27 septiembre 2019

Urgen dinero para atacar erosión costera

El DRNA sigue en espera del desembolso de fondos federales

En momentos en que el 60% de las 1,225 playas del País exhibe procesos moderados o severos de erosión costera, la secretaria del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Tania Vázquez Rivera, admitió que su agencia no cuenta con fondos propios para atender esta problemática que se ha agravado en los últimos años.

“Con el proceso de quiebra y la situación fiscal en Puerto Rico, el presupuesto del departamento se ha reducido sustancialmente. Ahora mismo el departamento tiene más o menos combinado en resoluciones conjuntas menos de $100 millones para cuatro agencias”, expresó.

La funcionaria se refería a la “sombrilla” que encabeza el DRNA, bajo el cual están la Junta de Calidad Ambiental (JCA), la Administración de Recursos Naturales y la Autoridad de Desperdicios Sólidos (ADS). “No los tengo (los fondos estatales). Simplemente se mueven a través de los fondos federales. No están en el presupuesto. No nos los dan”, dijo Vázquez Rivera a preguntas de EL VOCERO.

Minutos antes, la titular del DRNA había participado de una vista pública sobre la Resolución de la Cámara 126, que ordena realizar un estudio abarcador sobre la condición actual de la agricultura, los recursos naturales y los asuntos ambientales, incluyendo toda la legislación y reglamentación de impacto a la industria en general, entre otros fines.

Vázquez Rivera anunció que se sometieron 44 cartas de intención a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) bajo el ‘Hazard Mitigation Grant Program’ de la sección 404 de la Ley Stafford para tener acceso a cerca de $85 millones en fondos federales para afrontar la erosión de las costas.

“¿Qué necesita el departamento? Definitivamente fondos. Nosotros estamos haciendo los proyectos. Se están trabajando, pero dentro de la capacidad económica que tiene el departamento en este momento. Dentro de los fondos que hemos pedido, (figuran) casi $80 millones bajo Public Assistance para estos trabajos”, añadió.

Este medio preguntó a FEMA qué había pasado con estos fondos y si había alguna fecha para su desembolso, pero se informó que “dada la naturaleza de la solicitud, la información no estaría disponible para el día de hoy (ayer)”.

Mientras se les asignan los fondos, Vázquez Rivera mencionó que el DRNA ha implementado proyectos de restauración de corales, dunas y humedales para trabajar con la erosión costera. De igual manera, ha establecido alianzas con diferentes entidades.

“Es un error decir que el departamento no está haciendo nada. El departamento lo está haciendo desde hace mucho tiempo”, manifestó.

La funcionaria señaló que el problema de erosión costera está en su punto crítico. De igual forma, indicó que solicitó y recientemente el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos (Usace, por sus siglas en inglés) adjudicó, el contrato para iniciar los trabajos de protección y reducción de riesgos costeros en el sector Parcelas Suárez de Loíza.

“En el 60% de los casos, las playas exhiben procesos diferenciados de erosión, mientras que en el otro 40% se mantiene estable o su ancho de playa aumenta”, dijo.

Asimismo, reveló que el 24% de las 799 millas lineales de costa presenta algún tipo de construcción. En muchos casos, estas construcciones se realizaron en áreas vulnerables por ser terrenos potencialmente inundables por marejadas ciclónicas, oleaje o desborde de ríos, entre otras causas.

Precisamente, hace unas semanas se aprobó una certificación de emergencia para la zona de Ocean Park, en Santurce, por el problema de erosión costera. Sin embargo, hay muchos otros lugares en la Isla donde persiste este problema y no se ha otorgado una certificación de emergencia.

“Se está trabajando caso a caso. Las puertas del departamento están abiertas y estamos trabajando con la situación. Cada vez que un área se comunica con nosotros, se va (al lugar), se hace el reconocimiento, el ‘assessment’, Manejo de Emergencias municipal o estatal se comunica con nosotros y de manera inmediata se empieza con el proceso”, sostuvo la titular del DRNA.

El Reglamento 4860 del DRNA establece que para aprobar soluciones temporales para las estructuras afectadas por erosión costera se necesita una certificación de emergencia emitida por un ente público. Sobre ese particular, el director de la Oficina de Manejo de Costas y Cambio Climático del DRNA, Ernesto Díaz, manifestó que la erosión es un proceso natural y que se ha exacerbado con el aumento del nivel del mar.

“El 60% de nuestras cosas exhibe ese proceso de erosión moderado, severo, que con diferentes episodios puede agravarse como ha sucedido en Rincón, Arecibo y en Parcelas Suárez en Loíza, donde vemos que la dinámica litoral moldea lo que es el equilibrio de esa misma playa”, dijo.

Solo una declaración de emergencia

Por su parte, el presidente de la Comisión de Agricultura, Recursos Naturales y Asuntos Ambientales de la Cámara, Joel Franqui Atiles, dijo que el comisionado del Negociado para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (Nmead), Carlos Acevedo, le había informado que la única petición de emergencia por erosión costera que le habían hecho era la de Ocean Park.

“Él me dijo que eso ‘es cuestión de 24 a 48 horas; de que cuando nos la soliciten, yo envío personal al área, tomamos fotos y documentación y yo emito la certificación rápidamente’”, abundó el legislador.

Fuente: elvocero.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Deja tu comentario