Puerto Rico 25 mayo 2018

Nuevo menú en los comedores escolares para enamorar a los estudiantes

Integra batidas de frutas y yogurt al menú para aquellos alumnos que no les gusta ir allí.

A partir de agosto, el Departamento de Educación (DE) comenzará a servir smoothies (batidas de frutas) y yogurt a los estudiantes como un esfuerzo para tratar de aumentar la asistencia de niños a los comedores escolares pues desde el año académico 2015 se ha registrado un descenso de bandejas servidas en un 8.28%.

La iniciativa -que incluyó también la integración, hace dos meses, de ricas mallorcas con azúcar en el programa de desayunos- es parte de una serie de acciones dirigidas a enganchar a los muchachos para que entren al comedor y aprovechen las alternativas agradables de consumo que tienen a su disposición dos veces al día.

Según explicó el director de la Autoridad de Escolar de Alimentos (AEA) del DE, Roger Iglesias Sepúlveda, sólo el 18% del total de la matrícula estudiantil participa del programa de desayuno. Mientras, entre el 32% y el 40% asiste al programa de almuerzos. Actualmente, la población de alumnos es de 319,422, según las últimas cifras ofrecidas por la secretaria de Educación, Julia Keleher, quien ha indicado también que la baja en matrícula se disparó tras el paso del huracán María, al extremo que en un periodo de cinco meses se trasladaron 26,674 estudiantes fuera de la Isla.

Iglesias Sepúlveda puso como ejemplo que en el 2015 unos 101,487 estudiantes desayunaron en los planteles y unos 248,367 recibieron la bandeja de almuerzo. Un año escolar después esas cifras bajaron a 81,327 y 223,077, respectivamente. Las de 2017 prefiere no tabularlas debido a que hubo una interrupción del curso escolar a causa del huracán.

“Pero sí, la asistencia al comedor desde hace tiempo es bien bajita… tenemos grandes retos para tratar de aumentar esas cifras”, expresó el funcionario.

La merma en asistencia al comedor escolar, como menciona Iglesias Sepúlveda no es de ahora. Como tampoco lo son los esfuerzos del DE por atraer a niños y jóvenes a que visiten los cerca de 1,080 comedores escolares que hay en el sistema público de enseñanza y que disfruten de los manjares que con mucho esmero confeccionan los 5,600 empleados de la AEA.

Para el 2010, según se destaca en informes periodísticos, se anunció que el DE integraría equipos electrónicos -como televisores de plasma- a los comedores escolares, esto con el fin de crear un ambiente más agradable y pertinente a la población estudiantil. La directora de la AEA para aquel entonces, Waleska Rodríguez, indicó que se había evaluado de manera informal las razones por las cuales los estudiantes no visitaban el comedor y que las respuestas constantemente eran que no se daba “variedad” de alimentos y que no les gustaba “la ambientación” del área de comer.

Apuestan a las batidas

Ocho años más tarde, el DE vuelve a la carga pero en esta ocasión agregando al menú nutricional batidas de frutas y yogurt, mediante un plan piloto que comenzará en algunas escuelas del País.

“Estamos en el proceso de requisición para ver cómo vamos a adquirir los productos y las máquinas… inicialmente, antes de hacer la inversión total, se integrará la batida a modo de prueba porque queremos ver cómo reaccionan los estudiantes”, expresó al agregar que la bebida sustituiría dos veces por semana, en desayunos y almuerzos, la fruta que por requerimiento federal hay que incluir en la bandeja de alimentos.

“Ya hicimos una pequeña muestra en una escuela y a los nenes les encantó. Todavía preguntan cuándo van a volver los smoothies. Así que esperamos que tenga éxito y sea atractivo para que entren al comedor y prueben otros alimentos”, dijo Iglesias Sepúlveda al explicar que la idea de agregar el yogur es para que sustituya la proteína en aquellos casos de niños que no les guste comer carnes.

