Puerto Rico 25 mayo 2020

Sin certeza sobre el pico de contagios de COVID-19

Aunque hay estimados, el que Salud no haya tenido, desde el inicio, una estructura para recopilar datos impide llegar a conclusiones sobre cuándo habría ocurrido

Aunque está encaminada la reapertura comercial y el gobierno ha flexibilizado el movimiento de ciudadanos fuera de sus hogares, todavía resulta incierto cuándo ocurrió –si es que ya se alcanzó– el pico de contagios de COVID-19 en Puerto Rico.

“Con los datos que hemos podido utilizar de lo que se iba generando, creo que pasamos el pico para abril 27, entre el 22 y el 27. Habiendo dicho eso, no tenemos unos números certeros, y todo esto fue basado en muchos modelos y proyecciones matemáticas”, explicó el doctor Jorge Santana, infectólogo y miembro del grupo médico asesor del Departamento de Salud (DS) y La Fortaleza en esta emergencia.

“A uno le gustaría ver muchos más datos, no tan solo las muertes y los pacientes hospitalizados, sino las pruebas y los casos positivos confirmados”, apuntó.

Reconoció la necesidad de que, desde el inicio, el Departamento de Salud estableciera una estructura que priorizara los casos positivos diagnosticados mediante pruebas moleculares y la cantidad de pruebas realizadas.

El Departamento de Salud añadió ayer 89 casos únicos positivos de COVID-19, que elevaron a 3,189 el total de infectados en Puerto Rico. Sin embargo, todos los casos nuevos responden a pruebas serológicas, cuyo fin es detectar anticuerpos que el organismo desarrolla para combatir el virus, pero no determinan si la persona tiene o no el virus activo, por lo que no es efectiva para establecer un pico o punto máximo de casos.

La mayoría de los casos positivos reportados por Salud corresponden a pruebas serológicas, unos 1,959 hasta ayer. No queda claro a cuántos de esos casos se les realizó luego la prueba diagnóstica. El total de positivos confirmados con una prueba diagnóstica se mantuvo ayer en 1,230.

El secretario de Salud, Lorenzo González Feliciano, dijo el 8 de mayo que la isla ya había alcanzado el pico de contagios por COVID-19.

La doctora Idania Rodríguez Ayuso explicó que, si el pico se basara exclusivamente en la cantidad de casos confirmados con un diagnóstico, habría ocurrido entre el 30 de marzo y el 6 de abril. La gráfica disponible en el portal del Instituto de Estadísticas refleja que, a partir de esa fecha, los casos disminuyen. “Uno de los problemas que tenemos es que no sabemos si la baja de pruebas moleculares (diagnósticas) es porque, en efecto, hay un descenso (de casos) o es que se han hecho menos pruebas”, destacó la epidemióloga.

Rodríguez Ayuso también aludió a la gráfica sobre los casos positivos diarios mediante pruebas serológicas IgM, que se refiere a casos probables que deben ser confirmados con una prueba diagnóstica o PCR. “Cuando te dice que la IgM está positiva, típicamente es que tu cuerpo está en proceso de defenderse y todavía hay virus en tu cuerpo, por eso es que se dice que se confirme con una PCR”, indicó.

En relación con los datos en las gráficas del Instituto de Estadísticas, aunque fluctúan entre altas y bajas, se observan dos picos entre el 24 de abril y el 1 de mayo. La doctora alertó sobre un repunte en positivos mediante las pruebas serológicas a mediados de mayo. Se desconoce si a la totalidad de esos casos se les ha practicado el examen diagnóstico. “En teoría, yo hubiese esperado que se les hiciera prueba molecular, que es la confirmatoria, los saquen (los datos) de IgM y los coloquen en molecular (en referencia a las estadísticas), pero desconocemos si eso es lo que se está haciendo”, sostuvo.

Rodríguez Ayuso instó a prestar atención a los casos positivos las próximas semanas ante la flexibilización de las medidas restrictivas impuestas por la emergencia.

Ante la insuficiencia de datos en Salud, el doctor Fernando Cabanillas estimó que el pico en la isla pudo haber ocurrido a finales de abril. Su conclusión se basa en la ocupación de habitaciones con presión negativa en los hospitales, donde se coloca a los pacientes con COVID-19. “El pico (el 29 de abril) fue de un 59% de ocupación, y ya, para el 16 de mayo, había descendido a su punto más bajo: 29%”, sostuvo en su análisis publicado en una columna de este medio.

La exepidemióloga del Estado Ángeles Rodríguez enfatizó en que no es posible establecer cuándo ocurrió el pico en la isla, con la información disponible hasta ahora. “Los datos son esporádicos, las pruebas no son suficientes para establecer una información que permita decir con categoría ‘esto es lo que pasó’, ‘esto es lo que está pasando’. Lo que sí podemos decir es que hemos tenido la suerte de tenerlo bastante controlado, hasta ahora”, sostuvo.

Fuente: elnuevodia.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario