Puerto Rico 08 mayo 2018

Ferrer pide al PIP ir a Washington en vez de hacer un referéndum

El liderato independentista propuso realizar una consulta para exigir la eliminación de la JSF

El presidente del Partido Popular Democrático (PPD), Héctor Ferrer, le hizo una contraoferta al liderato del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) para que en vez de que se haga un referéndum que exija la eliminación de la Junta de Supervisión Fiscal(JSF), los tres presidentes de los principales partidos del país a cudan al Congreso y exijan la enmienda, a esos fines, de la ley federal Promesa.

“Que fuéramos juntos a visitar a los miembros de la Comisión de Recursos Naturales y al presidente (Donald Trump), y le reiteremos la petición que hice (hace algún tiempo) para que se enmiende Promesa para eliminar la JSF. El concurso de los tres presidentes de los partidos principales (de la isla) tiene un efecto fuerte”, dijo Ferrer.

“Sería prácticamente la posición de la mayoría de los puertorriqueños”, agregó.

Ayer y tras una reunión con el gobernador Ricardo Rosselló, en La Fortaleza, el presidente y presidente ejecutivo del PIP, Rubén Berríos Martínez y Fernando Martín, respectivamente, propusieron que se haga una votación en la que pueblo exija la eliminación de la JSF y, de paso, reclame al Congreso un proceso descolonizador para la isla.

La iniciativa recibió la bienvenida del gobernador, según dijo el secretario de Asuntos Públicos de La Fortaleza, Ramón Rosario Cortés, quien sostuvo que el concepto presentado se iba a “explorar la propuesta”.

El liderato del PIP aseguró que buscarían una reunión con Ferrer para, al igual que con el gobernador, presentarle la propuesta.

Sin embargo, Ferrer dijo a El Nuevo Día que su contrapropuesta “es más razonable” puesto que no equivale a erogación de fondos públicos con una consulta de pueblo.

“En vez de gastar dinero del pueblo, podemos acudir al Congreso y al presidente”, señaló.

Dijo que su contrapropuesta se la comunicó al senador independentista, Juan Dalmau y ahora espera por la coordinación de una reunión con Berríos y Martín.

El rechazo a la JSF ha crecido en las últimas semanas luego de la certificación del plan fiscal que incluye más medidas de austeridad como la reducción de las pensiones, la eliminación del bono de Navidad y la reducción en las licencias por enfermedad y vacaciones.

Estas medidas son rechazadas por el gobernador, quien no las contempla en el presupuesto recién entregado a la JSF.

Notas Relacionadas

Deja tu comentario