El dragado del embalse Carraízo comenzará a partir de 2022

Las instalaciones resultaron afectadas por el huracán María en septiembre de 2017

TRUJILLO ALTO A cinco meses de que la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) asignara $3,700 millones a la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) para reparar las instalaciones afectadas por el huracán María —incluyendo el dragado del embalse Carraízo— continúa encaminado el proceso para que el proyecto se concrete en su totalidad.

“Tan pronto tengamos la respuesta de FEMA, una vez trabajemos el informe de ingeniería que vamos a entregar, ya estaríamos en una posición más responsable (de decir cuándo inicia el dragado)… Entiendo que no sería este año que comenzarían las obras porque todavía, como hemos visto, es un proceso bien complejo, pero una vez culminemos el intercambio de información con FEMA estaríamos en una posición más responsable de dar información”, sostuvo.

La funcionaria indicó que una vez concluya el estudio se somete a FEMA, que evalúa toda la información técnica que se le envía. Entonces, “si tiene alguna pregunta al respecto, así nos lo harían saber y durante este año finalmente podamos concluir ese intercambio de información que hemos tenido”, explicó la titular de la AAA.

Pagán Crespo abundó sobre los trabajos que han encaminado desde que FEMA les asignó los fondos federales para las labores de reconstrucción.

“En enero, luego de un año intenso de trabajo, FEMA nos asigna los $3,700 millones para la reconstrucción... fondos federales. Ya no más tarde de dos semanas posterior a esa asignación estábamos sometiendo los primeros seis proyectos. Dentro de esos primeros seis proyectos estaba la solicitud para la remoción de sedimentos aquí en el embalse Carraízo”, detalló.

Durante estos primeros cinco meses del año, según agregó, se contrató a la compañía GLM Engineering, que ha estado realizando los trabajos que son necesarios para entregar a FEMA la información técnica requerida.

“Este es el embalse y estos fueron los tres diques que fueron construidos en el dragado que se hizo en 1998. Ahora mismo, esta compañía que tenemos contratada está haciendo los estudios de agrimensura. El doctor Greg Morris —que también está subcontratado por esa compañía— está realizando la caracterización de los materiales y se están haciendo también las pruebas toxicológicas”, sostuvo Pagán Crespo.

La funcionaria enfatizó que hablar de dragado o de remoción de sedimento no es tan sencillo como la asignación de fondos. “Tenemos que ser bien responsables para nosotros poder determinar qué tipo de materiales son los que tenemos aquí, la caracterización de esos sedimentos, para así también identificar cuál es la disposición apropiada, más costoefectivo para la autoridad, para poder hacer un proyecto que sea al final del día sumamente eficiente en términos de permisos, costos y todo lo demás”, apuntó.

Por su parte, el ingeniero Morris manifestó que “una de las cosas es que estamos encontrando arena en todo el fondo del embalse. Es diferente a los barrenos que recibimos en los años 1992 y 1993. La diferencia, por supuesto, es que durante el huracán María, Doriel pidió que se abrieran todas las compuertas y el lago fluía como un río, transportando sedimentos. Una de las cosas que estamos analizando es cómo mejorar el manejo de las represas durante crecidas para minimizar la acumulación de sedimentos. La mayor parte del sedimento viene de tormentas, inundaciones y huracanes”.

Fuente: elvocero.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario