31 julio 2019

Escándalo de Telegram afecta acuerdo de la AEE

Comité de Acreedores no Asegurados exige a las partes en negociación que revelen sus textos y correos electrónicos

La participación del exdirector ejecutivo de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (Aafaf), Christian Sobrino Vega, en el controversial chat de Telegram, está teniendo serias repercusiones sobre el acuerdo de reestructuración de deuda que la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) alcanzó con sus acreedores.

En una vista para la discusión del acuerdo, la magistrada Judith Dein atendió una petición del Comité de Acreedores no Asegurados (UCC, por sus siglas en inglés) para exigir a las partes involucradas en el acuerdo que revelen las conversaciones —textos o correos electrónicos— que han sostenido en medio de las negociaciones.

Sobrino Vega —quien también representaba al gobernador Ricardo Rosselló frente a la Junta Federal de Control Fiscal y era miembro exoficio de la junta de la corporación pública— fungía como negociador principal del acuerdo. En conjunto con Rosselló y otros integrantes de su administración, el funcionario compartió información privilegiada del gobierno con personas externas al gabinete.

En la polémica conversación se emiten comentarios sobre la AEE. Ante estas revelaciones, el abogado de la UCC, Nick Bassett, sostuvo que la situación convierte en asunto crítico la total transparencia por parte de los encargados de supervisar la reestructuración de Puerto Rico. Hizo hincapié en la necesidad de que la directora ejecutiva del ente fiscal, Natalie Jaresko, divulgue sus correos electrónicos y demás conversaciones.

Por su parte, Margaret Dale, abogada de la junta fiscal, aseguró que los mensajes y las comunicaciones que haya sostenido Jaresko no son relevantes para la aprobación o análisis del acuerdo. Asimismo, aseguró que la petición de la UCC cae por debajo del punto más bajo de razonabilidad.

“No estamos de acuerdo con la sugerencia de la UCC. Hemos producido cientos de documentos sobre las negociaciones. Es irrelevante y nos haría perder tiempo. Además, con excepción del señor Sobrino, las demás partes estarán deponiendo. No hay indicaciones por la UCC sobre cómo las comunicaciones de Jaresko pueden dar luz sobre las motivaciones de los negociadores”, comentó Dale.

La representante del ente federal sostuvo que la recolección de las comunicaciones personales de un individuo “es increíblemente invasivo, caro y consume mucho tiempo”.

Aseguró, además, que los mensajes de texto no son necesarios a menos que sean relevantes para la situación y que, hasta el momento, la UCC no ha demostrado que lo sea.

En cuanto a las comunicaciones de Jaresko con los abogados, Dale hizo hincapié en el privilegio abogado-cliente. Insistió en que los abogados no necesariamente están obligados a revelar el contenido de las conversaciones que sostienen con sus clientes durante el proceso de asesoramiento jurídico.

La jueza se dispuso a escuchar las deposiciones y no tomó ninguna determinación sobre este o los demás asuntos que se discutieron en la vista. La entrada en vigor del acuerdo se atrasó luego de que la jueza federal Laura Taylor Swain frenara su discusión por entender que carecía de transparencia e información que sustentara su efectividad.

Fuente: elvocero.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?