10 febrero 2020

De cal y arena para el turismo caribeño

Industria turística ha resultado ser el sector económico de mayor estabilidad en Puerto Rico

Las islas del Caribe registraron durante el pasado año un repunte económico de 2% a 3% aproximado en su actividad turística, pero también enfrentaron una serie de crisis y desafíos que evitaron alcanzar mejores resultados y que podrían poner en riesgo su desempeño lo largo del presente año.

La Organización Caribeña de Turismo (CTO) sostiene que en los pasados tres años el turismo en el Caribe ha mantenido una tendencia sostenida de incremento y se ha perfilado como la principal actividad económica de las Islas que comprenden a esta región. Pese a que las islas consolidaron su recuperación tras los huracanes de 2017, los resultados pudieron haber sido mejores.

La CTO mantuvo hasta el primer semestre de 2019 un aumento de 12% de las llegadas aéreas a la región -número más alto desde hace una década- y 9.1 millones de llegadas de turistas internacionales a la región, lo que representó un aumento de casi 970 mil visitantes en comparación con el mismo periodo en el 2018.

Muertes en República Dominicana

No obstante, los números se vieron afectados con una serie de disturbios que empañaron a la región. Uno de los primeros sucesos se registró en República Dominicana, cuando a mediados del pasado verano se registró la muerte de varios turistas estadounidenses en la zona de Punta Cana.

Según el economista dominicano Ramón Nuñez, la crisis en el país provocó que el número de turistas extranjeros se redujera en un 4.64% (260,942 personas), lo que se tradujo pérdidas estimadas en $400 millones entre mayo y octubre 2019, según el Banco Central (BC). En el periodo de junio a diciembre el número de visitantes fue de 3,457,881, lo que representó una caída de 6.91%

A raíz de la situación, la inversión en promoción y publicidad por parte del gobierno se incrementó y la inversión privada no paró, lo que resultó que para la temporada alta -que da inicio en las navidades- volviera a aumentar el número de visitantes extranjeros. Este nuevo año añadirán 4 mil habitaciones a su inventario hotelero.

Según datos del Ministerio de Turismo, la actividad turística dominicana generó más de $50,634 millones entre 2012 y 2019. Este último año, pese a la crisis que enfrentaron, lograron acumular un estimado de $7,689 millones, siendo la cifra más alta que registran desde 2012. Esto representa un aumento de 1.70% en comparación con los $7,560.7 millones registrados en 2018.

Protestas y sismos en Puerto Rico

En Puerto Rico, las acaloradas protestas en contra del exgobernador Ricardo Rosselló en el pasado verano y la serie de sismos que han sacudido a la región suroeste de la Isla desde el pasado mes de diciembre, han tenido un efecto nefasto sobre la actividad turística.

Los disturbios políticos que tomaron lugar el pasado mes de julio resultaron en una leve baja en las reservaciones hoteleras y en la cancelación de cinco cruceros que, de acuerdo con datos brindados previamente por la Compañía de Turismo (CTPR), representaron la pérdida $3.2 millones aproximados en ganancias.

Brad Dean, principal oficial ejecutivo de Discover Puerto Rico (DMO), afirmó que, aunque la industria apostaba a la temporada alta para disipar el impacto negativo de las manifestaciones, los fuertes remezones que se han suscitado en pleno periodo de bonanza han esfumado esas esperanzas.

De acuerdo con Dean, los terremotos ocasionaron la cancelación del World Travel and Tourism Council (WTTC) Global Summit que se celebraría en abril y dejaría un impacto de hasta $6 millones en la economía local. Asi también, propiciaron una caída de sobre 43% en las futuras reservaciones y evitaron la llegada de dos cruceros.

Cierran con números récords

Pese a las complicaciones, Dean enfatizó que, en lo que va de año fiscal y basado en 5,236,000 visitantes que recibió la Isla en el pasado año, el impacto económico total proyectado para 2019 fue de $9,460 millones.

Aseguró, además, que la Isla alcanzó números positivos a lo largo del pasado año en ingresos por alojamiento, llegadas a los aeropuertos y reservaciones para reuniones, incentivos, conferencias y exhibiciones.

“Se logró aumentar los ingresos por alojamiento en un 8% en comparación con 2017 y 2015. Se traducen en un retorno de inversión impresionante de $97.55 por cada dólar invertido por el DMO” comentó Dean.

Por su parte, la directora ejecutiva de la Compañía de Turismo (CTPR), Carla Campos, explicó previamente a EL VOCERO que el 2019 cerró con 2,354,376 viajeros llegando al Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín (AILMM), lo que representó un aumento de 5.6% al compararse con el año fiscal anterior y un 3.8% en contraste con el 2017.

Detalló, también, que la bonanza económica logró extenderse a la región oeste de la Isla. “El aeropuerto Rafael Hernández de Aguadilla cierra el año con cerca de 750,000 pasajeros transitando por el aeropuerto, cifra que excede el récord establecido en el 2018 por 150,000 pasajeros”, acotó Campos.

Al cierre del 2019, la CTPR reportó un récord de año calendario con la llegada de sobre 1.77 millones de pasajeros.

Fuente: elvocero.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Deja tu comentario