Puerto Rico 27 marzo 2018

Se entrega acusado por crimen de guardia municipal de Juncos

Llegó a una capilla católica junto a su madre, donde fue arrestado

El individuo imputado en ausencia por el crimen de un guardia municipal de Juncos en una barbería la semana pasada fue puesto bajo arresto durante la tarde de hoy, tras entregarse a las autoridades por la mediación de su progenitora en una capilla católica de una iglesia en el barrio Celada de Gurabo.

La negociación se realizó con el agente Julio Mundo, adscrito a la División de Drogas y Narcóticos.

Contra Luis A. Bonilla Viera, de 23 años, alias Luiggi, vecino del barrio Hormigas de Juncos, pesaba una orden de arresto con una fianza de $8 millones que le fue señalada por la jueza Ileana Blanco del Tribunal de San Juan, por cargos de asesinato en primer grado, tentativa de asesinato, violación a la Ley de Armas, entre ellas por el Artículo 249 del Código Penal al poner el riesgo la seguridad y el orden público al disparar un arma de fuego.

Los hechos que se le imputan ocurrieron el miércoles de la semana pasada, en la barbería Edwin Blue Barber Shop, ubicada en la calle Emilia Príncipe en Juncos donde, en común y mutuo acuerdo con una pareja de hermanos, asesinaron al policía municipal Andrés Laza Caraballo, de 31 años.

De la investigación surge que mientras Laza Caraballo se recortaba en la barbería, entró el acusado armado de un rifle junto a dos individuos, uno de estos también portando un arma larga, luego de que uno de estos sostuviera una discusión con el administrador del negocio por llamarle la atención ya que fumaba marihuana frente al local.

Acto seguido, la Policía alega que el acusado le apuntó con el rifle al comerciante y al policía municipal iniciándose un intercambio de disparos en el que falleció Laza Caraballo junto a otro de los gatilleros identificado como Carlos I. Nazario Díaz, de 19 años.

En la balacera resultó herido de bala el hermano de este último, identificado como Santos I. Nazario Díaz 18 años, quien fue dado de alta hoy para radicarle los mismos cargos que a Bonilla Viera, reveló el teniente coronel José J. García Díaz, comandante auxiliar del área de Caguas.

En ese momento, Luiggi huyó de la escena y su vehículo fue ocupado en el barrio Hormigas de Juncos donde también vivían sus compinches.

Un juez de Caguas determinó causa para su arresto y le señaló una fianza de $200 mil la cual no prestó por lo que será ingresado en prisión.

El caso fue investigado por la agente Migdalia Dávila Colón, adscrita a la División de Homicidios de Caguas en conjunto con el fiscal Juan Goyco.

Fuente: primerahora.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario