13 diciembre 2019

Estiman conductas sexuales y uso de drogas en jóvenes

Instituto de Estadísticas publica el perfil de salud y seguridad de los estudiantes en la Isla

El recién publicado Perfil de Salud y Seguridad del Estudiante en Puerto Rico arrojó datos importantes sobre este sector poblacional, en términos de sus conductas sexuales, la exposición a sustancias controladas y las consideraciones sobre el suicidio.

“El perfil de salud y seguridad nos alerta acerca de la necesidad de repensar las medidas o políticas públicas establecidas para trabajar la seguridad y salud (física y mental) de los estudiantes. Por tanto, hay una clara urgencia de brindar más herramientas y recursos a los profesionales responsables de lograr la mejoría que los estudiantes merecen”, señaló Dharma R. Rodríguez, coautora del informe y participante del Programa de Internado del Instituto de Estadísticas de Puerto Rico.

En el ámbito de conductas sexuales, de acuerdo con los datos mostrados ayer por el Instituto —que comprenden un análisis que cubrió desde 2015 a 2017— un 41.5% de los estudiantes en duodécimo grado afirmó haber tenido relaciones sexuales en algún momento en su vida y un 33.4% informó estar activo sexualmente.

Para el año 2017, prácticamente el 17% de los estudiantes de escuela superior indicó estar activo sexualmente, pero el 25.5% señaló que había tenido relaciones sexuales en algún momento de su vida.

Por su parte, el Dr. Orville M. Disdier, autor principal del informe y Director Ejecutivo Interino del Instituto, también reiteró la importancia del estudio, que es lo más reciente que existe en la Isla sobre estudiantes hasta el grado duodécimo. “Conocer este perfil del estudiante nos brinda la información necesaria, para tomar las acciones pertinentes hacia un ambiente educativo que propicie el aprendizaje y para promover un estilo de vida saludable en nuestros estudiantes”, señaló Disdier.

Añadió que “para que el proceso educativo sea efectivo, es imprescindible que ocurra dentro de un ambiente seguro, libre de intimidaciones o de riesgos explícitos o implícitos. De igual forma, un estudiante que no está física o mentalmente saludable tendrá mayor dificultad en cumplir con las exigencias académicas”.

Otro dato del estudio surge de las indagaciones entre los jóvenes sobre el tema del suicidio. Sobresale que la cantidad de estudiantes que intentaron suicidarse aumentó de 15.9% en el año 2015 a 17.3% en el año 2017. El 13.7% de los estudiantes de escuela superior en el sector público, intentó suicidarse en una o más ocasiones, se indicó.

En el año 2017 más del 45% de las estudiantes se sintió triste o desesperanzada, lo que representa un aumento con relación al año 2015.

Respecto al uso de sustancias controladas, la prevalencia de consumo de marihuana aumentó de 6.0% en el año 2015 a 7.9% en el año 2017. Mientras, en cuanto al consumo de alcohol, en 2015 el 21.2% de los estudiantes afirmó consumir alcohol, mientras que para el año 2017 este porcentaje aumentó a 23.8%.

El documento igualmente incluye estadísticas sobre el acoso escolar, acoso electrónico, comportamiento violento y sobre los hábitos alimentarios de los estudiantes de escuela superior en escuelas públicas. A ello se añaden datos estadísticos sobre incidentes delictivos en las instituciones postsecundarias públicas y privadas.

Se indicó que la información fue obtenida de bases de datos como lo son el Youth Risk Behavior Surveillance System (YRBSS) y el Campus Safety and Security Data (CSSD).

En el tema del acoso, el 17.1% de los estudiantes sufrió acoso en la escuela en el año 2017. Esto fue mayor para los estudiantes del sexo femenino, con 20.2%, que para los estudiantes del sexo masculino, con 13.6%.

Los datos demuestran un aumento en la prevalencia de acoso electrónico, alcanzando 13.2%. El acoso electrónico fue mayor para los estudiantes del sexo femenino, con 17.0%, que para los estudiantes del sexo masculino, con 9.0%.

Fuente: elvocero.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Deja tu comentario