Puerto Rico 18 mayo 2022

"Vivía para ponerle una sonrisa a la gente": así recuerdan a la educadora de 73 años asesinada en un tiroteo en Caguas

La exalumna y presentadora de Telemundo Houston, Crystal Ayala, rememoró cómo Margarita Rodríguez Morales vio en ella un don en oratorio que la convirtió en una profesional de la comunicación

Crystal Ayala quizás no entendía cuando era una estudiante de la escuela Jesús Sanabria Díaz, en Yabucoa, por qué la directora Margarita Rodríguez Morales le animaba a competir en oratoria.

Hoy, convertida en la presentadora de Telemundo Houston, recuerda con cariño el gran legado que dejó la educadora retirada, antes de que un tiroteo entre miembros de gangas rivales que transitaban por la carretera PR-189, en Caguas, le arrebatara la vida el pasado domingo a sus 73 años.

“Ella algo vio en mí que yo en aquel momento, de pequeña, no veía”, contó Ayala sobre la influencia que tuvo misis Rodríguez, como la llamaba, en su vida; y que la llevó a convertirse en una profesional de la comunicación.

Rodríguez Morales fungía como directora de la escuela a mediados de los ochenta, cuando Ayala comenzó en el primer grado y hasta que se graduó de la escuela intermedia.

“Siempre la recuerdo como una persona estricta, pero compasiva. Le gustaba el orden y el respeto, y eso se le transmitía a sus estudiantes y maestros. Todo el mundo la respetaba. Ella se ganó eso. Era una persona bien brillante”, recordó.

Tras la trágica noticia, los excompañeros de clase, quien dijo que están devastados con su muerte, comenzaron a rememorar momentos que vivieron en la escuela. Uno de esos involucraba a Ayala.

“Carlitos me dijo, ‘¿te acuerdas que una vez te caíste y misis Rodríguez me regañó pensando que era el culpable?’ Te defendió a ti”, contó entre risas.

La periodista aceptó que Rodríguez Morales siempre tuvo un celo especial con ella y su hermana.

“Mi papá tenía cáncer. Yo viví el proceso mientras estaba en la escuela. Yo nunca dije nada, pero siempre estuvo pendiente porque ella sí sabía lo que estaba pasando en mi casa. Cuando estaba en noveno grado, mi papá falleció. Siempre la recordé con mucho cariño. Pasaron los años y se convirtió en amiga de mi mamá. Ayudó a mi hermana a convertirse en maestra”, apuntó.

Aunque ella se mudó a Estados Unidos, la educadora, hasta hace unas dos semanas, le comentaba todas sus publicaciones en redes sociales.

“No sé cómo lo hacía, pero siempre tenía una palabra positiva para todos sus niños, para todas las personas que ella atendió”, destacó en entrevista telefónica desde Houston.

Ayala aceptó que, por la distancia, se le ha hecho “bien difícil” el proceso de asimilar que Rodríguez Morales “ya no está”. Por la balacera que acabó con la vida de la educadora fueron acusados e ingresados a prisión anoche tres jóvenes sospechosos del crimen tras no poder prestar una fianza global de $350,000, impuesta por siete cargos.

“Se llevaron a alguien que no debía haberse ido. Vivía para ponerle una sonrisa a la gente... El legado de ella es tan grande”, alcanzó a decir con la voz entrecortada.

“Nada nos va a devolver a Margarita, ni la llamada justicia. Lo que podemos hacer es recordarla, pensar en su ejemplo, en su valentía que, hasta final, trato de proteger a su nieta y su familia. Seguir adelante, porque ella hubiera querido que todos siguiéramos adelante, felices, tratando de hacer el bien”, manifestó.

La comunicadora admitió que le es preocupante cada vez que este tipo de crímenes ocurren en Puerto Rico, pues toda su familia vive en Yabucoa. Rápido que se enteró del suceso, llamó a su madre y le pidió que evitara ir a Caguas.

“Lo que me queda es orar mucho, por la familia de Margarita, por el barrio, por mi mamá, porque eran muy buenas amigas”, dijo.

Ayala sostuvo que la partida de Rodríguez Morales ha dejado un vacío en el barrio Tejas, de Yabucoa, pues era una comunidad “bien unida, donde todo el mundo se conoce”.

Realizarán acto de recordación

Por otro lado, el sobrino Javier Dávila Rodríguez publicó ayer, lunes, un mensaje en su cuenta de Facebook en la que dijo que recordará a “titi Margie” por su “ejemplo, carácter y liderazgo”.

Además, manifestó que guardará con cariño su manera de servir a la comunidad y a toda persona que le pidiera ayuda.

“Me enseñaste a vivir la vida como si fuera el último día. Me enseñaste a saber callar ante la ignorancia, prepotencia y el ladrido del enemigo y de quien grita aún no teniendo la razón. Me enseñaste a defender la verdad no importando las consecuencias. Me enseñaste a servir en el servicio público y a trabajar mi jornada de trabajo con honestidad y diligencia. Me enseñaste tu gran ejemplo de servicio al necesitado de servir sin esperar nada a cambio, de no gritar para convencer, de seguir hacia adelante y buscar un mejor futuro”, añadió en el emotivo mensaje.

Mientras, añadió en otra publicación en la tarde de hoy que la familia Cruz Rodríguez invitaba a la ciudadanía que les acompañaran en un “espacio especial” en el que conmemorarán la vida de Rodríguez Morales.

El velatorio en cuerpo presente se llevará a cabo en la Funeraria Las Piedras Memorial, en la Concha Acústica de Yabucoa, este próximo jueves de 3:00 de la tarde a 8:00 de la noche; y el viernes de 8:00 a 11:00 a.m.

En una llamada telefónica posterior, Dávila Rodríguez le dijo a este medio que Priscila del Moral Suárez, una compañera de Rodríguez Morales y quien se desempeñó como maestra de español, estaba preparando un escrito que contenía toda la trayectoria y vida de la educadora.

“Llegó a ser superintendente de escuelas. Empezó en una escuelita de campo a la que iba a caballo o caminando, así inició sus primeros pasos en Educación”, adelantó.

Aunque mencionó que prefería esperar al escrito para no perder detalles, no pudo contenerse al describirla como: “ejemplar, inigualable, una persona a la que todos emularían y un ejemplo para todos”.

“El luto ella no lo guardaba en el color de la ropa, lo guardaba en su corazón... La vamos a celebrar con alegría, como ella siempre nos enseñó”, aseguró.

Los arrestados por el crimen fueron identificados por las autoridades como José Gautier Medina, de 18 años; Jared Rosario Echevarría, de 25; y Brian Sierra Fernández, de 20.

Por su parte, el comisionado del Negociado de la Policía, Antonio López, reveló este martes que la barriada Morales, ubicada en Caguas, permanecerá intervenida por la Uniformada “indefinidamente” hasta que arresten a otras personas que podrían estar involucradas con el asesinato.

“Nos faltan varios individuos de esa noche que provienen de la barriada Morales la cual vamos a mantener ocupada”, dijo el jefe de los policías.

Fuente: elnuevodia.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario