19 junio 2020

Sentencian a exempleada de FEMA por fraude en caso Cobra

Patterson se declaró culpable por participar en el esquema de fraude de $1,845,429,800 junto a la exadministradora de la Región II de Nueva York y el presidente de Cobra Acquisitions.

Jovanda Patterson, exsubjefa de personal de la Agencia federal para al Manejo de Emergencias (FEMA), fue sentenciada hoy por el juez federal Francisco Besosa a tres años de probatoria por fraude en el otorgamiento de contratos para el restablecimiento del sistema eléctrico tras el paso del huracán María.

Patterson se declaró culpable por participar en el esquema de fraude de $1,845,429,800 junto a la exadministradora de la Región II de Nueva York y el presidente de Cobra Acquisitions.

La sentencia se llevó a cabo mediante videoconferencia. Patterson, quien reside en California, consintió para que la audiencia se llevara a cabo de forma virtual. El pasado 13 de marzo, hizo alegación de culpabilidad por el cargo 13: “cometer actos que afectan conflictos de intereses financieros personales”.

La convicta, quien fue representada por los abogados Timothy Belevetz, José Aguayo y Kristina Dahmann, llegó a un acuerdo con los fiscales Seth Erbe y Myriam Fernández para declararse culpable a cambio de una sentencia menor. Los fiscales recomendaron probatoria.

No se le impuso multa. Como parte del acuerdo con el gobierno, se le desestimaron los cargos 14 y 15: fraude electrónico.

Previo a ser sentenciada, Patterson, de 40 años, dijo llorando a la corte que se arrepentía de la ofensa que cometió.

“Su señoría, siento que estemos aquí hoy, siento haberle causado sufrimiento a mi familia… no puedo explicar lo arrepentida que estoy… hoy estoy aquí pidiendo clemencia… el delito que cometí no refleja la persona que soy… durante mi vida he servido y ayudado a los demás…he aprendido mi lección”, expresó Patterson durante su alocución, previo a ser sentenciada.

Manifestó que vino a Puerto Rico tras el paso del huracán María, evento atmosférico que catalogó como la peor catástrofe en la historia de Puerto Rico.

“A consecuencia del huracán la electricidad se interrumpió en toda la Isla, había gente herida y otros estaban muriendo y traté de hacer lo mejor que pude durante esa emergencia…cometí un error”, afirmó Patterson, quien pidió a Besosa continuar haciendo labor social y estudiar para obtener una maestría.

Mientras, Belevetz indicó al juez que Patterson ha dedicado casi toda su vida adulta al servicio público, habiendo servido como suboficial en la Fuerza Aérea de los Estados Unidos y posteriormente, como empleada del Departamento de Asuntos de Veteranos y de FEMA por un total de 20 años.

“Durante este largo período de servicio a su país, la señora Patterson trabajó duro, luchó por la excelencia, y se comprometió a mantener los más altos estándares éticos. El 8 de mayo de 2018, ella cometió un error, uno que tuvo consecuencias criminales. Ella tomó acciones que constituyeron un conflicto de interés mientras era empleada federal. La señora Patterson ahora se presenta ante el tribunal, admitiendo que violó la ley, reconociendo la naturaleza grave del delito que cometió y la aceptación de toda la responsabilidad por sus acciones”, manifestó el letrado.

Según la acusación, Patterson —mientras era empleada de FEMA— participó personal y sustancialmente en los procesos de licitación de contratos de Cobra y a la vez estaba negociando un contrato de empleo con Cobra.

Patterson, apodada “Jojo”, representó falsamente que su salario de FEMA era mayor al que realmente recibía. Esto causó que le ofrecieran un salario anual de $160 mil, más 30% en bonos, mucho más dinero de lo que ella ganaba en FEMA.

La acusada renunció a la dependencia federal en julio de 2018 para irse a trabajar con Cobra.

De acuerdo al ministerio público, Patterson, junto al presidente de Cobra, Donald Keith Ellison, y la exdirectora regional de FEMA, Ahsha Tribble, se pusieron de acuerdo para enriquecerse ilegalmente a costa de los trabajos de reparación del sistema eléctrico.

Según el pliego acusatorio, los acusados participaron en una conspiración para sobornar funcionarios públicos, cometer actos que afectan un interés financiero personal, declaraciones falsas, fraude electrónico de servicios honestos y violaciones al “Travel Act”.

El pliego acusatorio alega que a finales de 2017 o principios de 2018 Tribble y Ellison iniciaron una estrecha relación personal.

Ellison le regaló cosas de valor a Tribble, mientras que ella le proporcionaba información sobre la AEE, la cual obtenía dado a su posición oficial.

Tribble también abogaba por los intereses de Cobra en los negocios de FEMA con la AEE.

Se alega que entre los obsequios que recibió Tribble figuran un viaje en helicóptero sobre la Isla en febrero de 2018; la ayudó a conseguir un lugar donde vivir en Nueva York en febrero de 2018; negoció y concretó la contratación de Patterson; pasajes para viajar de Miami a Orlando en julio de 2018; pasaje en primera clase de San Juan a Nueva York en septiembre de 2018.

Asimismo, le brindó servicios de seguridad personal de noviembre a diciembre de 2018; pasajes ida y vuelta de Washington DC a Charlotte en noviembre de 2018; acceso para utilizar una tarjeta de crédito de Ellison y acceso a un apartamento en San Juan.

El pliego acusatorio indica que ante cualquier oportunidad que surgía para Cobra, Tribble influía, brindaba asesoramiento y ejercía presión sobre los ejecutivos de la AEE, incluidos entre otros, el director ejecutivo y los directores de las diferentes divisiones de la corporación pública, de modo que la misma acelerara los pagos a Cobra, asignaba tareas a Cobra en lugar de usar empleados de la AEE y rechazaba ofertas de otros contratistas.

Fuente: elvocero.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario