Puerto Rico 26 julio 2017

Tirijala por baño escolar para estudiante con espina bífida

Educación dice que tenía acuerdo con municipio de Santa Isabel, pero el alcalde lo niega.

El Departamento de Educación (DE) aseguró que la rehabilitación de un baño que será utilizado por una estudiante con espina bífida, en una escuela de Santa Isabel, es el resultado de un acuerdo entre la agencia y el municipio, por lo que calificó de incorrectas las expresiones del alcalde Enrique Questell Alvarado de que haya mediado burocracia gubernamental en este caso.

El secretario asociado de Educación Especial, Eliezer Ramos, indicó por escrito que la construcción del baño en la escuela receptora Martín G. Brumbaugh “está siendo realizado por el alcalde de Santa Isabel, tras un acuerdo prepautado con él; un acuerdo entre ambas partes. Por ende, no es correcto que haya mediado burocracia gubernamental, ni inacción en un caso como este”.

Primera Hora publicó el martes que el municipio se encargó de la modificación del baño, a un costo de $4 mil, luego de que el DE no contestara la petición de los padres de la menor, presentada el 10 de mayo, en la que explicaba que la niña necesita que “por lo menos en dos ocasiones durante el periodo diario de clases, se le practique un procedimiento que requiere de completa privacidad e higiene, en un baño que solo puede ser utilizado por ella”.

“No tolero la burocracia gubernamental cuando dilata la solución de problemas que requieren acción inmediata”, expresó el alcalde previamente en comunicación escrita.

Ante la respuesta de la agencia Questell Alvarado indicó que el acuerdo “no existe”.

“La única comunicación que hubo con el DE fue para abogar por el no cierre de escuelas”, aseguró el alcalde, quien dice no conocer a Ramos.

Advertencia por los uniformes

Mientras, la titular de Educación, Julia Keleher, recordó que obligar a los padres de los estudiantes a que compren uniformes o calzado de algún color exacto, marca o en alguna tienda en particular está prohibido. Además, indicó que los alumnos que asistirán a una escuela receptora, pueden utilizar su antiguo uniforme hasta que sus padres lo consideren conveniente.

Notas Relacionadas

Deja tu comentario