Otras iniciativas, incluyendo competencias entre escuelas para determinar cuál logra subir más la asistencia al comedor, así como charlas nutricionales que abarquen la importancia del consumo de productos adecuados, son otras actividades que se integrarán el próximo semestre escolar. Además, ya integraron con éxito la mallorca dulce, la cual ha resultado ser uno de los alimentos preferidos de los niños desde finales de marzo.

El funcionario explicó que por disposición del patrón alimentario esbozado en el Healthy, Hunger-Free Kids Act que firmó en el 2010 el expresidente de Estados Unidos, Barack Obama, el desayuno debe incluir cereales de grano entero, grutas frescas o jugos 100% (incluyendo los producidos en la Isla), leche sin grasa y 1% baja en grasa (producida y elaborada en Puerto Rico) y, en ocasiones, proteínas como carnes, quesos y huevo del país.

Mientras, en el almuerzo debe haber cinco complementos esenciales: frutas y jugos con productos locales, hortalizas, proteínas (carnes), arroz o cereal de grano entero y leche sin grasa y 1% bajo en grasa.

El funcionario reveló que los alimentos preferidos de los alumnos de esta generación son los hamburgers, chickenburgers, nuggets, pizza y burritos.

“Pero también les gusta entrar cuando hay menús que contengan arroz… son arroceros”, expresó al destacar que el menú del AEA se elabora en seis ciclos, lo que es equivalente a seis semanas.

“Trabajamos por adelantado… ahora mismo estamos en el proceso de hacer los menús de agosto”, manifestó al exaltar la labor de las cocineras, quienes “dan el todo por complacer los gustitos de los estudiantes. Se desviven por ellos y si al estudiante no le gusta algo del menú, tratan de buscarle la vuelta con otra alternativa para que no se queden sin alimentarse”.

El efecto María en los comedores

A causa del huracán María se experimentó una dilación en incluir los cinco componentes nutricionales en la bandeja que el estudiante recibe en el comedor escolar. De hecho, la secretaria del DE, Julia Keleher, envío en enero pasado un comunicado de prensa en el que abarcó el tema y explicó que por causa del fenómeno atmosférico hubo escasez de algunos alimentos incluyendo proteínas (carnes), granos, leche, frutas y hortalizas.

Para mitigar la disminución de alimentos, la Secretaria solicitó una dispensa al Departamento de Agricultura Federal, al tiempo que hubo conversaciones con el Departamento de Agricultura local a fin de conocer la oferta existente de productos elaborados locales y que cumplan con el régimen nutricional establecido.

Aunque el sector agrícola se está recuperando, según el director de la Autoridad Escolar de Alimentos la oferta de cosecha local no puede cumplir con la demanda del DE, por lo que se han visto obligados a traer productos de otras jurisdicciones.

“Siempre se utilizan productos del País, pero por la situación de María, ahora mismo es bien difícil adquirir productos locales porque la producción está aguantada”, expresó Iglesias Sepúlveda.

Vuelven los alimentos gratis en verano

Como en años anteriores, en los meses de junio a agosto, regresa el Programa de Servicios de Alimentos en Verano, un servicio que se ofrece libre de costo a niños entre 1 a 18 años que se encuentren disfrutando de varias actividades como campamentos, excursiones, entre otros. Igualmente, aplica a los niños y jóvenes que estén en receso escolar y no participen de actividades grupales organizadas.

Los alimentos que se ofrecerán serán desde una comida (un almuerzo), dos comidas (que puede ser desayuno y almuerzo) y hasta tres comidas diurnas para campamentos o residencial (si cualifica para "Certificado de Elegibilidad para Participantes" por cada familia que tenga niños en la actividad).

“Estas cocinas abiertas son para todos los niños y jóvenes… sólo tienen que llegar a pedir la comida y se les da”, dijo Iglesias Sepúlveda al recordar que también pueden adquirir los alimentos personas con discapacidades física o mental, mayores de 18 años, que participen en un programa de educación pública o privada reconocida por el Estado.

Los interesados en obtener mayor información sobre el programa de verano pueden comunicarse con personal de la Autoridad de Alimentos al teléfono: 787-773-6130 extensiones 6331 o 2684.

Notas Relacionadas

Deja tu comentario