Puerto Rico 20 mayo 2021

Puerto Rico entra en una fase clave en la vacunación contra el COVID-19: "Ahora viene el hueso más malo de roer"

Aunque salubristas conciden que la pandemia parece estar controlada en la isla, advierten que faltan muchos escollos por superar para lograr la codiciada inmunidad de rebaño

¿Cuántas personas en Puerto Rico han completado ya el proceso de vacunación contra el COVID-19? ¿Cuándo se alcanzará la inmunidad de rebaño contra este virus?

La demógrafa advirtió que calcular la tasa de vacunación sin considerar como número base a toda la población es crear una “falsa realidad”, ya que podría arrojar un número mayor al que verdaderamente hay. Otros modelos calculan el porcentaje de la población vacunada solo tomando como base el número de personas elegibles para recibir la vacuna, que en este momento son los mayores de 12 años.

“Tenemos que aumentar el por ciento de personas completamente vacunadas del 29% que tenemos ahora a no menos de 60%, como la del modelo israelí”, dijo.

Con la tasa actual, ni Rodríguez ni Pérez recomiendan aún la eliminación del uso de mascarilla en Puerto Rico.

En cambio, el doctor Marcos López Casillas, gerente de investigación del Fideicomiso de Salud Pública, calculó que un 47% a 48% de la población ya ha completado el proceso de vacunación. Detalló que los datos entrados al sistema de Salud tienen atrasos de proveedores independientes que no han sometido todos los datos de personas vacunadas, como lo son Walgreens, CVS, Sam’s Club y Walmart.

Por su parte, el epidemiólogo Juan Carlos Reyes indicó que ya 1,045,348 personas están completamente vacunadas y se estima que hay 61,816 que están vacunados pero no han entrado al sistema, lo que representa que 33.69% de la población ya está inmunizada.

“Necesitamos que más personas de 60 años o más se vacunen, que son los que más duro les da y mueren”, dijo López Casillas.

A pesar de las discrepancias en las cifras, López Casillas anticipó que la inmunidad de rebaño podría alcanzarse para agosto o septiembre, que se estima en un 70% de la población vacunada, cuando se notarán muchos menos contagios.

El reto ahora es llegar a los que faltan por vacunar, luego de la ola inicial de personas interesadas en hacerlo.

Rodríguez sostuvo que llegar al 100% de la población vacunada es difícil. Según la demógrafa, un 11.5% de la población es menor de 12 años, quienes aún no pueden ser vacunados. Además, estimó que, entre 20% y 25% de la población, no se inoculará pues no creen en las vacunas, están inmunocomprometidos o simplemente no quieren hacerlo.

“Ahora viene el hueso más malo de roer, un sector de la población con dudas o que trabajan o cuidan a alguien y se les hace difícil ir a vacunarse”, dijo Rodríguez.

Por su parte, la doctora Iris Cardona, la nueva principal oficial médico de Salud, advirtió que, aún con atrasos en los datos de personas vacunadas, hoy un 39% de la población que ya completó su serie de vacunación y 49% tiene, al menos, una de dos dosis. “En tres a cuatro semanas, vamos a tener un mínimo de un 50% de la población vacunada”, sostuvo Cardona.

Incentivos para los vacunados

El secretario de Salud, doctor Carlos Mellado, anticipó el miércoles que, dentro de las posibles flexibilizaciones que se darán a conocer próximamente, podría permitirse que personas vacunadas no tengan que usar mascarillas en ciertos lugares. El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) hizo una recomendación a esos fines la semana pasada, pero el funcionario informó entonces que Puerto Rico no estaba preparado para ello.

El doctor José Becerra, el nuevo principal oficial de Epidemiología de Salud, informó que la tasa de positividad de casos únicos de COVID-19 en Puerto Rico ronda entre 2% y 3%, lo que hace referencia a la cantidad de pruebas moleculares que arrojan resultados positivos. Becerra resaltó, no obstante, que este es un dato que se ajustará para que los casos únicos del virus sean depurados.

Con este panorama, Mellado coincidió con el gobernador Pedro Pierluisi, quien ha adelantado que la próxima orden ejecutiva para manejar el COVID-19 -que se anticipa sea anunciada hoy- establecerá mayores flexibilizaciones, como la posible eliminación del toque de queday aumento en la ocupación de lugares cerrados.

“Vamos a ver qué pasa en las próximas dos semanas y si tenemos que ir para atrás (en las flexibilizaciones)”, indicó Mellado.

Mientras tanto, el doctor Víctor Ramos, presidente del Colegio de Médicos Cirujanos, coincidió en que la tasa de positividad de COVID-19 en Puerto Rico ya casi evidencia que la pandemia está bajo control. Estimó en 3% la tasa de positividad general y 2% la tasa de casos únicos.

“La preocupación siguen siendo los espacios cerrados (por el riesgo de contagio)”, indicó.

Ramos resaltó que la pandemia sigue y no se debe bajar la guardia, sino que es momento de promover que más personas se vacunen para llegar a la inmunidad de rebaño. Su preocupación continúa siendo la llegada de viajeros que pudieran estar contagiados.

“Se supone que la semana que viene empiecen a llegar vuelos de (las líneas aéreas de) Iberia y Avianca, que son vuelos internacionales”, dijo.

El miércoles, se informó que los residentes de Puerto Rico que regresen de un viaje podrán vacunarse en el aeropuerto internacional Luis Muñoz Marín, en Isla Verde. La inoculación, que será con la vacuna de Janssen, iniciará a partir de mañana en la zona de recogido de equipaje del terminal A, y será de lunes a domingo, de 7:00 a.m. a 11:00 p.m.

“Si no se abre aquí, la gente se va a ir afuera a ver los juegos de baloncesto, a ir conciertos, etcétera, y pueden traer nuevas variantes”, comentó Ramos.

Fuente: elnuevodia.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario