Puerto Rico 06 septiembre 2018

Una baja presión con alto potencial ciclónico podría afectar al Caribe

El sistema se encuentra a nueve días de distancia de Puerto Rico

Los residentes de Puerto Rico deben estar atentos al desarrollo de una baja presión que se encuentra en aguas abiertas del océano Atlántico y que pudiera afectar a la zona del Caribe a finales de la próxima semana, detalló el meteorólogo Emanuel Rodríguez, del Servicio Nacional de Meteorología (SNM) en San Juan.

Actualmente, el sistema se encuentra a unos nueve días de distancia de la isla. Tiene un alto potencial de desarrollo ciclónico, de un 70% en las próximas 48 horas y de un 90% en los próximos cinco días, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC) a las 8:00 a.m.

El reporte detalla que “las condiciones ambientales están conducentes para desarrollo, y se espera que se forme una depresión tropical durante los próximos días mientras el sistema se mueve hacia el oeste a oeste noroeste a través del océano Atlántico tropical”.

De convertirse en una tormenta o huracán, el sistema será nombrado Helene.

Rodríguez precisó que este sistema es el que mayor probabilidad tiene de afectar a las Antillas Menores. Esto se debe a que la onda que le sigue, la cual no ha salido de la costa oeste de África y tiene un potencial mediano de desarrollo ciclónico, “por ahora no representa ninguna amenaza”. Esto se debe a que los modelos meteorológicos exponen que se dirigiría hacia el norte sin alcanzar el Caribe.

Pero el panorama de la baja presión con alto potencial ciclónico es diferente. Varios modelos meteorológicos lo ubican afectando al Caribe y a Puerto Rico.

Estas proyecciones, según el meteorólogo, no son para que las personas se pongan nerviosas, sino para que estén atentas al desarrollo del sistema.

Hay mucha incertidumbre. Que se mantengan atentos a los boletines. Es muy temprano para saber cuál es el impacto que este sistema podría tener sobre nuestra área”, destacó.

Las proyecciones de trayectorias oficiales del NHC son de cinco días. Esto quiere decir que no es hasta, posiblemente, el domingo o el lunes que la agencia emita un modelo el cual exponga de forma clara cuál sería su posible efecto sobre Puerto Rico.

Además de estos sistemas, en la cuenca del Atlántico están activo el huracán Florence, con vientos de 115 millas por hora, y la depresión tropical Gordon, que se encuentra entre Arkansas y Mississippi con vientos de 25 millas por hora.

Septiembre es, por lo general, el mes pico de la temporada de huracanes.

Antes de que comenzara el mes, los meteorólogos pronosticaron que la temporada se tornaría activa en estos días.

Notas Relacionadas

Deja tu comentario