Puerto Rico 19 diciembre 2017

Oscurita Navidad para muchos

Gobernador Ricardo Rosselló culpa al Cuerpo de Ingenieros por el atraso en el despacho de materiales para levantar el sistema.

El gobernador Ricardo Rosselló reconoció ayer que no se espera la llegada de transformadores necesarios para poner en pie la infraestructura eléctrica hasta, al menos, el 21 de enero próximo, mientras miles de abonados siguen sin luz y sin saber cuándo les llegará.

Rosselló indicó que hay “un comando unificado” para restablecer el sistema eléctrico, pero volvió a responsabilizar al Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos, por el atraso en el despacho de materiales.

Dijo que el comando lo integran el Cuerpo de Ingenieros, la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) y las compañías privadas contratadas.

No obstante, subrayó que el Cuerpo de Ingenieros se había encargado “del asunto de los materiales” y sostuvo que el organismo federal “es demasiado lento y no tiene sentido de urgencia”.

“Han dado poca visibilidad sobre algunas de estas cosas y ante la solicitud de que digan cuándo es que llegan estos materiales, cuándo es que los vamos a tener, ha habido un silencio increíble”, dijo en una conferencia de prensa en La Fortaleza en la que firmó la ley que da paso a la reducción y reestructuración de agencias públicas.

“He llevado este reclamo a todas las escalas porque eso es inaceptable y lo que me llega es que los transformadores, que habíamos solicitado hace un tiempo atrás no llegan hasta enero 21”, sostuvo el primer ejecutivo.

Por otro lado, el gobernador justificó el ágape que ofreció el domingo en La Fortaleza a colaboradores de su campaña política.

“¿Alguien estuvo en la fiesta, en la actividad?”, fue la respuesta de Rosselló al Primera Hora preguntarle por el agasajo político. Dijo que no fue una fiesta, sino una actividad de confraternización “con amistades”. No precisó cuánto se gastó en fondos públicos.

“Esto fue una actividad, una serie de amistades que se invitaron para acá… líderes comunitarios, amistades, entre todos. Segundo, la actividad que se llevó a cabo fue una donde lo que ocurrió fue una foto y donde los integrantes después bajaron al patio interior, compartieron entre ellos y hubo unos entremeses”, indicó.

Expresó que “no hubo música, ni alcohol”.

Tras las acusaciones de que el gobierno no ha contado a todas las personas que perecieron a consecuencia del desastre del huracán María, el gobernador ordenó ayer al Registro Demográfico y al Departamento de Seguridad Pública que revisen todas las muertes reportadas desde que el ciclón azotó al País.

Rosselló reconoció que es posible que el número de víctimas sea mayor que las 64 muertes actualmente atribuidas al huracán de categoría 4 que azotó el 20 de septiembre con vientos de hasta 155 millas y daños calculados en unos $95,000 millones.

“Vamos a pedirle a todas las agencias que abran los libros”, indicó el primer ejecutivo. Añadió que han solicitado “que se llame” a doctores que han certificado defunciones relacionadas con el paso del huracán.

“Hay una responsabilidad que recae en los médicos. Lo que queremos es que todos esos certificados los podamos evaluar para ver si (las muertes) fueron producto de causas naturales o de la catástrofe”, sostuvo.

Las autoridades dijeron que el número promedio de muertes diarias aumentó de 82 a 117 después de la tormenta.

El Nuevo Día reveló el domingo que el número de personas afiliadas a un plan Medicare Advantage que murieron después del paso de María llegó a ser más del doble de los decesos que registraban estas cubiertas médicas antes del ciclón.

Fuente: primerahora.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario