21 febrero 2020

Gobierno incumple con Cuenta Mi Futuro

No despega la promesa de abrir planes de ahorros de $1,000 a estudiantes de kínder en el sistema público, mientras el gobierno le echa la culpa a la Junta Federal de Control Fiscal

El gobierno todavía no cumple con una disposición del Código de Incentivos que establece la incorporación del Programa de Plan de Ahorro para Estudiantes, conocido como Cuenta Mi Futuro, para beneficio de alumnos de kínder.

El Código de Incentivos —firmado por el entonces gobernador Ricardo Rosselló Nevares el 1ero de julio de 2019— establece la creación de un fideicomiso para manejar un fondo anual de casi $30 millones para crear una cuenta de ahorro por $1,000 a cada estudiante de kínder. En 12 años esa cantidad debe producir hasta $1,700 a un interés promedio de 4%.

“El fideicomiso para manejar el fondo Cuenta Mi Futuro aún no se ha establecido debido a que la Junta (Federal de Control) Fiscal no incluyó en el presupuesto vigente la partida que iba dirigida a esta iniciativa de beneficio social”, informó ayer la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (Aafaf) en declaraciones escritas a EL VOCERO.

Según el portavoz de la junta fiscal, Edward Zayas, se le había enviado una carta a la gobernadora Wanda Vázquez con la posición de la entidad. “El plan propuesto incluye una referencia a los 'Baby Bonds' que crearán unos $25 millones —$29 millones adicionales en gastos anuales que no están en el plan fiscal certificado. Si el gobierno quiere implementar este programa, debe contabilizarse a través de reducciones equivalentes en el gasto del gobierno en otras áreas”, indicó.

El 22 de febrero de 2019,el entonces director ejecutivo de Aafaf, Christian Sobrino, dijo que el fondo sería reinvertido y produciría un mayor rendimiento y que una entidad financiera se encargaría del fideicomiso para manejar los fondos. Eso no pasó.

Ayer el Departamento de Educación indicó por escrito que esta iniciativa sería de gran beneficio para los estudiantes.

“Confiamos que la Junta de Control Fiscal pueda tener toda la información para la asignación de los fondos. En Educación trabajaremos con diligencia su implementación, una vez sea aprobada la asignación presupuestaria para este programa”, agregó.

El secretario de Educación, Eligio Hernández Pérez, había indicado a la prensa el 3 de julio de 2019 que encontraría el dinero para poder cumplir con los vales educativos y los fondos para Cuenta Mi Futuro.

En aquel momento, el funcionario no pudo detallar de dónde saldrían los fondos, pero la agencia sí solicitó a la Legislatura $19.3 millones para los vales educativos.

La junta fiscal certificó para Educación un presupuesto consolidado —general— para el año fiscal 2019-2020 diferente al de la Asamblea Legislativa, de $2,900 millones.

“Ejerceremos las acciones que tengamos que hacer para cumplir con la ley”, dijo Hernández. “El presupuesto tiene unos retos. Algo importante es que la Ley 85 establece que de la asignación presupuestaria el secretario y el equipo financiero tienen que asegurar la implementación (del estatuto)”, expresó Hernández en una mesa redonda.

En ese momento, calculó que entre 18,000 a 20,000 estudiantes podrían beneficiarse de la nueva cuenta de ahorro el próximo año escolar (desde agosto de 2019).

Reacciones de los gremios

Por su parte la presidenta de Educamos, Migdalia Santiago Negrón, expresó que “a estas alturas a uno no le sorprende nada de esta administración. Todo el discurso era la importancia de los niños y los niños primero y apostarle al futuro del País en los niños, pero hay que evaluar todo lo que está pasando con nuestras escuelas”.

“Eso de hacer toda una campaña para abrir esas cuentas, el discurso aquel importante del ahorro de que ellos empezaban poniendo una cantidad para que luego ese proceso se siguiera, los niños aprendieran y lo repitieran, pues no (sorprende). Al día de hoy las escuelas que tenían cooperativas, que era ya un ejercicio que hacían los estudiantes, muchas de ellas se cerraron”, agregó.

Para el vicepresidente de la Unión Nacional de Educadores y Trabajadores de la Educación (Unete), Emilio Nieves Torres, la iniciativa no se ha puesto en vigor porque no la presupuestaron. Recordó que esta propuesta estaba en el plan de gobierno del Partido Nuevo Progresista (PNP).

“Lo anunciaron por aquello de que estoy cumpliendo con el programa de gobierno, pero la irresponsabilidad es anunciarlo sin tener asegurado los fondos. Lo mismo pasó con los vales educativos, que dijeron que iban a dar una cantidad de dinero, por ejemplo $6,000, y después bajaron la cantidad”, mencionó.

Precisamente, el Plan para Puerto Rico establece lo que son las “Cuentas de Desarrollo Educativo”, que “permitirán a los padres y a los niños acumular ahorros para la educación postsecundaria o para desarrollar iniciativas empresariales después de graduarse”.

Sin embargo, el anuncio de Cuenta Mi Futuro se realizó el 24 de abril de 2019 en un mensaje de Situación del Estado que brindó Rosselló ante la Legislatura. Allí habló sobre las iniciativas contenidas en el Código de Incentivos que, en aquel entonces, se encontraba ante la consideración de la Asamblea Legislativa.

“Entre múltiples medidas, se incluye en el Código de Incentivos el Programa del Plan de Ahorro para Estudiantes o Cuenta Mi Futuro, donde el gobierno establecerá una cuenta bancaria y hará una aportación de $1,000 a cada estudiante de kínder en el sistema público, lo cual será invertido en un fideicomiso”, mencionó.

Rosselló explicó que a esas cuentas se les podían añadir aportaciones de familiares, organizaciones sin fines de lucro y premios en metal. Agregó que “los fondos serán invertidos para beneficio del estudiante y el caudal estará disponible luego para apoyar estudios postsecundarios, vocacionales o la apertura de un negocio propio. Esta iniciativa ha demostrado reducir la desigualdad social, aumentar el rendimiento académico y la retención”.

Fuente: elvocero.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Deja tu comentario