Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a americateve. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
10 de febrero de 2022

Estadísticas del Departamento de Salud registran baja en pruebas realizadas y tasa de positividad de COVID-19

Las personas que están visitando los laboratorios para identificar si están contagiadas o no son mayormente porque tienen síntomas o tuvieron exposición

10 de febrero de 2022 - 12:41

En las últimas tres semanas se ha disminuido considerablemente la cantidad de personas haciéndose la prueba de laboratorio de COVID-19 en Puerto Rico. Esto ha ido a la par de una notable reducción en la tasa de positividad del virus, que ayer por la tarde estaba en 12.01%, según datos preliminares del Departamento de Salud.

Ha bajado la cantidad de gente haciéndose la prueba porque se ha quitado la obligatoriedad de pedirla en muchos lugares, como en el aeropuerto y en ciertos eventos donde los vacunados con evidencia de la tarjeta de vacunación ya no tienen que hacerse la prueba”, comentó la licenciada Ilia Toledo, directora del Laboratorio Clínico Toledo.

El pasado 28 de enero el gobernador Pedro Pierluisi emitió varias órdenes ejecutivas para el control del COVID-19 en la isla. Con relación a los viajeros, levantó el requisito para que los que regresen de un vuelo doméstico tengan que presentar una prueba negativa si están completamente vacunados (con las primeras dos dosis) y presentan evidencia de ello.

Según Toledo, la mayor parte de las personas que han estado haciéndose la prueba en estos días han sido por dos situaciones: o porque tienen síntomas del virus o estuvieron expuestas a un caso positivo y necesitan saber si están infectados o no.

Todavía hay gente saliendo positiva. Más o menos está saliendo como un 15% de positividad, pero no se han identificado brotes ni nada así”, reiteró Toledo.

Según datos del Informe de Monitoreo de COVID de Puerto Rico, las pruebas diarias se han reducido. Mientras en la semana del 16 al 22 de enero se reportaron 25,513 pruebas al día, del 23 al 29 de enero se registraron 20,395. Los datos más recientes, del 30 de enero al 5 de febrero apuntan que el promedio de pruebas diarias la semana pasada fue de 15,057. La meta para tener unos niveles saludables es que diariamente no sobrepasen las 4,500 pruebas, acorde al Informe que prepara el doctor Rafael Irizarry, profesor del Instituto de Cáncer Dana-Farber (afiliado docente de la Universidad de Harvard).

“Sí, ha habido una merma significativa, pero la mayoría de los que vienen por exposición salen positivos. Están viniendo más personas por contacto (con un caso positivo)”, comentó la licenciada Alba Rivera, expresidenta de la Asociación de Laboratorios Clínicos.

Realizarle pruebas a los casos sospechosos, dijo Rivera, es muy importante para detectar los casos positivos a tiempo y evitar que continúe la cadena de transmisión. Por eso, recomendó que las personas con sospecha de contagio acudan a sus médicos primarios para que estos evalúen si amerita que se hagan la prueba o no.

“Ha bajado la positividad (del virus), pero es importante hacerse la prueba también para que no se vea una falsa baja en la positividad porque la gente no se está haciendo la prueba”, sostuvo.

Según datos del Departamento de Salud, al día de ayer el promedio de casos confirmados por prueba molecular era de 236, mientras el promedio de casos probables por prueba de antígeno era de 383.

Ayer se reportaron 24 defunciones por COVID-19. Aunque 19 de ellas fueron en personas mayores de 65 años, una de ellas fue en un joven de solo 22 años. Entre tanto, ayer se reportaron 250 hospitalizaciones por este virus en adultos, además de otras 25 a nivel pediátrico.

Para el doctor Marcos López Casillas, gerente de investigación del Fideicomiso de Salud Pública, era de esperarse la baja de personas haciéndose pruebas.

“Han pasado varios eventos importantes que han creado un proceso de normalización”, dijo.

Se sabía, agregó, que la positividad del virus iba a bajar, así como el número de pruebas. Esto, explicó, porque en la época navideña hubo muchas personas viajando, lo que causó un repunte de contagios, al igual que por las fiestas y reuniones típicas de esas fechas.

“Esos procesos que se dieron en diciembre iban a tener muchos contagios”, dijo.

Una baja en los contagios, dijo, también se ha notado en otras partes del mundo, como Francia, Alemania, Inglaterra y Estados Unidos.

“Cuando hay muchos contagios van a haber más pruebas. La gente haciéndose pruebas ahora es porque las necesita”, concluyó.

FUENTE: elnuevodia.com

10 de febrero de 2022 - 12:41

Deja tu comentario

¿Querés estar informada/o las 24hs?

Suscribite a nuestro Newsletter