Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a americateve. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
24 de agosto de 2017
negocios

Harán negocios con las cenizas

Creadores de Mincrete Ecopanel explican a Primera Hora de qué trata su plan para reutilizar estos residuos de manera "segura".

24 de agosto de 2017 - 09:52

GUAYAMA. ¿Transformar las cenizas de carbón en un material útil y seguro?

Esa es la promesa de los dueños de la recién creada empresa Verde Panel.

Hasta ahora era muy poco lo que se sabía de esta compañía que se registró como una empresa doméstica con fines de lucro en el Departamento de Estado, casi dos meses antes de que el gobernador Ricardo Rosselló Nevares la anunciara como la empresa que ayudaría a cumplir su política pública de “buscar alternativas comerciales para crear empleos y lograr que se exporten las cenizas generadas en la Isla”.

Sin embargo, en la web prácticamente no existen referencias del producto que en Puerto Rico se creará a partir de las cenizas de carbón que produzca la empresa Applied Energy Systems (AES) en Guayama y se comercializará bajo el nombre Mincrete Ecopanel.

Según el empresario W.F. Skip Emig, quien aparece como agente residente de la empresa, la meta es que la totalidad de las cenizas que produce AES se usen en la creación de paneles.

Skip Emig, natural de Michigan y quien trabajó casi toda su carrera en la industria automotriz, dijo que a largo plazo lo mejor de su negocio es que se eliminará el depósito en los vertederos.

Además, con su propuesta se crearán alrededor de 150 empleos, algunos de ellos especializados.

Pero, ¿qué son exactamente estos paneles y cómo se hacen?

Skip Emig los describe como un producto resultado de una “mezcla de materia prima”, -que incluye cenizas y otros materiales que típicamente terminan en vertederos- compactados a muy alta presión y temperatura en un proceso secreto y patentizado, que luego se vierte en moldes para crear los paneles de entre nueve y 19 pies de largo.

“El (producto final) es como cerámica en términos de su estructura y sus propiedades, con un índice de resistencia al fuego de hasta cuatro horas y cumple con los estándares de sustentabilidad de ASTM (organización mundial que crea estándares a los que cada empresa se somete voluntariamente)”, indicó el empresario a Primera Hora.

Cuando se observa la muestra del panel a pequeña escala, tiene forma de bloque, pero aplanado. Sin embargo, no es tan poroso como un bloque común, pues se siente más liso y produce un sonido metálico cuando se le golpea con los nudillos.

El diseño estuvo a cargo del ingeniero australiano John Shelton.

“Empecé a trabajar con cenizas (fly ash) hace 20 años… Construí mi propia casa y he vivido en esa casa por 15 años… es un buen producto”, aseguró frente al lote de tierra donde se supone que estará lista la fábrica dentro de un año, y que ubica justo al cruzar la calle de la entrada de AES en Guayama.

¿Los paneles no son dañinos a la salud, es lo que me está diciendo?

“¿¡De dónde se sacan esa información!? El panel es sólido estructuralmente, se crea mediante una presión muy intensa… es un producto muy limpio porque se asegura químicamente el material… Nada puede salir de ahí, ningún rastro de ceniza, ni de polvo. Es a prueba de agua. Es más duro que mis dientes”.

Para probar la seguridad de los paneles, los empresarios se comprometieron a proveer muestras a tres laboratorios independientes para que éstos las sometan a las pruebas que sean necesarias y certifiquen sus propiedades. Cuando se les preguntó cuáles serían esos laboratorios mencionaron “alguna universidad local, MIT y UCLA”.

¿Cómo surge la idea?

Hace aproximadamente dos años Skip Emig llegó a la isla motivado por las leyes 20 y 22, que promueven incentivos contributivos para exportación de servicios y la residencia aquí de inversionistas extranjeros. De esa forma comenzó su primer negocio: un centro de procesamiento de datos en San Juan “que está por madurar”. Allí se encargará de convertir datos sin procesar en información de uso sencillo “para mejorar el servicio rápido en franquicias de restaurantes”, según lo describió el propio Skip Emig.

Para ese negocio ya alquiló un espacio y tiene tres empleados.

En el interín, Skip Emig conoció en su natal Michigan al australiano quien estaba a punto de retirarse. Skip Emig sabía del problema aquí con las cenizas y convenció a John de trabajar juntos para traer su concepto a Puerto Rico.

John, por su parte, explicó que empezó a elaborar paneles a partir de las cenizas en el 2001.

