sexuales 01 noviembre 2018

O'Neill intenta no pisar la cárcel

Le hizo una propuesta al FEI para declararse culpable.

Con la idea de no cumplir ni un día de cárcel, el exalcalde de Guaynabo, Héctor O’Neill, intentó sin éxito conseguir un acuerdo de culpabilidad con el Panel del Fiscal Especial Independiente.

La presidenta de la entidad, Nydia Cotto Vives, confirmó ayer a Primera Hora que el acusado sometió una propuesta por escrito en la que establecía las condiciones por las que aceptaba terminar con el caso criminal en su contra por violación a la Ley de Ética, violencia doméstica y actos lascivos.

La afirmación la hizo tras dejar claro que “nosotros no hacemos ningún tipo de acercamiento para negociar ningún caso. Cuando los fiscales terminan su investigación a fondo, y determinan presentar cargos, es porque ellos entienden que cuentan con la prueba para prevalecer en un juicio en sus méritos, con prueba más allá de duda razonable”.

Según estableció Cotto Vives, el exalcalde sometió su propuesta por escrito y, de inmediato, los fiscales Guillermo Garau Díaz y Leticia Pabón la presentaron al Panel.

“Aunque hubo un acercamiento, no es posible lo que ellos propusieron. Los fiscales no recomendaron lo que ellos propusieron”, afirmó.

Garau Díaz, por su parte, expuso que “conversamos, pero estamos muy distante a cualquier acuerdo”.

Tanto el fiscal como Cotto Vives evitaron dar detalles de lo que contenía la propuesta. Sin embargo, una fuente de Primera Hora ligada al proceso explicó que la negociación no prosperó porque no incluyó el cumplimiento de cárcel por los hechos imputados.

Ayer en la tarde, el abogado de O’Neill, Harry Padilla, no devolvió los mensajes dejados por este diario en su oficina para explicar la razón por la que intentaron entablar un acuerdo de culpabilidad.

Contra O’Neill pesan siete cargos criminales. Estos son por violencia doméstica en su modalidad de maltrato y de agresión sexual, acoso sexual en el empleo, así como violaciones a la Ley de Ética por aprovechamiento de su posición para obtener beneficio sexual.

El FEI alega en su acusación que O’Neill mantuvo relaciones sexuales con dos exempleadas del municipio de Guaynabo, las cuales supuestamente fueron víctimas de maltrato, agresión sexual y acoso sexual.

De ser hallado culpable en el juicio, que está pautado para comenzar el próximo 26 de noviembre, podría enfrentar una pena de cárcel de 25 años.

Este proceso para entablar un acuerdo de culpabilidad se dio a conocer luego de que O’Neill acudiera ayer al Tribunal de Primera Instancia de Bayamón a una vista de conferencia de status ante la jueza María Trigo Ferraiuoli.

Durante el proceso trascendió que Padilla solicitó el pasado lunes que el juicio se separe para que no se vinculen las denuncias realizadas por cada una de las dos presuntas víctimas del exalcalde.

La jueza Trigo Ferraiuoli determinó “no ha lugar” a la petición.

Padilla, en un aparte con los periodistas, no explicó los argumentos que esbozó para que se separaran los juicios. Pero, adelantó que recurrirá al Tribunal Apelativo. Este proceso podría dilatar el comienzo del juicio.

“Yo digo que tengo derecho a dos procesos, no a uno. Por pura casualidad, si tú lo separas, cae una víctima en un lado y otra víctima en otro”, precisó el abogado, al exponer que tiene 30 días para radicar la apelación.

Por su parte, Garau Díaz entregó copia a los periodistas de la “Oposición a solicitud de juicio por separado” que presentó junto a la FEI, Leticia Pabón, para oponerse a que se separe el juicio. La misma expone que “la defensa alega que los delitos no son de igual o similar naturaleza; que tampoco son parte de un plan común o surgen del mismo evento”.

El FEI expresó que el mencionado argumento “no tiene razón. Todos los delitos se relacionan uno con otro. Lo único distinto es que son dos víctimas, pero se relacionan entre sí contra el mismo acusado”.

Leticia Pabón añadió que se trata “del mismo tipo de delito” cometidos con las dos presuntas víctimas.

Fuente: primerahora.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario