Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a americateve. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
8 de noviembre de 2022
Gobierno

Optimizar las carreteras de la Isla tomará 45 años

La Autoridad de Carreteras trabaja un plan a largo plazo

8 de noviembre de 2022 - 10:04

Carreteras anticuadas, laxa planificación, décadas de dejadez y la propia naturaleza, son solo algunos de los factores que han complicado el proceso de optimización del sistema vial de Puerto Rico, trabajos que podría tardar hasta 45 años, según el director ejecutivo de la Autoridad de Carreteras y Transportación (ACT), Edwin González Montalvo.

De acuerdo con el funcionario, Carreteras está elaborando un plan a largo plazo de la totalidad de las inversiones de capital que se tienen que hacer en la red de carreteras del País.

“El plan es a 45 años. Son obras que hay que hacer, incluyendo corredores nuevos que hay que integrar. En esencia, es el plan maestro de trabajo”, informó González Montalvo.

El funcionario comparó las métricas del plan a largo plazo con las que tiene que presentar ante el tribunal federal en el informe State of Good Repair, ya que esta dependencia se encuentra todavía bajo el Título III de la Ley para la Supervisión, Administración y Estabilidad Económica de Puerto Rico (Promesa).

“Estamos enfocados en realizar las inversiones necesarias para salvaguardar y mejorar nuestras vías con un plan bien agresivo, pero son cosas que no son de la noche a la mañana, estamos hablando de décadas de dejadez”, sostuvo.

Planificación integrada

El planificador Luis García Pelatti destacó que es necesario integrar dependencias como la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) y el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) para que cualquier obra que sea requerida esté contemplada en los planes de trabajo de cada una.

“Las agencias no se hablan y esa coordinación es necesaria para resolver los problemas que surgen en el camino. En el caso de trabajos en una carretera, por ejemplo, esto puede tener un impacto en los sistemas de tubería de agua y el tendido eléctrico”, expuso el también economista y el expresidente de la Junta de Planificación.

El desarrollo de un plan a largo plazo, sostuvo, facilitará al gobierno el desarrollo de los presupuestos y le brinda la oportunidad de replantear ciertos proyectos ante las limitaciones presupuestarias que pueden confrontar a futuro.

“Uno de los problemas que enfrenta Carreteras es que los programas de obras capitales solamente financian obras nuevas, no el mantenimiento de instalaciones existentes; así que la conservación se paga con el dinero que asigna el gobierno o lo que consigues en fondos federales para estos fines, que no hay mucho disponible”, abundó.

Para García Pelatti, la ausencia de planificación a largo plazo quedó evidenciada en los pasados días, cuando múltiples carreteras quedaron intransitables por desprendimientos de terreno, inundaciones y el colapso de las vías a causa del mal tiempo.

“El problema de las agencias, en este caso el DTOP (Departamento de Transportación y Obras Públicas) y Carreteras, es que ellos no están haciendo las evaluaciones de necesidad, que es un ejercicio de planificación. No tenemos un retrato exacto de qué es lo que necesitamos”, agregó.

García Pelatti agregó que las evaluaciones son omitidas debido a que las dependencias gubernamentales están constantemente lidiando con presupuestos limitados.

Problemas heredados

Sobre la falta de planificación, el director ejecutivo de Carreteras entiende que en el pasado se tomaron decisiones cuestionables al determinar dónde hacer las carreteras —en especial en la zona central— y teorizó que muchas de las determinaciones se redujeron a cuál era la manera más costo efectiva de completar la obra.

“Hay muchas carreteras y terciarias —principalmente en el centro de la Isla— en terrenos inestables que cuando se construyeron no necesariamente estaban los códigos actuales. Posiblemente se construyó en la mejor manera posible para ese momento”, abundó González Montalvo.

El titular de Carreteras apuntó a que la falta de mantenimiento pudo incidir en alguna de las situaciones.

“Puede haber casos que el drenaje no se ha limpiado o se acumula el agua y eventualmente se crean fisuras, pero en la gran mayoría de los casos lo que hemos visto es el resultado de terrenos bien arcillosos que llevan acumulando agua por mucho tiempo”, subrayó el ingeniero civil.

Sostuvo que la falta de mantenimiento “incide en la mayoría de los casos que hemos visto en esos tramos comprometidos por las continuas lluvias”.

Para remediar, González Montalvo aseguró que el proceso de reconstrucción de las carreteras y puentes colapsados se hace implementando técnicas modernas y siguiendo los códigos de construcción actuales.

Añadió que es necesario para que no se repitan en el futuro problemas como lo ocurrido en un tramo de la PR-1, en Salinas, donde el río se llevó parte de la vía.

En este lugar se construyó un “piedra plain” con rocas de gran tamaño, que aguantó el embate del cuerpo de agua durante el reciente evento de inundaciones.

“Hoy día contamos con materiales innovadores y salvaguardas que se toman para el monitoreo de materiales. Precisamente nosotros tenemos un laboratorio donde se verifican los asfaltos y los agregados para ver cómo se comportan contra el agua. Todas estas cosas no necesariamente existían al momento de construir la red de carreteras en aquel momento”, reiteró.

Inversión a corto plazo

Según se informó, Carreteras ha desarrollado un plan de inversión a corto plazo que abarca un periodo de cinco años y que toma en cuenta el análisis de la rugosidad del pavimento en segmentos de las carreteras y la evaluación bianual de los sobre 2,300 puentes del País.

“Este año fiscal federal logramos obligar $263.5 millones entre fondos federales y estatales, incluyendo $94.6 millones que van directamente a pavimento, $75 millones a trabajos en puentes, $15 millones para proyectos de manejo de congestión de tránsito y $ 53.1 millones para la seguridad vial”, detalló el director ejecutivo.

Sin embargo, el plan de inversión a corto plazo fue criticado por García Pelatti, quien entiende que no toma en cuenta las proyecciones a futuro.

“Ese plan corresponde solamente al dinero que vamos a ganar en los próximos cinco años y no me dice dónde nos queremos estar viendo más allá de ese periodo y lo que necesitamos”, puntualizó.

FUENTE: elvocero.com

8 de noviembre de 2022 - 10:04

Deja tu comentario

¿Querés estar informada/o las 24hs?

Suscribite a nuestro Newsletter