Puerto Rico 04 abril 2022

Tenso el ambiente en los alrededores de Bahía de Jobos

Comunidades cerca de la Reserva Estuarina no se atreven a hablar porque "Nosotros no nos metemos en esas cosas".

Salinas. En momentos en que la Comisión de Recursos Naturales de la Cámara se preparaba para iniciar hoy lunes vistas públicas en torno a la polémica otorgación de permisos en terrenos de la Reserva Estuarina en Bahía de Jobos, algunos residentes o invitados de los trailers y casas construidas en el sector de mangles, disfrutaban ayer un domingo de playa, a bordo de motoras acuáticas, four tracks y kayaks.

En el lugar, denominado Camino del Indio, que está bajo la lupa legislativa y de agencias investigativas, algunas residencias estaban cerradas, pero en otras, personas y hasta familias con niños salían de las estructuras para abordar botes y otras embarcaciones en el litoral costero, según observó Primera Hora en un recorrido al mediodía de ayer.

En el Camino del Indio no hay asfalto y el ambiente era pesado. Los moradores se mantenían al resguardo de portones con candados, renuentes a la prensa y vigilantes a personas del exterior. Había mucho flujo de vehículos 4x4, de altas camionetas y guaguas Mercedes Benz y BMW, algunas con cristales tinteados.

Poco antes, en la comunidad Las Mareas, por donde se accede al Camino del Indio, el ambiente también era tenso. La gente se manifestaba por lo bajo, a favor de que las personas, que se alega invadieron los manglares, sean removidos de la reserva natural. Nadie quiso que se le identificara por su nombre.

“Yo quiero que esa gente del mangle se vaya”, dijo un residente “de toda la vida” de Las Mareas, entrevistado en la calle principal. “No voy a dar mi nombre”, indicó antes de este diario se lo preguntara.

“Nosotros no nos metemos en esas cosas”, expresó una mujer sin salir del balcón de la casa.

“Yo no estoy de acuerdo, eso son manglares. Uno no puede ni pasar para allá, para ir tiene que ser con la Policía”, reclamó a través de una verja otro hombre de mayor edad. “Es gente lleva años ahí y el gobierno no ha hecho na’”, exclamó otro hombre que se identificó solo como Federico.

Primera Hora tocó la puerta de otra casa y una mujer manifestó que la comunidad de Las Mareas “no visita ese lugar” (los terrenos invadidos del mangle).

“Hay que vivir aquí para saber realmente lo que está pasando”, dijo para agregar que el problema se había denunciado hace años, pero la comunidad fue ignorada. “Eso no empezó hoy y la prensa nunca llegó”, reclamó la mujer que tampoco quiso se le identificara.

-¿Qué espera usted de las vistas públicas en el Capitolio?, preguntamos.

“Realmente con este gobierno yo no espero nada, digo, con ninguno porque han pasado varios y no han hecho nada. La comunidad no espera nada, no espera mucho”, expresó. Dijo que muchos vecinos tienen miedo de hablar y agregó que algunos, “trabajan” para la gente del Camino del Indio “pues son los que les cuidan sus cosas”.

La controversia salió a la luz pública de la voz de la representante del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Mariana Nogales Molinelli, quien acusó al Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) de permitir “crímenes ambientales” en la reserva de Bahía de Jobos. Posteriormente, en medio de la polémica, la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) detectó conecciones de luz fraudulentas en el lugar y trascendió que algunas de las moradas tienen también servicio de agua potable.

Las casas y trailers están enclavados en los mangles de la reserva natural, donde a la vera del camino se pueden ver los avisos del ecosistema protegido federalmente que ubica entre Salinas y Guayama y que abarca en su totalidad 2,883 cuerdas.

“Lo primero que hay que ver en estas vistas es que hay varias agencias de gobierno señalando que porque están haciendo algún tipo de investigación no quieren participar o quieren cooperar. Hay múltiples asuntos, preguntas e información independiente a cualquier investigación de carácter criminal que hay que hacer en la Legislatura”, denunció el portavoz del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) en la Cámara, Denis Márquez Lebrón.

El legislador defendió el poder constitucional de investigación de la Legislatura. “Además del poder legal de investigación de la Cámara de Representantes, hay múltiples mecanismos en la Cámara de proteger información, pero me parece que todas las agencias, todos los poderes cumplen una función. ¿Por qué no investigar?, ¿por qué no obtener información?, ¿por qué no conocer no sola la existencia del lugar, sino por qué se han aprobado diversidad de permisos allí? Estaremos en la vista y veremos quien comparece y da cara o habrá que citarlos más adelante a través del tribunal. No puedes plantear no ir porque hay una investigación, tienes que ir, se hacen preguntas, unas se podrán contestar y otras no y se hace una reunión ejecutiva”, sentenció Márquez Lebrón.

La Comisión de Recursos Naturales de la Cámara le requirió al DRNA el expediente de Bahía de Jobos, pero hasta el pasado viernes la agencia no lo había sometido. Ese día se produjo la renuncia del secretario, Rafael Machargo.

Fuente: primerahora.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario