29 noviembre 2019

En suspenso medidas en favor del ambiente

No han sido aprobadas en las pasadas sesiones legislativas

Al cierre de la pasada sesión ordinaria de la Legislatura quedaron en suspenso al menos cuatro proyectos de ley que procuran atacar la utilización excesiva de plásticos y otros productos de difícil descomposición en Puerto Rico.

Los proyectos originados en la Cámara y el Senado han sido atendidos por las respectivas comisiones legislativas y también incluso han pasado por el proceso de vistas públicas, pero no han conseguido aprobarse para ser enviados a La Fortaleza.

Uno de los más abarcadores es el Proyecto de la Cámara 1951 (PC 1951), de la autoría del representante novoprogresista Joel Franqui Atiles, que prohíbe para 2022 la utilización de plásticos de un solo uso en todo establecimiento comercial de venta y distribución.

La medida fue aprobada en la Cámara el 25 de junio y fue referida a las comisiones senatoriales de Salud Ambiental y Recursos Naturales, y de Banca y Comercio, las cuales presentaron un informe positivo con enmiendas. En esencia, los cambios que sufrió la medida fueron pocos.

El pasado 14 de noviembre —último día para la aprobación de medidas de la pasada sesión legislativa— fue remitida a la Comisión de Reglas y Calendario del Senado. Sin embargo, nunca bajó a votación.

Franqui Atiles, el autor de la medida, se mostró esperanzado de que sea aprobada por ambos cuerpos en enero. “Ya está remitido a Reglas y Calendario del Senado y espero que puedan bajarlo en esta próxima sesión”, dijo el representante en entrevista con EL VOCERO.

“Creo que la mera discusión de estas medidas ha tenido un impacto en el pueblo de Puerto Rico —que lo he visto en muchos negocios que se están moviendo en esa dirección— aunque no exista una ley o legislación. Esperamos que próximamente se convierta en ley”, agregó.

Reconoció que cuando comenzó la discusión del tema de la prohibición de los plásticos hubo resistencia. “Pero igualmente se han abierto las puertas y pues... las redes sociales, la educación que está teniendo la gente sobre el cambio climático y estos temas... pues están presionando a estas compañías a que se muevan a productos que no hagan daño al medio ambiente”, afirmó.

Más proyectos en el tintero

Otro proyecto que quedó pendiente de acción en el Senado es el Proyecto de la Cámara 1433 (PC 1433) —de la autoría de Franqui Atiles y el representante independiente Manuel Natal Albelo— que enmienda la Ley de Bolsas Reusables y prohíbe la venta de alimentos en envases de poliestireno (foam) en restaurantes. Según el trámite legislativo, la Cámara aprobó la medida el 22 de octubre de 2018 y tres días después fue referida a las comisiones.

Transcurridos casi un año desde que se aprobó en la Cámara, la medida aguarda porque el Senado la baje a votación. El trámite de la medida refleja que las comisiones a cargo de atenderla rindieron un informe que recomienda su aprobación con enmiendas.

Las enmiendas que introdujo el Senado facultan al Departamento de Salud a que autorice el uso de envases de foam en establecimientos comerciales por razones de salud pública. Anteriormente, el proyecto no proveía esa opción en el lenguaje.

Una medida que también está en manos del Senado —aunque a un paso más acelerado— es el Proyecto de la Cámara 1745 que prohíbe la venta de las nuevas bolsas plásticas desechables que los supermercados y otros establecimientos comerciales cobran a 10 y 11 centavos. La pieza también recibió enmiendas en el Senado y fue remitida a la Comisión de Reglas y Calendario en mayo. Allí aguarda a que se configure en un calendario para bajar a votación.

La pieza le otorga un término de un año a los comercios para que cesen de brindar bolsas plásticas desechables a sus clientes para el acarreo de sus productos.

El Senado también tiene para consideración el Proyecto de la Cámara 1709 que promueve reducir y eliminar el uso de sorbetos plásticos y promover el uso de sorbetos biodegradables. Según el trámite legislativo, la Cámara baja aprobó la medida el 25 de febrero y fue referida a la Comisión de Reglas y Calendario el pasado mes de junio.

Este proyecto, de la autoría del representante Néstor Alonso, establece que se le permitirá únicamente a los establecimientos de comida y comerciales mantener los sorbetos de plástico de un solo uso para aquellas personas que por razones físicas o alguna condición médica no puedan utilizar los sorbetos biodegradables de papel o cartón.

Fuente: elvocero.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Deja tu comentario