“Me pidieron que trabajara para proveer casas a bajo costo para los indios australianos. El gobierno me otorgó una subvención grande de unos $100,000 dólares… trabajé al principio con bloques, pero eran muy duros, muy pesados. Así que decidimos que debíamos buscar un panel de construcción que además fuera resistente al fuego”, relató.

Fue así como nació el invento que aseguró ha exportado a Sudáfrica. Afirmó que también trabajó en China donde la idea era crear ladrillos con cenizas (fly ash).

Expectativas

El dúo tiene una proyección bien ambiciosa: exportar $17 millones al año de productos.

Además se contratarían ingenieros, arquitectos y mano de obra para la fabricación de los paneles, así como personal administrativo.

La idea es que los paneles sirvan como barreras de sonido. También piensan comercializarlos en paquetes de casas prefabricadas. El plan de negocios de Skip Emig y John es aliarse con empresarios locales que fabriquen puertas, ventanas y artículos de acero, entre otros, para vender paquetes de casas listas para montarse en el menor tiempo posible.

De ahí sale su proyección millonaria de exportación.

“Lo que queremos hacer es suplir la casa completa … que incluya las paredes, el piso, el techo, las puertas… y partes de las divisiones internas. Un paquete completo que se exportará, llegará en contenedores y en una tarde la casa estará lista… quizás no es una tarde, pero que esté todo”, dijo John.

“En 12 meses hemos creado una red de vendedores y suplidores que son locales y que van a gozar del beneficio y de aumento en su valor. Los vertederos tendrán menos carga, mucha menos y vamos a terminar siendo un modelo de exhibición que se podrá reproducir en Brasil, Argentina. Y claro, AES tiene otras 16 plantas de energía que nos están mirando muy atentamente y nos están ayudando a moldear esto para que sea adaptable a sus otras 16 plantas”, aseguró Skip Emig.

Sobre los paneles para barreras de sonido ya tienen varios preacuerdos en el extranjero para la compra del 62% de lo que produzcan aquí. El dúo declinó ofrecer detalles de quiénes serían esos potenciales primeros clientes.

Se espera que la empresa tenga la capacidad de construir 300 millas de paredes-barreras, lo que según Skip Emig “es una parte muy, muy pequeña del mercado” en Estados Unidos ante una demanda alta de este tipo de producto.

Conscientes de la controversia

John y Skip Emig dijeron que todos los paneles que se produzcan en su empresa se van a exportar.

“En algún momento, cuando estimemos que sea lo correcto, en Puerto Rico se podrán beneficiar de este producto, pero por ahora no vamos a dejar nada… (porque) todo el mundo tiene que estar cómodo con esto”, señaló Skip Emig.

Para lograr su aceptación entre los boricuas van a promover reuniones comunitarias en las que contestarán todas las preguntas que la gente tenga. En la misma empresa esperan poder tener un área de demostraciones.

“Una vez que lo vean cambiará toda la perspectiva de lo que hemos creado”, dijo John.

Hay personas en este momento que están yendo a la cárcel por manifestarse en contra del depósito de las cenizas en el vertedero de Peñuelas…

Skip Emig interrumpe para asegurar: “Y estamos de acuerdo. No porque sean un peligro, no las tocaríamos si lo fueran, pero estamos de acuerdo en que todo lo que podamos hacer para evitar que lleguen al vertedero es mucho mejor para el ambiente. Puerto Rico está un poco atrás en sus metas de reciclaje, así que con nuestra necesidad de fibra, es decir, papel periódico y papel similar al cartón, eso no va a llegar a los vertederos, ni el cristal tampoco… nosotros usaremos ese cristal que se desecha”.

Amarrado el gobierno

En sus negociaciones iniciales Skip Emig y John lograron un compromiso del gobierno y contaron que se han impartido instrucciones a todas las agencias de que su proyecto es crítico para el país y por lo tanto tienen que darle una “extrema alta atención al más alto nivel” para evitar retrasos.

La explicación de los empresarios concuerda con el anuncio que hizo ayer el coordinador de revitalización de la Junta de Supervisión Fiscal, Noel Zamot, de que se agilizarán los permisos para proyectos que trabajen con mejorar áreas como la energía.

FUENTE: primerahora.com

24 de agosto de 2017 - 09:52

Deja tu comentario

¿Querés estar informada/o las 24hs?

Suscribite a nuestro Newsletter