Puerto Rico 11 julio 2018

Cautela de González con el lío de Turismo

La comisionada residente evita opinar sobre el escándalo al no tener claro si existe una querella formal

La comisionada residente Jenniffer González se resguardó en el argumento de una querella para evitar opinar directamente sobre el referido que hizo la Oficina de la Procuradora de las Mujeres (OPM) por supuesto hostigamiento en la Compañía de Turismo bajo el mando de José Izquierdo y del cual supuestamente conocían allegados del gobernador Ricardo Rosselló.

“Lo que pasa es que para hacer una denuncia de esta magnitud tienes que tener una querella. Asumo que hay querella y el trámite en (la Oficina de) Ética y tengo deferencia a esas dos agencias que tienen que adjudicar en su mérito esas denuncias”, dijo González. “Como no tengo la información, no voy a emitir juicio sobre eso”.

La OPM, bajo el mando de la exprocuradora interina, Carmen Lebrón, investigó denuncias de casos de hostigamiento sexual en la Compañía de Turismo y dijo que varios funcionarios se “cruzaron de brazos” y se hicieron de “oídos sordos” ante las quejas de estas mujeres. La información fue referida al Departamento de Justicia y a la Oficina de Ética Gubernamental (OEG).

González, quien en el pasado ha tenido expresiones contundentes sobre casos de hostigamiento sexual y violencia contra la mujer, esta vez insistió en que debía existir una querella.

“Lo primero es que cuando una persona hace una denuncia como la que se hizo, es porque hay radicación de querella. Se ha cumplido con hacer ese trámite y ahora está en Justicia y en Ética, que son los foros correspondientes”, expresó González. “Yo creo que ya, si la funcionaria (Lebrón) usó o no una querella para hacer la denuncia, son asuntos que tendrá que evaluar el ministerio público”.

Cuando se le preguntó si no tiene reservas con que Christian Sobrino, quien presuntamente conocía de las denuncias, siga en el gobierno como principal asesor financiero del gobernador, volvió a insistir en la querella.

“La pregunta es si hay querella. Hay que saber si esas denuncias surgen de una querella o surgen de la impresión del funcionario. Como yo no tengo ese detalle, no voy a emitir una categorización de un funcionario sin que haya una querella en contra o un documento que así lo estipule”, afirmó. “Como eso no ha salido de manera pública; si yo supiera que hay una querella, pero eso no se ha aclarado”.

Busca mediar entre la junta, el Ejecutivo y la Legislatura

Ante la pugna entre el Ejecutivo, la Asamblea Legislativa y la Junta Federal de Control Fiscal (asunto que llegó al Tribunal Federal), la comisionada residente reveló que intentó mediar entre las partes para conseguir una alternativa al tranque por la derogación de la Ley 80.

“He estado dialogando tanto con el gobernador como con los presidentes de los cuerpos legislativos y con la junta a ver qué otras alternativas y qué otras maneras pueden conseguirse para subsanar las diferencias de acuerdo”, dijo. “Confío que, al final del camino, tanto el gobernador como la Asamblea Legislativa y la junta van a poder encontrar ese punto”.

No precisó si favorece la derogación de la Ley 80 que garantiza una mesada para los empleados de la empresa privada cesanteados de manera injustificada.

“Entrar ahora a considerar algo que está muerto en la Legislatura no abona en nada”, afirmó.

Fuente: elvocero.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario