Puerto Rico 11 septiembre 2018

Presunta víctima de O'Neill radica demanda a nivel federal

El recurso legal fue incoado contra el municipio de Guaynabo y el exalcalde por presuntas represalias contra ella y su esposo

La agente Yenetamine Díaz Zayas, implicada en el caso de hostigamiento sexual contra el exalcalde de Guaynabo, Héctor O'Neill, radicó una demanda a nivel federal contra el ayuntamiento y el ex ejecutivo municipal.

En la demanda incoada por Díaz Zayas y su esposo Ángel Reyes, alega que O’Neill y el municipio incurrió en violaciones a sus derechos a la “libre asociación”. Además, alega que se les discriminó y se tomaron represalias contra ambos luego de que la agente municipal concluyera la relación en 2014 que había comenzado con el exalcalde en 2009.

En el documento de 31 páginas radicado por la abogada Becket Whitaker, se detalla la cronología de eventos que provocaron que la agente municipal se sintiera insegura luego de haber puesto punto final a dicha relación.

Además, argumenta que estos eventos le provocaron daños emocionales. Tanto a ella como a su esposo, luego de que estos contrajeran matrimonio.

Por esto, la pareja solicita una compensación monetaria de $4,010,000,000.

La alegada perjudicada había testificado a nivel estatal cómo había comenzado una relación con O’Neill.

Díaz relató a preguntas del fiscal especial independiente, Guillermo Garau que comenzó a trabajar en la Policía Municipal como cadete en el 2008. En el 2013 fue nombrada como coordinadora de Asuntos Ambientales de la Policía Municipal.

Narró que conoció al exalcalde cuando le solicitó ayuda para matricular a su hija en el Head Start de Guaynabo. Ella le preguntó si podía hablar con él y este le solicitó su número de teléfono. La perjudicada contó que le dio el número de su casa y que fue su madre quien le dio el número de celular al expolítico cuando llamó a su residencia.

Según la testigo, O’Neill le preguntó que si podía pasar por su oficina. Díaz acudió y O’Neill intentó besarla. Acto seguido, le pidió disculpas y le prometió que no iba a volver a pasar.

Relató que posteriormente una amiga de O’Neill, a la que identificó como Yolanda Rodríguez la llamó para almorzar y el exalcalde acudió al almuerzo. Acción que se repitió en otras ocasiones.

Al ser cuestionada sobre la razón por la que accedió a tener una relación con O’Neill, Díaz respondió “Accedí a tener una relación con él. Primero, porque tenía miedo de perder mi trabajo...me podía expulsar...era un hombre poderoso y le tenía terror”.

El proceso judicial a nivel estatal sigue su curso en noviembre, cuando se hará la selección del jurado. El juicio comenzará en diciembre.

Notas Relacionadas

Deja tu comentario