Puerto Rico 29 abril 2021

Los boricuas que regresan a la Isla son los que más incumplen con el PCR negativo

Lo revela la epidemióloga del aeropuerto en el primer día de la multa de $300 a quien no presente su prueba de covid-19

Los puertorriqueños que regresan de viaje son los primeros que no cumplen con la norma de presentar un resultado de la prueba molecular de covid-19 al llegar a Puerto Rico, y que sea negativo, informó Miriam Ramos, epidemióloga a cargo del Sistema de Vigilancia Epidemiológica del Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín (LMM).

En horas de la mañana de ayer no todos los viajeros tenían conocimiento de las nuevas normas en Puerto Rico y una parte de estos desconocía que serían multados si no presentaban el resultado de su prueba.

El designado secretario de Salud, Carlos Mellado, visitó el aeropuerto temprano en el día, y pudo observar de primera mano la situación.

“Sabemos que no todos los sistemas son perfectos. Esto es nuevo… Todos los días vamos a ir agilizando, vamos perfeccionando el sistema y vamos a ir perfeccionando cómo podemos cernir esto”, señaló en un aparte con la prensa.

Para hacer valer la orden administrativa, Mellado informó que se estableció una colecturía del Departamento de Hacienda en el aeropuerto para que los viajeros puedan pagar la multa.

“Nosotros lo que podemos controlar es la entrada al aeropuerto, la entrada a Puerto Rico, y eso es lo que estamos exigiendo”, afirmó.

¿Por qué no se restringe la entrada?

A preguntas de una periodista sobre por qué no se ha establecido en Puerto Rico que una persona sin prueba molecular o de antígenos negativa no pueda entrar a la Isla —tal y como sucede actualmente en las Islas Vírgenes— Mellado respondió: “La diferencia entre las Islas Vírgenes y Puerto Rico es la gran cantidad de pasajeros que llega”.

“Aquí llega más de 7,000; 8,000; 10,000; 12,000 pasajeros diariamente. O sea, el restringir la entrada a Puerto Rico a una gran cantidad de pasajeros es complicado, más aún cuando si tiene la prueba positiva lo que requiere el CDC (Centros para el Control y Prevención de Enfermedades) es que se bloquee ese vuelo. La persona que tiene una PCR positiva no puede montarse en un avión”, explicó.

En cuanto a la fiscalización de la orden ejecutiva, Jesús Hernández, director de la Oficina de Investigaciones de Salud, señaló que se estará velando que todo el mundo cumpla con la documentación requerida y, sobre todo, que suministren la información correcta. Sin embargo, esta oficina tiene aproximadamente 30 empleados para hacer valer la orden ejecutiva.

Hernández reconoció que recibe diariamente entre 15 a 20 referidos de personas que no han cumplido con el SARA Alert.

“Nosotros en las pasadas semanas hemos tenido viajeros que lamentablemente han tenido que visitar las correccionales, cumpliendo cárcel por violar la cuarentena”, expresó Hernández.

Por su parte, el gobernador Pedro Pierluisi, reaccionó a la situación de que una parte importante de los viajeros desconocían que ayer comenzaba la imposición de multas a quienes no mostraran su prueba de covid-19.

“En realidad esto está comenzando, pero las líneas aéreas tenían la responsabilidad de alertar a todos los viajeros, todos los pasajeros de que está (la) multa, este proceso de multa entró en vigor”, expresó el gobernador.

Dijo que el gobierno se comunicó con las líneas aéreas para alertarlas y señaló que esa es la manera razonable de hacerles saber a los visitantes que hay un proceso nuevo.

“En cuanto a la multa, si confirma o verifica que no se está sometiendo el resultado, se alerta al viajero que la multa se le va a imponer y se le alerta que puede pagar la multa. Se está haciendo todo lo que tenemos que hacer. Algo a lo que voy a estar pendiente es ver si aumenta el porcentaje de viajeros que traen la prueba”, sostuvo Pierluisi.

¿Qué dicen los pasajeros?

Ante la entrada en vigor de la orden administrativa, Ángel Merced, residente de Bayamón y quien llegó al aeropuerto en un vuelo procedente de Nueva York, manifestó que nadie le dijo que debía realizarse una prueba molecular y que si no la traía sería multado por $300. “Estaba de vacaciones. Yo me hice la prueba cuando salí de Puerto Rico para allá”, sostuvo.

De igual manera, Israel Pérez, residente en Utuado y quien llegó en un vuelo procedente de Miami, indicó que no había llenado la declaración del viajero y que, aunque se realizó la prueba, no se le había solicitado hasta ese momento. “No tuve ningún problema”, añadió.

En cambio, Alejandro Vázquez, llegó a Puerto Rico en un vuelo procedente de Florida, para visitar a su familia y trajo un resultado de prueba negativo, el cual mostró al personal del aeropuerto.

“Fue más rápido porque la otra vez cuando yo vine me tardé más. La otra vez me tardé como aproximadamente como 45 minutos y ahora fueron como 15 minutos”, contó Vázquez.

En esa misma línea, Juana Cruz, quien arribó a la Isla en un vuelo procedente de Florida, también presentó un resultado de prueba negativo. La mujer, que es residente en el municipio de Caguas, dijo que no tuvo problemas en hacerse la prueba. “Me parece muy bueno (el protocolo) y muy fácil”, sostuvo Cruz.

Entre tanto, Mellado insistió en que es importante entender que en Puerto Rico hay unas variantes, y se está manejando la situación para evitar la propagación.

“En Puerto Rico estamos haciendo un esfuerzo con el sistema de rastreo de contactos, que en el 92% de los casos los estamos atendiendo, que estamos sumamente adelante en la vacunación, que ya tenemos 860,000 personas con las dos dosis de vacuna, que tenemos más de dos millones de dosis administradas en Puerto Rico”, subrayó Mellado, y reiteró que es importante la cooperación de todos en la lucha contra la pandemia.

Fuente: elvocero.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario