Puerto Rico 22 diciembre 2021

Un estudio reitera que la dosis de refuerzo de la vacuna contra el COVID-19 no es opcional

Mientras, el repunte de contagios alcanzó ayer un nuevo récord con 5,600 casos en un solo día

La dosis de refuerzo de la vacuna contra el COVID-19 no es un paso opcional contra el coronavirus, sino una acción necesaria para mantener la protección de las personas contra ómicron y reducir la posibilidad de desarrollo de otras variantes, concluyó un estudio reciente, liderado por el inmunólogo puertorriqueño Wilfredo García Beltrán, científico del Instituto Ragon del Massachusetts General Hospital, MIT y Harvard.

Los resultados del estudio, que observó el comportamiento de las vacunas de Pfizer-BioNTech, Moderna y Janssen (Johnson & Johnson), muestran que ómicron “escapa drásticamente a la inmunidad inducida por la vacuna después de una serie de vacunación primaria”, en referencia a las dos dosis iniciales o dosis única.

Asimismo, establece que la nueva variante es cuatro veces más infecciosa que la cepa original de SARS-CoV-2 y, por lo menos, dos veces más contagiosa que delta.

Pero, sobre todo, “este estudio demuestra que recibir una tercera dosis de una vacuna produce efectivamente una potente respuesta de neutralización cruzada contra ómicron de SARS-CoV-2″, sostienen los resultados.

“Estos hallazgos respaldan la necesidad de un despliegue generalizado rápido y sincronizado de refuerzos como medida de salud pública para reducir la aparición y propagación de variantes del SARS-CoV-2 altamente mutadas”, añade.

Datos de Puerto Rico, analizados por el Departamento de Salud y el bioestadístico Rafael Irizarry ya habían evidenciado que la efectividad de las vacunas contra el SARS-CoV-2 disminuye con el tiempo, según el tipo de vacuna, por lo que la dosis de refuerzo resultaba necesaria para elevar a niveles óptimos la protección contra contagios, severidad o muerte. Esa necesidad se ha visto acentuada con la llegada de ómicron.

“Los estudios nos están diciendo que los niveles de anticuerpos que se necesitan para poder neutralizar el virus de ómicron son mucho más altos que antes. Definitivamente, la dosis de refuerzo sí llega a esos niveles y eso ha sido consistente”, sostuvo el presidente de la Sociedad de Enfermedades Infecciosas de Puerto Rico, Lemuel Martínez.

El infectólogo y miembro de la Coalición Científica indicó que dicho grupo tuvo la oportunidad de conversar con García Beltrán sobre los hallazgos del estudio que lideró. “Ahora, las herramientas las tiene el ciudadano disponible”, añadió.

El llamado de urgencia a recibir la dosis de refuerzo continúa, mientras Puerto Rico sigue viendo cifras récord de contagios en medio del repunte global provocado por ómicron. En la isla, el número de positivos entre pruebas moleculares y de antígeno alcanzaba los 5,600 solo el lunes, informó Irizzary. Se trata de la quinta vez que se establece una cifra récord en siete días.

En la misma dirección y en solo horas, la tasa de positividad en pruebas de COVID-19 en la isla había saltado a 15%, al cierre de esta edición, mientras la tasa de positividad respecto a casos únicos se encontraba en 14.8%.

El bioestadístico hizo un llamado urgente a la ciudadanía a practicar las medidas de prevención y detener comportamientos de riesgo. “Ahora mismo, la grandísima mayoría de los casos son de personas de 20 a 40 años, que son menos susceptibles a acabar en un hospital, pero desafortunadamente ahora también estamos viendo un crecimiento en los mayores de 60″, advirtió.

Justo después de Acción de Gracias, la tasa en casos entre personas de 65 a 74 años era de menos de uno por cada 100,000 al día, pero actualmente esa cifra se encuentra en siete. En cuanto al grupo de 20 a 29 años, la tasa se encuentra en 150 por cada 100,000.

Ante el panorama actual, si bien el refuerzo es indispensable, la vacunación no es la única herramienta, reiteró Martínez.

“Hay que bajar la curva, estos picos no debemos minimizarlos”, apuntó, al recordar que, aunque el impacto en severidad de enfermedad sea menor -algo que está por verse-, mientras más contagios se produzcan, mayores son las probabilidades de impacto al sistema de salud. El uso de la mascarilla, el distanciamiento físico y evitar la aglomeración de personas es clave en este momento.

Notas Relacionadas

Deja tu comentario