07 octubre 2019

Alegan favoritismos dentro del Departamento de Agricultura

Agricultores denuncian que las acciones del secretario de esta agencia, Carlos Flores Ortega, han empobrecido el desarrollo agrícola en la Isla

Supuestas preferencias político partidistas a la hora de repartir fondos, así como chantajes y amenazas, figuran entre las quejas que han llevado algunos agricultores al Departamento de Agricultura y que alegan han caído en oídos sordos, denunciaron a EL VOCERO varios de estos productores.

Señalan como culpable al propio secretario de este departamento, Carlos Flores Ortega, quien precisamente fue referido el sábado en la noche al Departamento de Justicia por “acciones impropias”, según apuntó la gobernadora Wanda Vázquez en declaraciones escritas.

Según alegaron, las acciones que ha tomado Flores Ortega han empobrecido el desarrollo agrícola del País. Una de las problemáticas ha sido el constante rechazo al acceso de subvenciones del Fondo para el Desarrollo Agrícola en Puerto Rico (FIDA), puesto que —según contó la agricultora Beatriz Sánchez— estos fondos se “reparten de manera preferencial dentro del departamento”.

FIDA, según indica el portal digital de la agencia, se certificó como una corporación pública subsidiaria de la Autoridad de Tierras. El objetivo de su creación es para —entre otras cosas— fomentar, incentivar y estimular la creación y desarrollo de todo tipo de empresas, proyectos, sistemas, centros y programas de producción agrícola en la Isla.

“Yo solicité (a FIDA) con mi industria Hortalizas Guayanés. Al mes me llegó la carta diciendo que fui denegada. No dieron la razón ni la forma en la que se evaluó el proyecto. Ellos eligen solamente a sus amiguitos”, comentó Sánchez.

“Dicho por algunos de los funcionarios de allá adentro: ‘si no son de nosotros, no les vamos a dar (el dinero), no cualifican’. Tienen preferencias. Yo lo he escuchado directamente”, reiteró Sánchez, quien dijo que ha hecho quejas a nivel federal y ante el mismo departamento sin obtener respuesta.

EL VOCERO solicitó a través de una portavoz de prensa la cifra de los fondos FIDA aprobados a la fecha. Se comunicó que la petición sería trabajada hoy debido a que durante el fin de semana no era posible obtener información de estos archivos.

Otro agricultor —quien prefirió no ser identificado— concordó por separado con las alegadas posturas preferenciales que se asumen en esta agencia. “El Departamento de Agricultura favorece a compañías extranjeras sobre las de aquí. Le pone como condición para aprobarle un incentivo a un agricultor comprarle a una compañía (extranjera)”, dijo. “Tienen personas con visa de turismo haciendo negocios en Puerto Rico”, agregó.

Otra queja ha sido la “imposición” de comprar un seguro para los viveros a modo de precaución en caso de otro desastre natural, como lo fue el huracán María en 2017.

“En estos días (el secretario) tomó una decisión administrativa para obligarnos a coger un seguro para los viveros. Si no nos acogemos a ella, nos quitan los derechos de agricultores ‘bonafide’. Nos quiere obligar empobreciéndonos más y más cada día”, dijo.

Alega incompetencia

Mientras, para el presidente de la Asociación de Agricultores, Héctor Cordero Toledo, la política pública que se ha trabajado dentro de esta agencia ha sido una “improvisada” e “incompetente”.

También dijo que la mala administración por parte de Flores Ortega ha llevado a la pérdida de millones en fondos para la recuperación después de María. “(Hay) incompetencia que ha sido constante. Estas quejas siempre han caído en oídos sordos y la realidad del caso es que el Departamento de Agricultura nunca ha sido una prioridad para el gobierno”, expresó a este rotativo.

“El secretario no ha tenido la capacidad para defender el presupuesto y le echa la culpa a la Junta (Federal de Control Fiscal)”, agregó. Sobre las quejas en cuanto a supuestas preferencias, dijo que no tienen evidencia que pueda sustentar los alegatos pero que también a ellos les han llegado denuncias similares.

Rechaza preferencias

“En muchas ocasiones, una buena idea no es necesariamente un plan aceptable. Los incentivos agrícolas requieren un alto rigor de implementación y mucho mayor aun, de cumplimiento, so pena de poner en peligro la credibilidad de todo un sector”, reaccionó diciendo Flores Ortega, en declaraciones escritas enviadas a este rotativo.

“Exigir cumplimiento de requisitos no es favoritismo ni chantaje. Es rigor a la máxima expresión y una exigencia de la que no puedo arrepentirme”, subrayó.

Fuente: elvocero.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Deja tu comentario