Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a americateve. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Ana Irma Rivera Lassen trabaja enmiendas a las leyes laborales que contemplan la desigualdad entre empleados y patronos

Rivera Lassén está inmersa con integrantes de su comisión en la redacción del producto final, por lo que no entró en detalles sobre la acumulación de licencias, el pago del bono o las mesadas por despido injustificado.

La versión del Senado de la legislación que enmienda el derecho laboral en el país, impactado el pasado cuatrienio con la aprobación de la llamada Reforma Laboral, será un trabajo que reconocerá la relación de desigualdad entre trabajadores y patronos, tendrá como norte recuperar derechos perdidos por la Ley 4-2017 y estará lista para que la Cámara de Representantes pueda atenderla en o antes del 25 de junio, último día para la aprobación de medidas en la primera Sesión Ordinaria del cuatrienio.

Así lo afirmó la senadora del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Lassén, quien dirige el proceso de evaluación de la medida en el Senado como presidenta de la Comisión de Derechos Humanos y Asuntos Laborales. Rivera Lassén celebró cuatro vistas públicas sobre el tema y precisó que el producto final estaría listo para ser llevado a votación en el hemiciclo en algún momento después del 18 de junio, pero con tiempo suficiente para que la Cámara también lo atienda antes del 25 de junio.

“Va a ser un producto con que la gente va a estar contenta”, dijo en entrevista con El Nuevo Día. “Un producto consistente con la tradición laboral en Puerto Rico, que ha sido de respeto a los trabajadores y trabajadoras en un mundo donde las leyes les dan instrumentos a los patronos para su desempeño, pero también vamos a respetar los derechos de los obreros”.

El pasado 1 de mayo, la Cámara de Representantes aprobó el Proyecto de la Cámara 3, que enmendó sustancialmente el estado de derecho laboral. Por ejemplo, aumentó el bono para los empleados del sector privado, redujo la cantidad de horas necesarias para cualificar para ese beneficio, redujo el número de meses a trabajarse dentro del periodo probatorio, incrementó la acumulación de licencias de vacaciones y días de enfermedad, pero no derogó la Ley 4-2017 lo que significa, por ejemplo, que no se regresó al régimen de paga doble –excepto para estudiantes- y mantuvo el instrumento del flexi time.

No obstante, Rivera Lassén indicó que su visión es que gran parte de los trabajadores en Puerto Rico puedan cobrar a tiempo doble el exceso de las ocho horas trabajadas durante un periodo de 24 horas. La Ley de Normas Justas de Trabajo (FLSA, por sus siglas en inglés) exime a trabajadores de ciertas industrias de ese beneficio.

En cuanto al flexi time, Rivera Lassén fue parca sobre el lenguaje final, aunque insistió en que se protegerán derechos de los trabajadores.

La Ley 4-2017 establece que este tipo de arreglo se hará mediante un “acuerdo” entre las partes, aunque Rivera Lassén y expertos en derecho laboral insisten en que no hay tal cosa como un “acuerdo” entre un trabajador y un patrono porque se trata de una relación desigual. La senadora indicó que atenderá este asunto, pero no precisó cómo.

No obstante, el Proyecto del Senado 123, de Rivera Lassén y su compañero de delegación, Rafael Bernabe, reconoce el tiempo flexible como una alternativa para que un trabajador adelante o atrase su hora de entrada, pero dispone que todo tiempo de descanso entre jornada y jornada sea de no menos de 12 horas. El PS 123 detalla que se considerarán y se pagarán como horas extra las trabajadas durante la hora del descanso o para tomar alimentos y las trabajadas en exceso de la jornada de ocho horas o en exceso de 40 horas durante una jornada semanal.

Actualmente, bajo un acuerdo flexible, se paga a tiempo y medio luego de trabajadas 10 horas.

“Lo importante es mantener, no solamente una relación nivelada, sino también atender las horas que la persona va a trabajar. No es que vas a poner a trabajar a la gente en horarios excesivos, renunciando a sus derechos. No vamos a aceptar que la gente renuncie a derechos. Como está hoy en día se presta para que la persona trabaje horas y horas”, dijo Rivera Lassén.

Aplicando el principio de una relación nivelada entre patrono y obrero, Rivera Lassén indicó que se regresará al estado de derecho previo que colocaba el peso de la prueba sobre los hombros del patrono al tener que demostrar que el despido de un trabajador fue justificado.

FUENTE: elnuevodia.com

Deja tu comentario

¿Querés estar informada/o las 24hs?

Suscribite a nuestro Newsletter