Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a americateve. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Tiempo

Ciudadanos se expresan satisfechos con la atención en las oficinas comerciales ahora bajo LUMA

Durante un recorrido, los clientes aplaudieron el trato de los empleados y el poco tiempo de espera

Ciudadanos que visitaron hoy, martes, las antiguas oficinas comerciales de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) en Carolina y Puerto Nuevo, que ahora son administradas por LUMA Energy, se expresaron satisfechos con el trato de los empleados, el poco tiempo de espera y que los atendieran, en algunos casos, sin cita previa.

En Carolina, al menos, el ambiente era muy distinto al de ayer, cuando –en el primer día de LUMA al mando de la red eléctrica– hubo largas filas, malestar entre los abonados y desorganización.

“Me resolvieron de lo más bien. Vine a hacer una transferencia de nombre en una cuenta. Creí que iba a encontrar una filota y no fue así. Me voy satisfecha”, dijo Irma López, residente en Trujillo Alto, al ser abordada por El Nuevo Día.

Cuestionada sobre cuánto esperó para ser atendida, respondió: “Nada”. “Llegué poco antes de la hora de mi cita y, a los 10 minutos, ya me habían llamado para atenderme”, agregó.

Embed

Por su parte, Waleska Rivera, también de Carolina, dijo que no encontró “ninguna diferencia” respecto a cuando la oficina era administrada por la AEE. “Pude resolver sin problema, como siempre. Vine a pagar mi factura, sin cita, y no encontré filas ni nada, pero casi siempre era así. LUMA está empezando ahora, así que no sé qué decirte en cuanto a expectativas. Ya el tiempo dirá”, declaró.

El gerente de turno en Carolina, Ismael Velázquez, reconoció que este martes la situación no comparaba con la de ayer, y lo atribuyó a que, “como todos los primeros días, siempre hay situaciones”. “Pero hoy, todo ha estado excelente, la oficina está cómoda. Hemos podido atender a clientes sin cita”, indicó, al resaltar que, en esta oficina, “son pocos” los empleados de la AEE que permanecieron en sus puestos, ya sea porque renunciaron, se acogieron al retiro o fueron reubicados en otras dependencias públicas como parte de la transición con LUMA.

“Experiencia magnífica”

En Puerto Nuevo, aunque había más público y algunas personas debían esperar fuera de la oficina para ser atendidas, las historias también eran optimistas.

“Una experiencia magnífica, como nunca me habían tratado aquí. Vine para un asunto de un acuerdo de pago y pude resolver. Había venido el 26 de mayo y, en esa ocasión, los empleados de la Autoridad (de Energía Eléctrica) me dijeron que mi problema no era asunto suyo. Hoy, el trato fue excelente. Ojalá que no se dañe con el tiempo”, expresó Elsa Fernández, residente en Guaynabo.

“Vine a pagar mi factura de luz, sin cita, y todo bien. Salí rápido. El proceso ha sido más o menos como siempre, y espero que se mantenga así o siga mejorando”, dijo, por su parte, Rebeca Ortiz, también vecina de Guaynabo.

Aldo Rodríguez, gerente de la oficina de Puerto Nuevo, coincidió en que la operación estaba “fluyendo en orden”, y señaló que la mayoría de los clientes que acudieron hoy solicitaron nuevas conexiones de servicio. “Como en toda transición, siempre hay un proceso de adaptación. Por eso, además de atender lo que necesitan los clientes, los estamos orientando”, dijo Rodríguez.

Tanto en Puerto Nuevo como en Carolina, los visitantes debían tomarse la temperatura y desinfectarse las manos antes de entrar a las oficinas, como parte del protocolo para evitar contagios de COVID-19.

FUENTE: elnuevodia.com

Deja tu comentario

¿Querés estar informada/o las 24hs?

Suscribite a nuestro Newsletter