Puerto Rico 17 mayo 2022

Un exfiscal federal analiza la defensa de la exgobernadora Wanda Vázquez

Abogado Ignacio Rivera señala que la presencia mediática de los abogados de la exgobernadora podría tener motivos amplios

Sin esperar a que se materialicen cargos por delitos federales específicos, la exgobernadora Wanda Vázquez Garced y sus abogados han emprendido la inusual movida de recurrir a los medios para hacer pública la expectativa de un arresto contra la exmandataria y de paso anticipar la naturaleza de las denuncias que se presentarían en su contra.

Desde la semana pasada, Luis Plaza Mariotta, uno de los abogados de defensa de Vázquez Garced, ha comparecido a los medios para indicar que anticipa que el arresto de su clienta por las autoridades federales es “inminente”. Aunque no cuenta con los detalles de los posibles delitos que presentarían contra la exgobernadora, Plaza Mariota ha asegurado que se trata de un caso “técnico” que involucra donantes de la campaña de Vázquez Garced.

De materializarse, sería el segundo caso de alto perfil relacionado con donativos de campaña que presenta la Fiscalía federal este mes. El pasado 5 de mayo se declaró culpable Joseph Fuentes Fernández, recaudador de donativos y amigo cercano del gobernador Pedro Pierluisi, por poner en vigor un esquema para ocultar las identidades de donantes que deseaban mantenerse en anonimato mediante la creación de dos fundaciones sin fines de lucro que tramitaban los donativos para el Super PAC Salvemos a Puerto Rico, que hizo campaña contra los contrincantes de Pierluisi en el ciclo electoral de 2020.

Pese a que es común que abogados federales aconsejen a sus clientes a nunca discutir cualquier detalle de una acusación que enfrentan ante el Tribunal de Distrito, igual de común es que los propios togados no discutan detalles ni estrategias legales en los medios. Pero a juicio del abogado y exfiscal federal Ignacio Rivera, los episodios mediáticos que Plaza Mariota ha tenido esta semana podrían tener motivos más amplios.

Por una parte, Rivera planteó que, como otro exfiscal federal experimentado, las acciones de Plaza Mariota pueden ser indicativas de que hay una negociación corriendo entre la exgobernadora y la Fiscalía federal. El hablar abiertamente sobre los potenciales detalles del caso podría ser un ejercicio para levantar la figura de otras personas que potencialmente puedan servir como informantes o ser acusados.

“Cuando se comportan así, sobre todo un abogado del prestigio de Luis Plaza, es que hay un plan entre ambas fuerzas, la federal y el caso de ellos. Es la única lógica que yo le veo a eso”, manifestó Rivera, quien dejó saber que Plaza Mariota es amigo suyo, pero que no ha discutido este asunto con él.

Por otra parte, Rivera no descartó que las comparecencias mediáticas sean un esfuerzo de impulsar una estrategia, más bien para asegurar que confrontarán la acusación de producirse.

“Eso yo le llamo cariñosamente el ‘Stalingrad defence’, y es sencillamente ‘nos vemos en corte y salga el tiro por donde salga’. Usualmente, eso no es lo más inteligente. Hay excepciones como todo en la vida, pero usualmente eso no es inteligente”, señaló Rivera.

El abogado Plaza Mariota indicó a este medio que espera que el arresto de Vázquez Garced se dé esta semana o la próxima. Mientras tanto, fuentes de este diario apuntan a que en ese mismo plazo de tiempo también se declararía culpable un estrecho colaborador de la exgobernadora por delitos relacionados con la campaña primarista en 2020.

Fuentes de EL VOCERO también apuntan a que dos colaboradoras cercanas de la exgobernadora, Marisol Blasco y Lillian Sánchez, declararon ante un gran jurado con relación a irregularidades en la recaudación de donativos para la campaña. Blasco fue ayudante especial de Vázquez Garced, mientras que Sánchez fungió como subsecretaria de la Gobernación.

Otro señalamiento que se ha producido en cuanto a la investigación sobre los donativos de esa campaña involucran a un empresario venezolano que presuntamente asistió en los esfuerzos de la primaria, costeando una encuesta. Se alega que se trata del dueño de Bancrédito, Julio Herrera Velutini, quien supuestamente solicitó a Vázquez Garced que destituyera al entonces jefe de la Oficina del Comisionado de Instituciones Financieras (OCIF), George Joyner, quien estaba insistiendo sobre una auditoria ordinaria a Bancrédito, a la cual Herrera Velutini se oponía.

De hecho, ayer la OCIF notificó que presentó una querella contra Bancrédito para mostrar causa por la cual la institución financiera no debería acogerse a un plan de liquidación voluntaria. El aviso se dio luego de que la OCIF indicara que la entidad financiera ha fallado en implementar acciones de cumplimiento.

Fuente: elvocero.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario