Puerto Rico 20 agosto 2018

Inicia selección de jurado en caso de Áurea Vázquez

La mujer encara el juicio en su contra después haber sido acusada por el "asesinato por encargo" de su esposo y comerciante canadiense, Adan Anhang

A diez años y cuatro meses de ser acusada por un gran jurado por el “asesinato por encargo” de su esposo y empresario canadiense, Adan Anhang Uster, la viuda Áurea Vázquez Rijos enfrentará la justicia a partir de mañana cuando inicia el proceso de selección del jurado en la sala del juez federal Daniel Domínguez.

En relación a este caso está acusado en otro pliego, Charbel, hermano de Áurea y Marcia. Este enfrenta cargos por alegadamente impedir el arresto de Áurea y por registrar en el Departamento de Estado una empresa de viajes con el propósito de que esta generara ingresos en Italia, a fin de evitar su detención.

Asimismo, enfrenta cargos por obstrucción a la administración de la justicia, interferencia con los procedimientos y ocultar a una persona para evitar que sea arrestada.

El juicio contra Charbel se celebrará después del juicio de sus hermanas y cuñado.

El asesinato del empresario canadiense ocurrió el 22 de septiembre del 2005 en el Viejo San Juan. Vázquez Rijos huyó a Italia poco después del crimen. Esta fue acusada por un gran jurado federal el 4 de junio del 2005.

Junto a Vázquez Rijos fue acusado Alex Pabón Colón, mejor conocido como Alex “El loco”, quien se declaró culpable de asesinar al esposo de Áurea, luego de que esta le ofreciera $3 millones por quitarle la vida.

No fue hasta el 30 de junio de 2013 que Áurea fue arrestada en el aeropuerto de Barajas en Madrid, España. Ese mismo día fueron arrestados en Puerto Rico, su hermana Marcia y Ferrer Sosa.

Confiesa el asesino

La declaración jurada del agente del Negociado Federal de Investigaciones (FBI) narra que Pabón Colón fue contactado por las autoridades en abril de 2008 y fue entonces que este confesó voluntariamente que él asesinó al canadiense.

Este dijo, según la declaración, que quienes planificaron los hechos fueron Áurea, Marcia y Ferrer Sosa.

En un principio, Marcia y Ferrer Sosa le dijeron a Pabón Colón que Áurea tenía problemas con su esposo, quien supuestamente la maltrataba. Luego, el sicario conoció a Aurea en el local de su propiedad Pink Skirt, que era operado por Marcia y José.

En un momento dado, Ferrer Sosa le dijo que quería que “se encargara del problema”, en referencia al canadiense, y le ofreció $2 millones. Luego, los cuatro se reunieron y también sostuvieron conversaciones telefónicas.

El 21 de septiembre de 2005, todos se reunieron en Pink Skirt y Pabón Colón confesó que tenía la impresión de que lo que querían era que le diera una paliza al canadiense.

Luego se fueron todos en la guagua Porsche Cayenne color blanca - propiedad de Áurea- hasta el restaurante El Hamburguer, donde supuestamente la mujer le dijo que quería que asesinara a su esposo y le ofreció un cheque para que comprara un arma de fuego, pero Pabón Colón no lo aceptó.

Según la admisión de Pabón Colón, Ferrer Sosa le dijo a Áurea que le ofreciera $3 millones y así lo hizo. Le avisó que al día siguiente se estacionaría en La Cochera en Viejo San Juan y que “hiciera lo que tuviera que hacer”.

La admisión de Pabón Colón provocó la excarcelación de Jonathan Román Rivera, quien había sido encontrado culpable y cumplía una sentencia de 105 años a nivel estatal, pero luego se supo que no tuvo que ver en este caso.

Fuente: elvocero.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario