Puerto Rico 12 abril 2018

Municipio de Cidra anuncia despidos

Ante la realidad fiscal que dejó el paso del huracán María y el cierre de la PepsiCo en ese pueblo

El alcalde de Cidra, Javier Carrasquillo Cruz, anunció hoy a los directores y empleados de todas las dependencias municipales la activación de medidas para reducir gastos, ante la realidad fiscal que dejó el paso del huracán María y el cierre de la PepsiCo en ese pueblo.

“El cierre de operaciones de PepsiCo significa una pérdida de 7.5 millones de dólares en el cobro de patentes municipales; una reducción de un 40% del presupuesto operacional. El presupuesto del próximo año fiscal se reducirá de $18.6 millones a $11.1 millones, para el 1 de julio de 2018. Ante esta situación, tenemos que producir 7.5 millones de dólares en economías para el año fiscal 2018-2019”.

Con ello, dijo que el municipio de Cidra implementará cuatro medidas para garantizar el funcionamiento del municipio y la prestación de servicios esenciales al pueblo. Impondrá una reducción en el 25% de los contratos de servicios; otra en el 15% en las partidas de gastos en el presupuesto. Además, instaurará una reducción del 10% en los salarios del personal de confianza, incluyendo el salario del alcalde; y activará el plan de cesantías, que afectará a unos 200 empleados.

Según Carrasquillo Cruz, el municipio modeló la reducción de jornada para evitar las cesantías, pero esta alternativa solo producía el resultado necesario, si se les reducía la jornada a todos los empleados a tan solo tres horas diarias. “Hay que considerar que el presupuesto se reducirá a tan solo $11.1 millones, cuando la nómina actual del municipio es de $10.5 millones…No hay otra alternativa”, expresó.

Según lo establece la ordenanza, “las cesantías se decretarán dentro de los mismos grupos de empleados cuyos puestos tengan el mismo título de clasificación, considerando el status de los empleados, su productividad reflejada en las evaluaciones periódicas, los hábitos de puntualidad, la asistencia al trabajo y la antigüedad en el servicio”. Además, la ordenanza precisa que “los empleados de carrera deberán ser notificados por escrito sobre los procedimientos para decretar cesantías y se les notificará de su derecho de apelación”. Ninguna cesantía será efectiva a menos que se notifique con 30 días de antelación a su efectividad. “La cesantía de empleados es una de las medidas que el municipio de Cidra deberá considerar como respuesta a la enorme pérdida de recursos económicos que experimentará durante el próximo año fiscal 2018-2019”, indica el documento.

“Los pasados cinco años han sido de grandes retos. Recibimos un municipio cuyas obligaciones excedían los ingresos proyectados, provocando una deficiencia millonaria. Asumimos la encomienda y desarrollamos un plan que permitió atender eficazmente las necesidades del pueblo, incrementar los servicios y garantizar los salarios y beneficios de nuestros empleados. A la par, rescatamos la salud fiscal del municipio, reduciendo el déficit heredado y balanceando nuestro presupuesto anual”, indicó el alcalde.

“Comenzamos este año fiscal 2017-2018 confiados en continuar la obra e iniciar nuevos proyectos programados, pero el paso del huracán María cambió el rumbo de Cidra y de Puerto Rico. La interrupción de la actividad económica comercial, la eliminación del pago del IVU, la imposibilidad que ha creado la situación para que los ciudadanos cumplan con sus obligaciones contributivas han afectado directamente los ingresos municipales”, detalló.

Asimismo, puntualizó que “como si eso fuera poco, en febrero recibimos la devastadora noticia del cierre de PepsiCo, nuestro mayor contribuyente. Esta reducción de ingresos representa el golpe económico más grande que haya experimentado el municipio en toda su historia”.

Fuente: elvocero.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario