Puerto Rico 27 noviembre 2017

Ricardo Rosselló convoca al sector privado

Esta será una semana crucial para que Puerto Rico logre cambios en el proyecto congresional de reforma contributiva

De cara a lo que puede ser la recta final del debate sobre la reforma contributiva federal, el gobernador Ricardo Rosselló convocó hoy una reunión multisectorial de la industria privada para discutir cómo presionar a favor de incentivos para la inversión en Puerto Rico, un reclamo que ha quedado empañado por sus diferencias con la comisionada Jenniffer González.

Hay consenso entre las autoridades y el sector privado de la Isla en rechazar nuevos impuestos a productos manufacturados o activos intangibles de las Corporaciones de Control Foráneo (CFC) como proponen los proyectos de reforma contributiva federal.

La comisionada residente, sin embargo, no ha respaldado excluir a las CFC de Puerto Rico del impuesto mínimo global o de la repatriación obligatoria de ganancias que, con diferentes acentos, proponen también los proyectos del Senado y la Cámara baja.

Después de 17 años de no avanzar medidas que buscan un trato especial para la isla, la comisionada González ha hecho claro que prefiere crear nuevos incentivos por empleos generados e inversiones directas de las empresas estadounidenses en la isla.

Luego de que la Cámara federal aprobara su versión de reforma contributiva, la legislación del Senado - que, entre otras cosas, impondría un arbitrio de 12.5% sobre los activos intangibles de las CFC que hacen negocios en Puerto Rico-, puede ir a votación en el pleno a finales de esta semana. Primero, debe pasar mañana por el cedazo del Comité de Presupuesto, que es el que oficialmente enviará la medida al hemiciclo del Senado.

Aún hay un puñado de senadores republicanos que no está comprometido con la legislación que, a juicio del gobierno y el sector industrial puede desincentivar la inversión en Puerto Rico.

Aunque el presidente del Comité de Finanzas del Senado, el republicano Orrin Hatch (Utah), rechaza lidiar con medidas dirigidas a atender la crisis de Puerto Rico -que alcanzó niveles catastróficos tras el huracán María- dentro de la reforma tributaria federal, el gobierno de Rosselló insistirá en buscar enmiendas, dijo el director de la Administración de Asuntos Federales (PRFAA), Carlos Mercader. “Quiero ayudarlos, pero no quiero que sea en este proyecto en particular”, indicó Hatch

Los vientos para Puerto Rico no son alentadores, expresó el exgobernador Aníbal Acevedo Vilá, quien fue comisionado residente y hoy sale rumbo a la capital federal por iniciativa propia.

“Quiero entender lo que está pasando. Estoy bien preocupado después de las expresiones de Hatch. La crisis de la deuda, un gobierno sin recaudos y la crisis de María hacen de esto un contexto único. Puerto Rico no está pidiendo nada nuevo en cuanto a este tema sino que pide ‘déjanos la situación contributiva de hoy’. (Pero) todo se ha mezcla’o. Si se le hace daño a Puerto Rico, revertir eso es bien difícil”, indicó.

Para Acevedo Vilá, “la propuesta del gobernador cumple con las expectativas mínimas de Puerto Rico para el momento y no tiene ataduras ideológicas. Y hasta donde sé, es mejor que la de ella”.

La comisionada piensa que es defendible excluir a las CFC de Puerto Rico del impuesto de 20% sobre los productos que son adquiridos por sus matrices en EE.UU., con el argumento de que funcionan “bajo leyes federales de trabajo y crean empleos americanos”, pero no reclamar una “exención total” para esas empresas.

“El trato contributivo no puede ser el mismo que tienen aquellas que están en Singapur e Irlanda”, dijo la comisionada, quien hoy tiene reuniones con el equipo técnico del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara baja federal, en busca de un lenguaje que pueda incorporarse al proyecto de ley en el comité de conferencia.

González advirtió que en la Cámara baja el tema es trabajado por personas “que estuvieron en contra de la sección 936”. “Nada que suene a 936 es viable y así me lo han dicho”. Por el momento, prefiere no divulgar un posible lenguaje de enmienda al proyecto.

Hasta ayer en la tarde, González -quien está en Washington-, no había recibido invitación para la reunión de hoy en La Fortaleza. El secretario de Asuntos Públicos, Ramón Rosario, indicó que “básicamente se está tocando base con el sector privado, no hay políticos. Parte de lo que quiere discutir es la agenda de trabajo a nivel de cabildeo. Hacer la mayor presencia posible en el Congreso”.

El presidente de la Asociación de Industriales, Rodrigo Masses, sostuvo que han sostenido reuniones “tanto con el equipo gerencial del gobernador como con el de la comisionada residente”. Se mostró confiado en que el resultado final de la legislación sea favorable para Puerto Rico. “La comisionada está consciente de que se nos va la vida en este proceso y ella está consciente de lo que tiene que hacer. Me parece que ambos están yendo al mismo puerto”, dijo.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Hospitales, Jaime Plá, indicó que -tras una reunión reciente del Frente por Puerto Rico en La Fortaleza- hizo claro que el gobernador, González y PRFAA deben “hablar el mismo idioma”. “Nos afecta ir allí con diferentes mensajes”, apuntó Plá.

González obtuvo el compromiso del speaker Paul Ryan, de atender los reclamos de Puerto Rico en el comité de conferencia que buscará armonizar las diferencias con el Senado. La comisionada sostuvo que Ryan “reconoce la importancia de incentivar la economía de Puerto Rico, más aún después del huracán”.

Acevedo Vilá consideró que “el compromiso de Ryan es muy genérico” y que en la reunión de hoy en La Fortaleza debió estar la comisionada. “Esa convocatoria - subrayó Acevedo Vilá-, la tenía que hacer el sector privado y exigirle al gobernador y la comisionada que se encerraran con ellos (hasta que) salieran con una sola propuesta”.

Fuente: elnuevodia.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario