Puerto Rico 16 noviembre 2017

Más revelaciones en querella contra legislador Ramón Rodríguez Ruiz

Siguen saliendo a la luz detalles del incidente de violencia de género que le imputan al representante PNP.

El golpe que recibió en el rostro la directora de la oficina de distrito del representante Ramón Rodríguez Ruiz, en un incidente de violencia de género, que no ha sido aclarado, fue tan fuerte que a la fémina le hicieron un CT Scan en el hospital Menonita en Guayama.

Los pormenores del suceso los escribió de su puño y letra la propia Soniel Torres Suárez en el formulario (PPR-790), un documento que se llena para preservar los testimonios en los casos de Ley 54 de Intervención con la Violencia Doméstica, y en el cual la querellante señaló al legislador Rodríguez Ruiz como su agresor y compañero consensual.

Fuentes de Primera Hora aseguraron que la víctima narró que el incidente ocurrió la noche del pasado 10 de noviembre, en una carretera en el sector Paso Seco en Santa Isabel; e suceso trascendió el domingo a los medios de comunicación.

“Ya la relación se estaba poniendo tensa. Él le recrimina que la estaba llamando desde la 6:00 de la tarde y cuando iba por la carretera que conduce de Coamo a Santa Isabel, él vio el carro de ella y la interceptó en la carretera”, relató una de las fuentes.

“Él se baja del carro y ella desde su carro le respondió que no tenía ninguna llamada suya. Estando montada en el auto, él le dio varios puños en el rostro. El dolor era tan fuerte que la mujer acude al Hospital Menonita en Guayama, donde le hicieron un CT Scan, que la dama salió con una estilla debajo del ojo izquierdo”, sostuvo la fuente. Añadió que el médico activó el protocolo y llamó a la Policía.

“Ella cooperó con la Policía, la llevan a la Comandancia de Ponce y llenan la PPR-790. Menciona al legislador todo el tiempo. Después, llegó al lugar una pareja que se identifica como abogados. Ahí ella cambia de posición y la citan a la Unidad de Investigaciones de Ponce”, detalló la fuente.

Dijo que entonces, la fiscal de turno la entrevistó y la confrontó con el testimonio que había vertido en la PPR-790.

“Ella lo aceptó, pero dijo que no quería hacerle daño y que se iría para Estados Unidos”, expresó la fuente. “La querellante dijo que se enamoró del legislador en la campaña y que llevaban once meses de relación. Aceptó hacer una declaración jurada, pero dijo que no hablaría del incidente”, aseguró otra de las fuentes.

En tanto, la secretaria de Justicia, Wanda Vázquez, indicó ayer que la fiscal del caso se encuentra en proceso de citar a las partes (la perjudicada, la policía que investigó y el médico que la atendió).

Añadió que una vez concluyan las entrevistas, la fiscal determinará si cita o no al legislador.

“Es la persona contra quien se hizo la querella y tiene unos derechos que tenemos que garantizárselos”, sostuvo Vázquez.

Indicó que la perjudicada no les ha notificado “de ninguna situación, de que haya alguna amenaza, una intimidación o que ella corra riesgo”.

Sostuvo que es una discreción de ella y “aun cuando ni siquiera hemos tenido la oportunidad de conversar con la perjudicada para ver si estas circunstancias se dan, la recomendación nuestra es que no esté cerca de la persona agresora”.

Indicó que la mujer fue entrevistada por la Fiscalía de Ponce, pero desconoce si prestó allí una declaración jurada.

En torno a la declaración jurada que la perjudicada prestó ante el abogado de Santa Isabel, Fernando Echegaray, y que trascendió en las redes sociales, la Titular de Justicia dijo que la examinarán.

“Los casos de violencia doméstica tienen muchas particularidades, muchas veces las perjudicadas se retractan o de alguna manera reciben presiones o influencias de otras direcciones. Queremos descartar que en este caso nada de eso haya ocurrido”, dijo Vázquez. Añadió que en o antes de mañana sean entrevistados.

La esposa del representante no estaba en el Capitolio

Rose Torres García, esposa del representante Rodríguez Ruiz, quien labora como ayudante del senador por el distrito de Guayama, Carlos Rodríguez Mateo, no estuvo disponible para entrevistas.

El senador dijo que Torres García no se reportó ayer al Capitolio porque estaba “realizando labores en el distrito”.

Tampoco reveló el salario que devenga ella y refirió las preguntas de Primera Hora a la Oficina de Recursos Humanos del Senado.

“Ella está muy bien preparada y cumple con todos los requisitos para el puesto”, sostuvo Rodríguez Mateo.

En cuanto al incidente de violencia de género que se le atribuye a Rodríguez Ruiz, el senador afirmó que “más allá de lo que dijo él (Rodríguez Ruiz) no me consta nada más”.

Rodríguez Mateo indicó que conoce a Rodríguez Ruiz y a su familia, así como a Torres Suárez.

“Ella ha estado colaborando en actividades en conjunto para los damnificados del huracán. Lo único que pudiera decir sobre el asunto más allá de lo que han expresado ambos, el representante y la perjudicada, es que el hecho es lamentable, no importa quién lo haya protagonizado”, afirmó.

Fuente: primerahora.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario