25 octubre 2021

La jueza Swain y un regaño a los funcionarios en Puerto Rico: "Mi paciencia se está acabando"

Así comenzó la reunión de urgencia convocada para destrabar el proyecto que habilita el Plan de Ajuste de Deuda en la Legislatura

La reunión de urgencia que convocó la jueza Laura Taylor Swain comenzó con un regaño para los funcionarios del gobierno de Puerto Rico.

Minutos después de las 9:00 a.m. la jueza dio por comenzada la reunión a la que le separó una hora y media de su tiempo.

A poco de comenzar, Taylor Swain advirtió que no se inclina a posponer las fechas ya acordadas para la confirmación del Plan de Ajuste de la Deuda (PAD), enfatizando que su paciencia se estaba agotando.

Así se lo había pedido la Junta de Control Fiscal el viernes pasado, luego de que el Senado no aprobara el proyecto que habilita el marco legal para el PAD.

“Seré honesta, mi paciencia se está acabando”, dijo la jueza en referencia a que el Senado no aprobó el Proyecto 1003 de la Cámara de Representantes que sí le había dado el visto bueno la semana pasada.

Swain reconoció que el tranque aún persiste en la Legislatura, por lo que advirtió que de no cumplirse con la agenda establecida, la Isla podría perder la oportunidad de reestructurar su deuda al amparo del Título III de la Ley PROMESA.

La implicación, indicó la jueza, sería la perdida del mecanismo de la paralización de litigios, dando paso a múltiples demandas en varios foros, lo aumentaría los costos legales para el gobierno local.

En ese sentido, Swain insistió que no ve que esa sería una mejor alternativa para el futuro de la isla.

Uno de los mecanismos que Swain planteó en la vista es someter a las partes envueltas, particularmente a la Junta y al Gobierno, a que entren en un proceso de mediación encabezado por la jueza Barbara Houser.

A la reunión de hoy estaban convocados miembros de la JCF, el gobernador Pedro Pierluisi, el presidente del Senado, José Luis Dalmau, y el presidente de la Cámara de Representantes, Rafael Hernández Montañez, además de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (AAFAF) y otros funcionarios del gobierno.

Deja tu comentario