Puerto Rico 08 agosto 2018

Madre aguardó cuatro días para informar muerte de hijo

El menor fue hallado sin vida en su hogar en el residencial Luis Llorens Torres

La muerte del niño Jezreell Lozada Boria, de 8 años de edad, ocurrió el pasado jueves, pero su madre guardó silencio y aguardó la noche del lunes en su hogar en el residencial Luis Llorens Torres para pedir ayuda.

Lozada Boria padecía de parálisis cerebral y estaba encamado. El agente Luis Cordero, de la División de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de San Juan, quien es un experimentado investigador de escenas, anotó en su informe que el cadáver mostraba signos de descomposición.

Agentes y fiscales entrevistaron extensamente a Zuly Boria, madre del menor, hasta tarde en la noche de ayer.

Tras la entrevista, concluyeron que la muerte pudo haber ocurrido el jueves de la semana pasada y no fue hasta la noche del lunes cuando la mujer pidió la ayuda de paramédicos, que al llegar a su apartamento determinaron que el niño no tenía signos vitales.

Se espera que hoy los agentes acudan al Negociado de Ciencias Forenses para tener un adelanto de la autopsia y corroborar que ciertamente el menor estaba en estado de descomposición, como parte de la indagación por negligencia contra la madre.

La Policía y la Fiscalía de San Juan evalúan si el menor era mantenido en condiciones infrahumanas sin recibir los cuidados necesarios.

El agente Cordero describe, además, en su informe, las cicatrices y las úlceras que presentaba el cadáver en manos, talones y tobillos.

Zuly Boria, quien llamó al 9-1-1 pidiendo el auxilio de paramédicos, sostuvo en la entrevista inicial que alimentó al menor a las 8:00 de la noche del lunes y una hora después, cuando se asomó al cuarto, ya no respondía.

La agente Carmen Bruno, de la División de Delitos Sexuales y Maltrato de Menores, y la fiscal Sonia Polanco, participan en la pesquisa, mientras los hermanitos de Lozada Boria, de 7 y 10 años de edad, quedaron bajo la custodia por emergencia del Departamento de la Familia. La secretaria de esa agencia Glorimar Andújar Matos expresó en un comunicado su pesar por la muerte y anunció que se pediría la custodia de los hermanitos mediante una acción judicial.

De determinarse que hubo negligencia en el cuido del niño, la madre podría ser acusada de cargos graves de negligencia bajo la ley para el bienestar y protección de menores.

Fuente: elvocero.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario